Portada :: Chile :: Elecciones presidenciales 2013
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-12-2013

Bachelet ante desafos hasta dentro de su propia coalicin

Marianela Jarroud
IPS


La promesa de reformas estructurales que modifiquen el sistema poltico heredado de la dictadura y corrijan el abismo de desigualdad en Chile, llevaron a la socialista Michelle Bachelet a un contundente triunfo en la segunda vuelta del domingo 15.

Sin embargo, esta mdica pediatra de 62 aos, experta en salud pblica y que ya gobern el pas entre 2006 y 2010, deber responder no solo a las demandas que ha venido plasmando la ciudadana en las calles, sino tambin las enormes diferencias que existen dentro de su propia coalicin.

En la Nueva Mayora, la renovada coalicin con que Bachelet se present a las urnas, incorpora al Partido Comunista (PC) y a grupos menores a la Concertacin de centroizquierda que gobern Chile desde 1990, cuando se puso fin a la dictadura de 17 aos del extinto Augusto Pinochet.

En la Concertacin tenan primaca la Democracia Cristiana (DC) y el Partido Socialista, de la mandataria electa.

Asuntos con gran peso ideolgico que Bachelet ha prometido establecer, como la despenalizacin del aborto teraputico o una Ley Culto que iguale y limite el papel de las iglesias, la obligarn a un alto papel de mediacin y de liderazgo entre sus aliados, de futuro incierto.

Bachelet obtuvo un triunfo abrumador frente a la derechista Evelyn Matthei, con 62,15 por ciento de los votos frente a 37,84 por ciento de su rival.

La expresidenta, primera gobernante reelecta desde 1932, obtuvo adems la votacin ms alta desde la restauracin democrtica.

En su programa de gobierno, Bachelet prometi reformar la Constitucin pinochetista de 1981, educacin gratuita y de calidad para el nivel superior, y una reforma tributaria, fundamentada en el incremento de impuestos a las grandes empresas.

Son anhelos de cambio que fueron impulsados por multitudinarias protestas estudiantiles desatadas en 2011, que pusieron en jaque al gobierno del derechista Sebastin Piera, y que luego se extendieron a otros sectores.

Detrs se agazapa una realidad que no alcanzan a cubrir los buenos datos econmicos, como un crecimiento anual del producto interno bruto de 5,5 por ciento o un desempleo inferior a seis por ciento de la poblacin activa.

En este pas sudamericano de 17 millones de habitantes, dos de cada tres hogares viven con menos de 1.200 dlares al mes y altamente endeudados. Adems, la mitad de los trabajadores ganan menos de 500 dlares mensuales, un monto muy para cubrir las necesidades bsicas en un pas en que segn cifras no oficiales la canasta alimentaria esencial se sita en 245 dlares.

En contraste, las 4.500 familias ms ricas tienen un ingreso mensual de ms de 40.000 dlares.

Esa desigualdad gener en los ltimos aos hartazgo de amplias capas sociales perjudicadas, que en esta ocasin se expres en la no concurrencia a las urnas, opacando el triunfo de Bachelet.

Durante la primera vuelta electoral, el 17 de noviembre, la mitad de los habilitados para votar se abstuvieron, y el domingo la abstencin aument. Concurrieron a las urnas solo 5,5 de los 13,5 millones de electores, un 59 por ciento se qued en su casa, un rcord histrico.

La presidenta electa, que iniciar su segundo mandato el 11 de marzo de 2014, contar con mayora absoluta en ambas cmaras del Congreso legislativo, tras el triunfo de su coalicin en noviembre, cuando obtuvo 21 de los 38 senadores y 67 de las 120 diputados.

Pero posturas contrapuestas dentro de su coalicin anticipan que algunas reformas no tendrn una tramitacin rpida ni fcil. A eso se sumar la mayora calificada requerida para los cambios constitucionales.

El analista Guillermo Holzmann dijo a IPS que Bachelet debe definir qu relacin tendr con los partidos polticos y qu espacio le va a dar a cada uno, y eso va a quedar reflejado en la conformacin de su gabinete.

Respecto de las diferencias, Holzmann cree que Bachelet podr asumir un papel mediador dentro de Nueva Mayora, o bien ejercer una conduccin que obligue a los partidos a someterse a lo que ella vaya decidiendo, dejando la responsabilidad de la mediacin en manos de los partidos polticos de su coalicin.

Esto ser parte de la gestin y estrategia de gobierno, agreg, y por eso ser tan importante el primer gabinete que nombre y las seales que d con l.

Segn Holzmann, si la presidenta opta por gente independiente y plantea un gobierno ms transversal, su mensaje buscar la conexin con la cantidad de personas que no han votado.

En ese escenario, al interior de la Nueva Mayora tendremos una mayor disposicin a generar un consenso o una cohesin, donde lo ms probable es que el PC no quiera ser parte del problema sino de la solucin.

Segn los pronsticos del experto, el PC se decantar por obtener cargos menores dentro del gobierno, que no sean de tanta visibilidad aun cuando sean de mucha influencia.

El analista Domingo Namuncura, del Barmetro de Poltica y Equidad, prefiere subrayar que los partidos de la Nueva Mayora provienen de la izquierda y la centroizquierda y han confluido en una propuesta programtica comn. Por lo tanto, hay una primera seal de adhesin a esos principios programticos.

Las diferencias sobre cmo avanzar en el programa pactado se resolvern con debates internos de la coalicin, dijo a IPS.

Namuncura adelant que una de las diferencias centrales podra darse a la hora de definir el mecanismo para llevar adelante la reforma constitucional, debido a que amplios sectores del PC optaran por una Asamblea Constituyente, una va a la que se opone la DC.

Ms all de las diferencias en la coalicin gobernante, Bachelet deber lidiar con la presin de los movimientos sociales, que estarn atentos a la concrecin adecuada y rpida de sus demandas.

Este mismo lunes 16, la Confederacin de Estudiantes de Chile advirti que no apoyar ninguna reforma educativa durante el prximo gobierno si esta no se elabora con la participacin de los movimientos sociales.

Mientras los simpatizantes de la prxima presidenta an festejaban, la Confederacin anunci nuevas manifestaciones para mantener la presin y precis que cobrarn la cuenta a exdirigentes del movimiento estudiantil, como la comunista Camila Vallejo, electa como diputada.

El nuevo gobierno debe buscar mecanismos que puedan recoger esa diversidad de demandas que no estn siendo canalizadas por el sistema, con respuestas en un tiempo prudente, porque hay una sociedad que no parece dispuesta a esperar, advirti Holzmann.

El reto de Bachelet, en definitiva, ser cumplir con el compromiso que adquirien su sitio digital tras su victora: Comienza el Chile de todos.


http://www.ipsnoticias.net/2013/12/bachelet-ante-desafios-hasta-dentro-de-su-propia-coalicion/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter