Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-12-2013

Racismo y Filosofa:Sobre los Schwarze Hefte de Heidegger

Nicolas Gonzlez Varela
Rebelin


Hay una foto muy curiosa y vergonzosa de Martin Heidegger, que ilustra el artculo. Se tom en ocasin de un acto central en el Alberthalle de Leipzig; de izquierda a derecha aparecen: el dirigente de las tropas de asalto pardas, las Sturm Abteilung (SA) de la NSLB (asociacin de profesores nacionalsocialistas) Schulrat Geyer de Sajonia; el rector de la Universidad de Leipzig, Dr. Arthur Golf; el rector de la Universidad de Hamburgo, Dr. Eberhard Schmidt; el Dr. y telogo Friedrich K. Schumann de la Universidad de Halle; el profesor Dr. Emanuel Hirsch de la Universidad de Gttingen (telogo y traductor de Kierkegaard!); otro dirigente de las SA y NSLB Arthur Gpfert de Dresden; por supuesto, con su bigote recortado, el Rektor de la Universidad de Freiburg, el Prof. Dr. Heidegger; el Dr. Wilhelm Pinder, historiador de arte de la Universidad de Mnchen (quien deca que el Arte deba ser uerung unserer Rasse, expresin de nuestra raza aria); el rector de la Universidad de Berln Dr. Eugen Fischer (un eugenista siniestro y amigo ntimo de Heidegger) y finalmente el Dr. en medicina por la Universidad de Berln, Sauerbruch. La ocasin era un rally de intelectuales y cientficos nacionalsocialistas por Alemania, bautizado como Manifestacin de la Ciencia Alemana, con el fin de apoyar la decisin del Fhrer de abandonar la Sociedad de las Naciones. Heidegger aparece circunspecto y orgulloso, debajo de un muro de hombres de las SA, smbolo arios y de banderas con la cruz swastika. El atrezzo es casi similar al del da de la asuncin de su rectorado. La idea del rally parti del Fhrer de la Asociacin de Profesores Nacionalsocialistas (NSLB) de Sajonia, el Gauobmann Arthur Gpfert, que llegara a ser una especie de ministro de educacin sin cartera. Se supona que lo ms granado y destacado de la Intelligentsia nazi diera su apoyo a las ltimas medidas tomadas por el gobierno de Hitler, entre ellas la suspensin de todos los derechos constitucionales, la prohibicin de los partidos polticos, la disolucin del Reichstag (Parlamento), las medidas raciales y, por supuesto, la poltica exterior agresiva del III Reich.

 

El filsofo ms influyente del siglo XX en Occidente era un nazi tpico? Heidegger una suerte de Platn en Syracusa? Heidegger el filsofo de la reaccin parda, del regimen que condujo a Auschwitz? El filsofo Karl Jaspers recordaba en sus memorias parciales Notizen la siguiente ancdota: En mayo de 1933 le dije: Cmo puede gobernar a Alemania un hombre inculto como Hitler? La educacin es algo totalmente indiferente (ist ganz gleichgltig), me respondi Heidegger: Vea usted sus maravillosas manos!. En 1935 Heidegger defina al Fhrer Adolf Hitler como un Halbgott, un semi-Dios. Son bien conocidas y documentadas las relaciones ntimas, las afinidades profundas entre el filsofo y el Nacionalsocialismo. Sin embargo, tanto l como sus hagigrafos y los heideggriannes en general, as como el Mainstream acadmico, han tratado de negar, obturar o minimizar los rastros de este compromiso poltico que cuestiona el ncleo de su analtica existencial y de la dimensin tica de su filosofa. Es ya legendario el debate mal planteado de las relaciones del filsofo Martn Heidegger con el Nacionalsocialismo, con su estado racista (esta es la nueva dimensin del escndalo que se avecina) y en especial con el charisma de Adolf Hitler. En su resonancia internacional, la discusin fue estimulada por la aparicin, en Francia, del libro del filsofo chileno Vctor Faras: Heidegger et le Nazisme, en la casa editorial Verdier en 1987. [1] Aunque la discusin viene de mucho ms atrs, casi contempornea a su engagement nacionalsocialista. [2] Sera demasiado fcil y burdo esconder las verdaderas motivaciones de esta discusin si slo hacemos un enfoque estrecho sobre las limitaciones o en torno a los mritos y desmritos del libro de Faras (que tiene muchos), o el ms moderno y reciente de Faye, [3] y no alcanzamos a ver que el Fall Heidegger, la Heidegger-Kontroverse, nos permite la posibilidad de intentar realizar una constructiva re-examinacin de la perspectiva filosfica de la obra heideggeriana entre los aos 1919 y 1945, as como la conexin interna con la decisin poltica, que nos permitira hablar de una verdadera filosofa prctica. Es decir: ir incluso ms all de su nexo vital con el Nacionalsocialismo. Aun ─tal como los heideggerianos franceses hicieron reiteradas veces─ remarcando los errores evidentes, la exgesis externa o las conclusiones apresuradas de la investigacin de Faras, surgen hechos incuestionables que ya no se pueden obviar: Martin Heidegger no era slo un simpatizante naive, ni un abogado defensor de la nationalsozialistische Revolution, ms all de estar de moda o de satisfacer algunas reivindicaciones generales de la pequea burguesa de provincias, sino que en la mayora de los casos podra afirmarse con seguridad que Heidegger era plus royaliste que le Roi, donde le Roi era nada menos que el Fhrer Adolf Hitler. Y no simplemente apoy ruidosamente al NS-Staat y su despertar de Alemania, sino que la eleccin valorativa y la extrema opcin por el NSDAP emana, sin dudas, de premisas internas de su Ontologa y Filosofa de la Existencia, en especial de su concepto de Cura (Sorge), de su idea radical de la Historicidad as como del desarrollo de una autntica Filosofa de la Historia, la denominada Seinsgeschichte, Historia del Ser, como lo supieron intuir tempranamente discpulos muy cercanos a l, como Karl Lwith y Herbert Marcuse. La industria filosfica francesa siempre remarc una lnea roja que Heidegger no haba atravesado en absoluto, y que demostrara su ideologa vlkisch particular, su accidental liason con el NSDAP, la naturaleza infantil de su Nazismo privado y bizarro. Heidegger jams fue racista (ergo: no era nazi), jams fue un antisemita (ergo: no era nazi). En toda su obra impresa no existe ni una frase antisemita clamaba desde el reciente y chic Dictionnaire Martin Heidegger, [4] co-director de la obra Hadrien France-Lanord Es realmente as?

En el derecho clsico romano exista una regla de bronce: Ne bis in idem, es decir: nadie poda ser procesado dos veces por el mismo delito. Pues bien, parece que el principio penal universal no es fcil de aplicar en el debate filosfico y Heidegger volver a ser juzgado por su imbricacin profunda con la ideologa vlkisch del Nacionalsocialismo. Pero ahora estamos en un proceso ms profundo y denso, en un nivel cada vez ms complejo, con una novedad: como compaero de ruta de su pensar filosfico surge un furibundo antisemitismo. De esta manera al Heideggerianismo se le derrumba el ltimo muro de defensa del sanctasanctrum, otra grieta en el Heideggers-Kult, en especial en la capital de su culto, Pars. [5] Se anuncia en Alemania para marzo de 2014 la publicacin, dentro del caprichoso plan editorial de sus obras completas? (Gesamtausgabe), del volumen titulado Schwazen Hefte (Cuadernos Negros), inditos. La primera entrega ser en tres volmenes (alrededor de 1200 pginas) que abarcan el inquietante perodo 1933-1946, es decir: la etapa de su estrecho compromiso filosfico y poltico con el III Reich. Segn el mrketing editorial se tratara de una suerte de diario esotrico e ntimo de sus pensamientos, un Tagebuch seines Denkens, que comienza en 1931 y se detiene poco antes de su muerte en 1975. [6] Sabemos que el propio Heidegger, as como su familia, tena muchas resistencias en la aparicin de estos documentos. El editor responsable de este Nachlass ser Peter Trawny, que al parecer ha hecho circular entre un grupo de investigadores europeos, fotocopias de estos escritos inditos de Heidegger y adems un artculo de prxima aparicin titulado Heidegger: los Schwarzen Hefte y el Antisemitismo en la Historia del Ser. Seala Trawny que hay sobre todo una crtica al Judasmo (Judentum), al Cristianismo, al Nihilismo, tambin al Americanismo, al Imperialismo britnico, al Bolchevismo as como al Nazismo todos estos ismos toman desde el punto de vista de la crtica del Machenschaft (el reinado de la eficiencia total). [7] Esto obviamente lo hace de una manera problemtica. El mismo filsofo Hadrien France-Lanord, mano derecha del Cid Campeador del Heidegger inocente, Franois Fdier, asombrado y estupefacto por los documentos de Trawny, ha afirmado encontrarse profondment afflig por el descubrimiento, estimando que los objetivos filosficos finales de Heidegger en los Schwarzten son choquants, lamentables, et insupportables; incluso ha afirmado que su voz sobre el Antisemitismo en el Dictionnaire recin publicado en Francia ha quedado totalmente desactualizada.

Del Nachlass heideggeriano, desbordante ─como en el mejor Schmitt─ de tesis teolgico-polticas, brota toda la gama lexicogrfica y semntica del vocabulario nazi ms vulgar, de la agitprop nacionalsocialista de barricada: Judera como una Raza sin territorio (Eretz), con facultad del clculo, que posee el don acentuado para la contabilidad y el comercio, el judo con su tenaz habilidad instintiva para competir, el imperio del Nihilismo en estado puro a causa del desarraigo del Ser producto del Judasmo Internacional, etc., etc. Heidegger coloca como causas del olvido del Ser al Platonismo, Cristianismo, Liberalismo, Socialismo, Marxismo, y el Comunismo (igualado con el Bolchevismo judeo-asitico) es slo un desarrollo ms con el cual prosigue y se completa el despliegue del Poder. El Bolchevismo en su variante stalinista es un artculo injertado, una mercadera exportada de Occidente al Ost eslavo-asitico, y con ella lleva de contrabando a Asia su Machenschaft, el Maquinismo, central en su filosofa tarda. En un primer nivel de significado designa la capacidad de posesin de lo real en orden de dominarlo y hacerlo parte de nuestros fines subjetivos, el reino liberal del clculo y la utilidad burguesa. Pero, por primera vez y claramente, esta decadencia se relaciona estrechamente con la figura de la mediacin del judo cosmopolita y aptrida. Heidegger dice que en la Geschichte des Seyns el papel del Judasmo Mundial no es un mero asunto racial. Esta una cuestin metafsica (...) el desarraigo de todo ente fuera del Ser. La problemtica en esos aos ya es la de la pregunta sobre la Rasse-sein, que luego devendr central en los Beitrge (1936-1938) y en las clases de 1942. Pero mucho antes de esos aos, a pesar de los esfuerzos de los heidgeriannes franceses en su hermenutica de la inocencia, Heidegger manejaba plenamente y con soltura trminos tcnicos racistas funcionales a la Rassenkunde oficial del NS-Staat, de los que poda deducirse perfectamente su sesgo antisemita por defecto, como Blut (Sangre), Boden (Suelo), Rassegedanke (Pensamiento de la Raza), Stamme (Etnia como diferencia racial), Geschlecht (estamento racial), Volksgemeinschaft (comunidad racial-popular), Volksgenosse (camarada de raza), Zucht (seleccin), etc.

Finalmente, en un triste prrafo, describe Heidegger la imposibilidad racial-metafsica de los judos de acceder a la reflexin de las cuestiones filosficas esenciales, citando a su maestro y promotor en su carrerismo acadmico, Edmund Husserl. No resulta extrao que France-Lanord confiese trs branl devant une telle faillite de la pense, es decir: encontrarse conmovido ante tal falla total del pensamiento... Lo que los Hefte mostraran es que Heidegger sostuvo un complejo Racismo metafsico, pero Racismo al fin, que lo aparta de las visiones simplistas y burdas que sostenan intelectuales vlkische como Ernste Krieck o Alfred Beumler, pero que perfectamente podan considerarse pertinentes en la Weltanschauung nazi oficial. Las preguntas sobre Heidegger siguen ms abiertas ahora que en el escndalo de 1987 con el libro de Vctor Faras o en el de 2005 con el libro de Emmanuel Faye: de cmo y de cunto est implicada la ontologa heideggeriana en la decisin poltica resuelta por el Nacionalsocialismo. En realidad, esta tesis es toda una serie de cuestiones encadenadas: se puede extender este apoyo incondicional al NS-Staat, como acto filosfico, hasta el pensamiento primigenio de Heidegger, incluyendo su magnum opus trunca Ser y Tiempo?; fue efectivamente Heidegger, el de la filosofa tarda de la Kehre, un crtico al Nacionalsocialismo o simplemente se distanci del NSDAP por una idealizacin filosfica de la visin del mundo Blut und Boden?; se puede hablar de una geistige Widerstand, de una resistencia espiritual al Nacionalsocialismo desde sus posiciones filosficas despus de 1934 como intentan afirmar sus hagigrafos posmodernos?; existe un hilo de Ariadna, coherente y lgico, entre Ser y Tiempo, el NSDAP y una versin heideggeriana de la visin vlkische del nacionalsocialismo? Los Schwarzen Hefte nos darn la respuesta incuestionable y decisiva sobre la verdad del pensamiento del Maestro de Alemania.

 

 

Foto: Heidegger apoyando a Hitler.Acto del NSDAP, Leipzig, noviembre, 1933 (Tomado del diario Illustrierte Zeitung)

 

 

 

 

 



[1] Faras, Vctor; Heidegger et le Nazisme, Editions Verdier, Paris, 1987. Vctor Ernesto Faras Soto, filsofo chileno-alemn, Se gradu en la Universidad Catlica de Chile en Filosofa y Germanstica en 1961. Continu sus estudios en Freiburg, Alemania donde se doctor en Filosofa. Durante su estada en Alemania fue alumno de Heidegger, participando en el famoso seminario sobre Herclito, dado con Fink en 1966/1967; se gradu en 1967 en Freiburg con G. Schmidt, discpulo de Fink, con una tesis sobre F. Brentano. Le hizo una propuesta a Heidegger para realizar una edicin crtica de Sein und Zeit al espaol, para mejorar la deficiente traduccin de Gaos, recibiendo como respuesta que sera un trabajo intil, dada la evidente inferioridad de la lengua espaola, con respecto a la alemana, para expresar su pensamiento e incluso, el discurso filosfico en general. Faras vuelve a Chile en 1971 y retorna a Alemania despus del Golpe Militar de 1973. Faras fue investigador y profesor en la Universidad Libre de Berln hasta 2006. Actualmente se desempea como docente en la Universidad Andrs Bello. Su investigacin sobre Heidegger y el Nazismo, publicada por primera vez al francs en 1987, fue escrita en espaol y alemn, el manuscrito estaba finalizado a fines de 1985 y no fue retocado.

[2] Los textos ms polticos y nacionalsocialistas de Heidegger fueron rescatados del polvo y el olvido por un ex alumno Guido Schneeberger, dentro de un compendio heterogneo pero muy rico y poco utilizado por los investigadores de Heidegger, titulado: Nachlesse zu Heidegger. Dokumente zu seinem Leben und Denken, publicado por el autor en Berna, Suiza, en 1962, y de circulacin privada. El libro contiene once textos que pertenecen a Martin Heidegger y 217 fragmentos, en su mayora artculos de peridicos que expresan la opinin de diversos autores sobre Heidegger y sus posiciones polticas y filosficas, narrando acontecimientos provinciales y locales e informacin pertinente sobre la Universidad de Freiburg y la vida acadmico-estudiantil entre 1933 y 1937. Schneeberger en su momento no encontr editor por razones obvias.

[3] Aunque limitado a un perodo de tiempo y sin profundizar en Sein und Zeit, es til su investigacin Heidegger, l'introduction du nazisme dans la philosophie : Autour des sminaires indits de 1933-1935, Albin Michel, Paris, 2005; en espaol: Heidegger. La introduccin del nazismo en la filosofa. En torno a los seminarios inditos de 1933-1935, Akal, Madrid, 2009. Vase tambin el artculo Wie die Nazi-Ideologie in die Philosophie einzog, en: Die Zeit 34, August 18, 2005, ahora on-line: http://www.zeit.de/2005/34/AntwortHeidegger. Una crtica pertinente que podramos suscribir, es la de Sonia Sikka en su recensin: Heideggers Ambiguous Nazism, en: Dialogue, 47, 2008, pp.163166; sobre la influencia del nazi Heidegger en la alta ideologa filosfica y en la industria cultural de Francia, en especial en el Posmodernismo, Faye acaba de publicar un polmico libro: Lettre sur Derrida; Germina, 2013.

[4] Textual: Pas une seule phrase antismite dans toute luvre de Heidegger publie ce jour, bueno, salvo en las cartas a su madre y a su esposa vase la voz: Antismitisme; en: Le Dictionnaire Martin Heidegger. Vocabulaire polyphonique de sa pense, dir. par Philippe Arjakovsky, Franois Fdier, Hadrien France-Lanord; Ed. du Cerf, Paris, 2013, p. 85 y ss.; en esta obra pseudocientfica y hagiogrfica, San Heidegger no slo no era en absoluto un nazi tpico sino que se lo presenta a lo largo de casi 1500 pginas polifnicas como un arquetipo de la resistencia alemana contra Hitler!

[5] Curiosidades del Heideggeriannisme es que en Francia no existi una traduccin de la obra principal de Heidegger, hablamos de Sein und Zeit hasta el ao 1985!

[6] Aparecern en la ltima seccin de las Gesamtausgabe, IV. Abteilung (Bnde 82102), pues por pedido expreso de Heidegger, aparecern al final de su obra edita; se trata de 33 cuadernos, cuyos contenidos la editorial define de la siguiente manera: haba escrito en ellos ideas y experiencias importantes de los esfuerzos de su pensamiento a lo largo de ms de cuatro dcadas.; de los 33 originales faltan dos: berlegungen I (von 1931/32) y Anmerkungen I (von 1945/46), que se han extraviado; a este material decisivo habra que sumarle la recin aparecida correspondencia privada con sus padres y hermana: Briefwechsel mit seinen Eltern und Briefe an seine Schwester, Briefausgabe Band I.1. Hrsg. von Alfred Denker und Holger Zaborowski. Verlag Karl Alber Freiburg, Mnchen 2013; y la prxima aparicin de su correspondencia completa e indita con uno de sus grandes referentes ideolgicos, el conservador revolucionario Ernst Jnger.

[7] Sobre el concepto de Machenschaft fungiendo en la crtica al Bolchevismo, remitimos al lector a nuestro estudio preliminar a la traduccin al espaol del texto de Heidegger Koinon (1938.1940), ahora on-line: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=86465

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter