Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-12-2013

La demolicin de hogares en Jerusaln Este

Martn A. Martinelli
Rebelin


Desde el punto de vista de la Municipalidad de Jerusaln, la construccin ilegal es una decisin poltica con consecuencias de enorme alcance que pone en peligro la propia virtud del gobierno israel en Jerusaln Este. La paradjica queja israel de Edificio poltico (eufemismo para denominar construcciones palestinas) evidencia que el miedo ha superado la racionalidad. El rgimen israel adquiere as el sentimiento que la soberana juda sobre Jerusaln est en peligro. El gobierno israel tiene una visin distorsionada del mundo por lo cual toma decisiones en estos casos desastrosas, lo que socava la coexistencia de los dos pueblos, y enmaraa an ms el conflicto palestino-israel. Las resoluciones que la Municipalidad de Jerusaln emana son puramente agresivas. Por lo tanto, una casa juda sin un permiso es un problema urbano, pero un hogar palestino sin un permiso es una amenaza estratgica.

Asimismo, cuando un problema se percibe en trminos de una amenaza nacional, no puede haber compromiso, la gama de soluciones es limitada y el pensamiento se mueve en una pista de agresin. La comprensin est limitada por el nacionalismo. Donde los parmetros son de carcter poltico, las soluciones sern asiduamente agresivas y errneas.

Uno de los peligros principales de la vida en los territorios ocupados es la demolicin de la casa por las autoridades militares israeles. Las demoliciones de viviendas son uno de los mtodos ms efectivos y controvertidos utilizados por las autoridades israeles para despoblar partes de los Territorios Ocupados Palestinos. Segn Amnista Internacional, a partir de 1967, cuando Israel ocup militarmente y se apropi de Cisjordania, incluida Jerusaln oriental, y la Franja de Gaza, se han demolido miles de casas palestinas. Esto socava la vida de poblaciones palestinas, que tambin viven penurias econmicas, por lo que el esfuerzo y el valor que le dan a la casa significa aos de sacrificios.

Es as que, el significado de que destruyan el hogar de una familia palestina es un sufrimiento imposible de cuantificar. El hogar es mucho ms que una mera estructura fsica. Es un centro simblico y la expresin de su condicin. Se trata de un lugar de refugio, la representacin fsica de la familia, su "casa". Para los palestinos, una casa tiene un significado adicional. Los hijos cuando se casan a construyen sus casas cerca de la casa de sus padres, y as preservan no slo la proximidad fsica, sino tambin la continuidad de la explotacin de las tierras ancestrales. Este ltimo aspecto es significativo para los refugiados arrancados de sus hogares en 1948 o 1967. La demolicin de casas, similar a su expropiacin, es un aspecto ms de la embestida a la identidad propio ser y del hombre.

La poltica de Israel en Jerusaln Este est motivada polticamente y es orientada a conservar una mayora juda en la ciudad, por lo que resulta intrincado para los palestinos obtener permisos de construccin. Segn cifras del Ministerio del Interior de Israel y el Municipio de Jerusaln occidental alrededor de 15.000-20.000 edificios en Jerusaln Este han sido construidas sin permisos, es decir, alrededor del 40% del nmero total de edificios. Estimativamente por cada edificio erigido bajo permiso, diez han sido construidas sin permisos. Lo injusto es entonces la forma en la que se otorgan esos permisos de construccin.

Desde el comienzo de la ocupacin en 1967, los sucesivos gobiernos israeles persiguieron como objetivo la judaizacin de Jerusaln Este, una desarabizacin. Una realpolitik cuyo propsito es y ha sido garantizar el control territorial, demogrfico y religioso sobre toda la ciudad. Entretanto, los parmetros de una divisin poltica de la ciudad que Bill Clinton (2000) traz ("Lo qu es rabe debe ser palestino", y "lo que es Judo debe ser israel") han de tener sentido. De un total de aproximadamente 470.000 colonos en los Territorios Palestinos Territorios, el 40% 190.000 viven en la actualidad en Jerusaln Este, con otros 96.000 en los asentamientos alrededor de Jerusaln. Los datos, cifras, medios y polticas empleadas por Israel le sirven para reforzar su control sobre la ciudad. Esto evidencia cmo Israel est tratando de excluir a Jerusaln de cualquier negociacin futura asegurndose de que la ciudad no puede ser nunca dividida a lo largo de todas las lneas, obstaculizando as los planes palestinos para desarrollar el este de Jerusaln y declararla la capital de un futuro Estado palestino.

Indudablemente la demolicin de hogares es una prctica de una violencia material y simblica inusitada, con un mensaje notorio: Aqu no hay lugar para ustedes. Si bien muchos declaran que Jerusaln puede ser considerada ...una de las ciudades ms conflictivas del globo o una no-ciudad por falta de denominador comn, o ...un volcn a punto de estallar en cualquier momento. Y esto es as hasta el presente, de todos modos podemos tener esperanza de algn tipo de solucin, aunque para ello son vitales los acuerdos en el tema de la geografa sagrada y la aspiracin de israeles y palestinos de tener a Jerusaln como Capital. Por ejemplo, el vdeo de la ONG, Paz Ahora, Por qu luchamos por la paz? deja entrever que hay personas interesadas en la paz. A nuestro juicio, han existido histricamente conflictos duraderos los cuales llegaron a superar las disidencias de diversas maneras, esto podra llegar en algn momento a esta ciudad, aunque las diferencias vistas actualmente parezcan insalvables.

No obstante, Jerusaln es considerada como la capital del pas por dos pueblos, palestinos e israeles. Adquiere un profundo significado para todos aquellos involucrados en el conflicto. Por lo tanto, una de las posturas ms aceptadas expone que un acuerdo equitativo sobre la forma de compartir Jerusaln y los lugares considerados sagrados, entre los palestinos y los israeles constituira a la vez la pieza central de un acuerdo entre estos dos pueblos y la clave para una paz justa y duradera en todo Medio Oriente. Sin un acuerdo equitativo en el manejo de Jerusaln, no habr solucin permanente del conflicto entre los palestinos y los israeles, y no habr paz duradera en la regin. Esto es debido la importancia de esta ciudad. Es necesario enfatizar, que Jerusaln tambin es importante para el Islam y los musulmanes, (ms all del lugar que ocupe en las preferencias la explanada de las Mezquitas) ya que se tiende a hacer mayor hincapi sobre las creencias depositadas en las narrativas bblicas o de la Torah.


Martn A. Martinelli, docente-investigador, autor del blog http://mediorienteactual.blogspot.com.ar.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter