Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-12-2013

Recordando al doctor Eyad el Sarraj, 1943-2013

Nancy Murray
Mondoweiss

Traducido para Rebelin por J. M.


El doctor Eyad el Sarraj, que muri el 17 de diciembre a los 70 aos yest siendo enterrado hoy en la Franja de Gaza, estaba ntimamente familiarizado con el trauma y lo que los ciclos de la violencia hacen en la psique humana y a la sociedad.

Fundador del Programa de Salud Mental de la Comunidad de Gaza en 1990, el trabajo de su vida fue ayudar a la gente a ir ms all de su trauma personal y colectivo para reconocer la humanidad bsica de todos los seres humanos.

Los derechos humanos y la salud mental iban de la mano de un hombre que, siendo un nio de cuatro aos, se vio obligado a huir con su familia de Bir al-Saba '(ahora Beersheva) a Gaza cuando se estableci el Estado de Israel. Despus de que Gaza y Cisjordania fueron ocupados por Israel en 1967, su padre y su hermano estaban entre los cientos de miles de palestinos que fueron arrestados y enfrentan la tortura durante los interrogatorios.

Como le dijo al Boston Globe en abril de 1997 cuando estaba en Boston para recibir el primer premio de derechos humanos otorgado por el Physicians for Human Rights, "Empec como mdico en Gaza y no quera estar involucrado en la poltica. Pero muchos de mis pacientes eran vctimas de la tortura y me vi involucrado arrastrados en la defensa de ellos. Defender los derechos humanos es mi gran obsesin.

El doctor Eyad Sarraj y Noam Chomsky, octubre de 2012

Eyad el-Sarraj estudi medicina en Alejandra, Egipto, en 1971 y en 1973 fue a Londres para estudiar psiquiatra. A su regreso en 1977, se convirti en el primer psiquiatra de la Franja de Gaza.

Conoc a Eyad cuando fui a Gaza en 1988 como parte de una delegacin de investigacin poco despus del comienzo de la primera intifada. Nunca olvidar la impresin de ver los hospitales llenos de hombres jvenes y nios que haban padecido la "fuerza, el poder y ​​las palizas" que el entonces ministro de Defensa israel, Yitzhak Rabin haba ordenado para sofocar un levantamiento armado de toda la poblacin, y de escuchar los gritos, disparos y el ulular de las amb ulancias durante toda la noche.

En 1988 y durante los siguientes cinco aos, se impuso a los palestinos un toque de queda a partir de las 19 horas; a veces sufran arresto domiciliario por perodos de das o incluso semanas a la vez, pero cada noche tenan que dejar las calles vacas a partir de las 7 PM.

El conductor de uno pequeo Renault blanco no estaba dispuesto a acatar esta orden militar. En cambio, todas las noches Eyad ira donde se le necesitaba, dando consuelo y atencin mdica. No hizo ningn intento de evitar los convoyes de las FDI, y en cambio segua resueltamente su camino, a veces conmigo en el asiento del pasajero.

As de lanzado era l para romper las reglas que los soldados debieron haber asumido que tena un permiso especial, aunque nunca lo tuvo. Lo que s tena era la determinacin de vivir en abierto desafo, en in reto no violento de la ocupacin, tanto como una afirmacin de la propia humanidad, y en reconocimiento de la humanidad de los dems, as sean israeles o palestinos.

Equinox , una revista canadiense public un artculo de fondo sobre Eyad en febrero de 1995, que ilustra esta cualidad:

"Una vez fue detenido durante la Intifada y un soldado israel le orden para extinguir las llamas de un neumtico ardiendo con sus propias manos. Se neg al pedido. Cuando el soldado amenaz con lretirarle su tarjeta de identificacin, el-Sarraj no protest. 'Adelante, tmala, no me importa dijo. Y cuando el soldado amenaz con golpearlo, dijo el-Sarraj, "Adelante, pero antes de hacerlo, s que hay un ser humano real detrs de ese uniforme, y me gustara que me ensees a esa persona". Asomaron lgrimas a los ojos del soldado y luego se retir".

Cmo le era posible mantener la cordura en las condiciones inhumanas de la ocupacin? Mientras la primera Intifada estaba en su apogeo, Eyad se dedic a la creacin de un centro que trabajara para superar el estigma asociado a la enfermedad mental, y proporcionar a la familia y a la comunidad un tratamiento basado a gran escala. Recuerdo muy bien una discusin que tuvimos en 1989 sobre sus ideas para el programa de tratamiento de las enfermedades mentales en la comunidad de Gaza -Gaza Community Mental Health Program (GCMHP). Me pareca que iba a ser un proyecto de muchos aos de preparacin.

Pero al ao siguiente, cuando visit Gaza, la sede ya estaba construida y el personal estaba siendo entrenado. Pronto, el GCMHP tena clnicas en los campos de refugiados, y haba establecido una serie de programas de capacitacin, programas de intervencin en crisis, proyectos especiales que trabajaban con nios y entrenaban a mujeres, y un departamento de formacin y educacin que ofreca cursos para maestros y enfermeras, as como un diploma de postgrado en Salud Mental de la Comunidad y en Derechos Humanos.

A mediados de 1990, el doctor El Sarraj se haba convertido en la Delegado General de la Comisin Palestina Independiente por los Derechos de los Ciudadanos. Cuando, en 1995 y nuevamente en 1996, critic las prcticas de derechos humanos no slo de los ocupantes israeles, sino tambin de la Autoridad Palestina, fue detenido en tres ocasiones, y severamente golpeado en la crcel.

Ms tarde acab dando asesoramiento a los guardias que haban participado de la paliza, y que ellos mismos haban sido torturados en las crceles israeles.

A medida que la situacin en Gaza se hizo cada vez ms desesperada tras el inicio de la segunda Intifada en 2000, Eyad intent despertar la conciencia del mundo con sus escritos, con la publicacin de investigaciones, apariciones en los medios y con discursos de gran alcance que dio en Boston y pases de todo el globo. Y a medida que el derramamiento de sangre se intensific, tambin se intensificaron sus llamamientos para una intervencin internacional urgente para poner fin a la ocupacin israel y el ciclo sin fin de la violencia: "La gente que comete los atentados suicidas en esta Intifada", ha indicado, "son los hijos de la primera Intifada, personas que han sufrido demasiados traumas en la infancia".

Su coraje, decencia, independencia de pensamiento, y la visin de un mundo mejor hicieron de l un faro de conciencia moral y esperanza para aquellos israeles que buscan la paz con los palestinos y para los palestinos que luchan tanto con la ocupacin y sus propias divisiones polticas ruinosas.

Estas cualidades le valieron el respeto de todo el espectro poltico (como lo demuestra la pelcula The Gatekeepers) y un importante reconocimiento internacional. Adems del premio en 1997 de Mdicos por los Derechos Humanos, recibi el Premio Martin Ennals para los defensores de los derechos humanos en 1998. En 2010, cuando ya estaba enfermo con mieloma mltiple, fue galardonado con el Premio Olof Palme por su "lucha abnegada e incansable por el sentido comn, la reconciliacin y la paz entre Palestina e Israel", y el Premio Juan Jos Lpez-Ibor en Psiquiatra .

El doctor Eyad el Sarraj y su hijo Al en el jardn de su casa, alrededor de 2005

Cuando la esperanza era escasa, una caminata por la maana en la playa, una tarde jugando con su pequeo hijo Ali y pasar una velada con amigos entre las flores de su jardn en la ciudad de Gaza rejuveneca el espritu y la fe de Eyad en la bondad bsica de los seres humanos.

Incluso encontr algo positivo que decir sobre el cncer que finalmente llev su vida: "Es slo otra forma de vida", me escribi, "diferente, pero puede tener aspectos positivos. Descansas, disfrutas de las cosas que siempre quisiste hacer, disfrutas de la vida an ms. Considero que es una bendicin, ya que me hizo apreciar tantas cosas que daba por sentadas, como el color verde de mis plantas, o disfrutar del placer de ayudar a Ali a lavarse el trasero! "

El doctor Eyad el Sarraj deja una Palestina desolada, una familia doliente y amigos en todo el mundo que sentirn profundamente su ausencia.

Correccin: Este artculo originalmente deca que Eyad el Sarraj naci en 1944.

Fuente: http://mondoweiss.net/2013/12/remembering-eyad-sarraj.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter