Portada :: frica :: Nelson Mandela, luchador por la libertad
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-12-2013

Mandela y Fidel

Atilio A. Boron
Rebelin


La muerte de Nelson Mandela ha precipitado una catarata de interpretaciones sobre su vida y su obra, todas las cuales lo presentan como un apstol del pacifismo y una especie de Madre Teresa de Sudfrica. Se trata de una imagen esencial y premeditadamente equivocada, que soslaya que luego de la matanza de Sharpeville, en 1960, el Congreso Nacional Africano (CNA) y su lder, precisamente Mandela, adoptan la va armada y el sabotaje a empresas y proyectos de importancia econmica pero sin atentar contra vidas humanas. Mandela recorri diversos pases de frica en busca de ayuda econmica y militar para sostener esta nueva tctica de lucha. Cay preso en 1962 y, poco despus, se le conden a cadena perpetua, que lo mantendra relegado en una crcel de mxima seguridad, en una celda de dos por dos metros, durante 25 aos, salvo los dos ltimos aos en los cuales la formidable presin internacional para lograr su liberacin mejoraron las condiciones de su detencin.

Mandela, por lo tanto, no fue un adorador de la legalidad burguesa sino un extraordinario lder poltico cuya estrategia y tcticas de lucha fueron variando segn cambiaban las condiciones bajo las cuales libraba sus batallas. Se dice que fue el hombre que acab con el odioso apartheid sudafricano, lo cual es una verdad a medias. La otra mitad del mrito le corresponde a Fidel y la Revolucin Cubana, que con su intervencin en la guerra civil de Angola sell la suerte de los racistas al derrotar a las tropas de Zaire (hoy, Repblica Democrtica del Congo), del ejrcito sudafricano y de dos ejrcitos mercenarios angoleos organizados, armados y financiados por EEUU a travs de la CIA. Gracias a su heroica colaboracin, en la cual una vez ms se demostr el noble internacionalismo de la Revolucin Cubana, se logr mantener la independencia de Angola, sentar las bases para la posterior emancipacin de Namibia y disparar el tiro de gracia en contra del apartheid sudafricano. Por eso, enterado del resultado de la crucial batalla de Cuito Cuanavale, el 23 de Marzo de 1988, Mandela escribi desde la crcel que el desenlace de lo que se dio en llamar la Stalingrado africana fue el punto de inflexin para la liberacin de nuestro continente, y de mi pueblo, del flagelo del `apartheid`. La derrota de los racistas y sus mentores estadounidenses asest un golpe mortal a la ocupacin sudafricana de Namibia y precipit el inicio de las negociaciones con el CNA que, a poco andar, terminaran por demoler al rgimen racista sudafricano, obra mancomunada de aquellos dos gigantescos estadistas y revolucionarios. Aos ms tarde, en la Conferencia de Solidaridad Cubana-Sudafricana de 1995 Mandela dira que los cubanos vinieron a nuestra regin como doctores, maestros, soldados, expertos agrcolas, pero nunca como colonizadores. Compartieron las mismas trincheras en la lucha contra el colonialismo, subdesarrollo y el apartheid Jams olvidaremos este incomparable ejemplo de desinteresado internacionalismo. Es un buen recordatorio para quienes ayer y todava hoy hablan de la invasin cubana a Angola.

Cuba pag un precio enorme por este noble acto de solidaridad internacional que, como lo recuerda Mandela, fue el punto de inflexin de la lucha contra el racismo en frica. Entre 1975 y 1991 cerca de 450.000 hombres y mujeres de la isla pararon por Angola jugndose en ello su vida. Poco ms de 2600 la perdieron luchando para derrotar el rgimen racista de Pretoria y sus aliados. La muerte de ese extraordinario lder que fue Nelson Mandela es una excelente ocasin para rendir homenaje a su lucha y, tambin, al herosmo internacionalista de Fidel y la Revolucin Cubana.

 

Atilio A. Boron. Director del PLED, Centro Cultural de la Cooperacin Floreal Gorini

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter