Portada :: frica :: Nelson Mandela, luchador por la libertad
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-12-2013

Cuando Nelson Mandela nos anim a seguir luchando por la dignidad y el reconocimiento del Pueblo Gitano

Juan de Dios Ramrez-Heredia
Rebelin


Aquella maana de Junio de 1990 se respiraba un aire diferente en Estrasburgo. Yo me atrevera a decir que incluso una luz especial iluminaba aquella tierra alsaciana que fue testigo de las guerras mundiales ms sangrientas ocasionadas por hombres que creyndose dioses condenaron al exterminio a quienes consideraron seres inferiores.

Nelson Mandela acababa de salir de la crcel donde haba permanecido durante 27 largos aos. Su delito no fue otro que el de defender a su pueblo contra el racismo y el sufrimiento al que los blancos gobernantes de Sudfrica haban sometido a la mayora negra del pas. El Parlamento Europeo haba creado en 1988 el premio Sajarov y lo concedi al prisionero Nelson Mandela que, obviamente, no pudo acudir a recogerlo porque estaba en la crcel de Robben Island. Fue el presidente del Parlamento, el espaol Enrique Barn, quien invit a Mandela a acudir a Estrasburgo para que todos los Diputados pudisemos rendirle el homenaje que tanto se mereca.

Haba nerviosismo en la sede del Parlamento porque algunos diputados, especialmente los ms significados racistas, no estaban conformes con esa visita. Se extremaron las medidas de seguridad en torno a la persona del invitado que siempre estuvo acompaado de las principales autoridades parlamentarias.

Desde aqu quiero agradecer al Presidente del Parlamento Europeo, Enrique Barn, que adems es mi amigo, que me diera instrucciones precisas para que me situara en el lugar adecuado que le permitiera a l presentarme a Nelson Mandela y hacerle conocedor de nuestra lucha por defender la causa de la comunidad gitana. Efectivamente, unos metros antes de la entrada de nuestro ilustre invitado en el Saln de Plenos de la Cmara, el Presidente Barn me hizo un gesto para que me acercara y me present a Mandela con estas palabras:

--Seor Mandela le presento a Juan de Dios Ramrez-Heredia, que es Diputado espaol, el nico que pertenece a la comunidad gitana y que tanto en el Parlamento espaol, al que antes perteneca, como ahora aqu en el Parlamento Europeo, lucha contra el racismo que padece su gente y se esfuerza por defender los derechos humanos de su comunidad.

Mandela me obsequi con una sonrisa de simpata y se interes por la causa de la comunidad gitana que, sorprendentemente para mi, no le era desconocida. Finalmente, mientras me estrechaba la mano con una fuerza clida que a mi me pareci como una bendicin celestial, me dijo:

--Siga usted luchando por defender esos ideales porque al final la victoria le acompaar.

Hoy, al recordar al hroe, al Premio Nbel de la Paz, a la figura que junto a Gandhi y Martn Luther King mejor encarna la difcil lucha contra el racismo, en estos momentos en que los racistas nos persiguen en Francia, en Italia y ltimamente en el Reino Unido. Ahora que nos matan en Grecia, en Hungra, en Eslovaquia y en tantos otros lugares, las palabras de Madiba, ─ttulo de honor que le otorgaron los ancianos de su comunidad─ representan el mejor estmulo en nuestros afanes por lograr una sociedad donde el racismo no tenga cabida.

Los gitanos de todo el mundo seguiremos su ejemplo porque, como l dijo con tanto acierto: La mayor gloria no es caer, sino levantarse siempre.

Juan de Dios Ramrez-Heredia. Abogado y periodista. Presidente de Unin Romani espaola y Vicepresidente de Unin Romani Internacional

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter