Portada :: Europa :: Las bombas de Oriente Medio explotan en Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-07-2005

En Londres ha empezado la guerra contra Irn

Michel Collon
Rebelin

Se llamaba Jack. O Robert. O Hassan. Estaba en contra de la guerra y detestaba a Bush y a Blair. Como muchos de estos londinense que el jueves por la maana iban al trabajo sin saber que era su ltimo viaje. Traducido para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


La mayora de los londinenses se opuso a la ocupacin de Iraq y haba votado a un alcalde que tambin se opona. E influenciadas por sus media, muchas otras vctimas simplemente no haban comprendido la naturaleza econmica de esta guerra.

Al condenar el brbaro acto cometido en Londres, de lo que se trata es de defender la memoria de estas vctimas. Porque Bair y Bush van a tratar de utilizar su muerte para imponer todava ms agresiones y ms sufrimientos. All y aqu.
El mismo da Bush la emprendi con Irn.

Vctimas del terrorismo? S. Pero sobre todo del gran terrorismo de Estado. El terrorismo de los ms fuertes que para seguir sindolo bombardean y torturan a un pueblo cuya nico pecado es querer seguir siendo dueos de su petrleo, de su vida, del futuro de sus hijos.

Y mientras tanto, en Bagdad todos los das es King's Cross. A causa de Blair.

Preguntas preocupantes
En estos momentos de intensa emocin y manipulacin poltico-meditica de la emocin hay que mantener la cabeza fra para plantearse dos preguntas: 1. Qu nos ocultan? 2. A quin beneficia el crmen?

Qu nos ocultan?
El viernes un alto responsable de la polica londinense declaraba : Ningn signo premonitorio permita adivinar lo que iba a suceder (Reuters, 8 de julio). De verdad? El mundo entero saba que despus de Nueva York y Madrid venda Londres. Desde haca meses se anunciaba que en Gran Bretaa se iba a celebrar el G8, momento evidentemente propicio Ahora buen, en junio extraamente los servicios de informacin britnicos haban bajado el nivel de amenaza de grave, general a importante .

Tambin despus del 11 de septiembre los servicios de informacin estadounidenses en seguida afirmaron que no haban previsto nada. Pero diversas investigaciones demostraron que saban muchas cosas y que se haban mostrado curiosamente negligentes, por no decir ms. (vase especialmente 11 septembre, pourquoi ils ont laiss faire les pirates de l'air , Peter Franssen, d www.epo.be <http://www.epo.be> , 2002)

A quin beneficia todo esto?
Los atentados de Londres ocurren en un buen momento para los partidarios de la guerra. Bush tena cada vez ms dificultades a causa de su flagrante fracaso en Iraq. Desde su propio partido se alzaban voces a favor de la retirada. Su ltimo discurso sobre un mundo ms seguro y ms de libertad no haba convencido a nadie. Y Blair estaba aislado en Europa.

La solucin ? Para unirnos necesitamos un enemigo comn , afirmaba recientemente Condoleeeza Rice. Y cmo conseguirlo? He aqu la respuesta de David Rockefeller (dirigente de Esso, de la Chase Manhattan Bank, pero tambin del todo poderoso Council for Foreign Relations donde la flor y nata de los industriales y polticos del planeta elabora la estrategia general para dirigir el mundo) : Nos encontramos en vsperas de una transformacin global. Todo lo que necesitamos es una buena crisis importante y las naciones aceptarn el Nuevo Orden Mundial

Bush y Blair necesitan el terrorismo, necesitan que las poblaciones se sientan en peligro. Para aprobar su guerra global, para ocultar que sta sirve nicamente a las multinacionales, hay que meter miedo a los ciudadanos para que apoyen la poltica violenta de sus gobernantes, como bien demostr Michael Moore en su pelcula Bowling for Columbine.
Los atentados de Londres son perjudiciales para la paz. Los autores no tienen nada en comn con la verdadera resistencia, que se dirige contra los militares o los colaboracionistas, no contra los civiles. Asesinar a civiles inocentes ayuda a Blair y Bush a cerrar las filas tras ellos, a provocar una falsa identificacin todos estamos en peligro mientras que en realidad su guerra se vuelve tambin contra la poblacin de Gran Bretaa y EEUU. Volveremos sobre este punto.
Despus del 11 de septiembre de 2001, en una semana Bush consigui que se aprobara su programa de guerra en Afganistn e Iraq, preparada desde haca mucho tiempo. Y a toda velocidad, [que se aprobara] su ley Patriot Act , ofensiva general contra las libertades en el propio Estados Unidos. Un paquete de leyes tan imponenete y complejo que habra sido necesario al menos un ao para prepararlo. No olvidemos que la misma noche del 11 de septiembre Rumsfeld, ministro del Ejrcito, declaraba: Lo que ha ocurrido hoy les convence a ustedes de que este pas debe, con toda urgencia, aumentar sus gastos de Defensa y que si es necesario el dinero para financiar estos gastos militares debe salir de las arcas de la Seguridad Social? Planes, por tanto, preparados mucho tiempo antes por el complejo militaro-industrial.
Ha aqu la respuesta a la pregunta A quin beneficia el crimen ? . Con toda seguridad maana Blair y otros tambin, como Sarkozy, vendrn a otra vez a explicarnos que para nuestra seguridad hay que sacar dinero de la Seguridad Social para aumentar los gastos militares y represivos.

Quin es responsable de la pobreza?
Despus de los atentados vimos a Bush salir del castillo de Glenneagles y dirigirse a las cmaras con voz temblorosa para elogiar a unas personas que aqu (en el G-8) buscan cmo resolver la pobreza en frica .

En realidad, si un nio muere a causa de la pobreza cada tres segundos es causa de Bush y de las multinacionales.
La pobreza del tercer mundo no cae del cielo. Es la consecuencia de cinco siglos de pillaje brutal de las materias primas y, an hoy, de la relaciones econmicas impuestas a las colonias -esta palabra sigue siendo vlida. Por medio de estas relaciones injustas las multinacionales continan succionando las riquezas del tercer mundo y ahondando de forma cada vez ms dramtica las diferencias.

Y cuando un pas quiere asegurar su desarrollo con independencia, cuando quiere simplemente obtener l mismo beneficios de su petrleo, de sus riquezas naturales o de su mano de obra, cmo reaccionan las grandes potencias? En primer lugar, tratan de someterlo por medio del chantaje del FMI y del Banco Mundial para para que abandone sus industrias, sus servicios pblicos para la poblacin, y tratan de que se convierta en un dcil pen de las multinacionales. Si esto no basta, se pasa al embargo econmico, a las guerras civiles, alimentadas desde fuera o importadas, y, finalmente, a los bombardeos o a los golpes de Estado de la CIA.

La Guerra de los Cien Aos
Cuando cay el Muro el capitalismo triunfante nos prometi un nuevo orden mundial hecho de democracia y de paz duradera. Pero a una gran parte de la humanidad siempre se le deniega el primer derecho humano, el de satisfacer el hambre. Y las guerras de EEUU, directas o indirectas, se han multiplicado: Iraq, Yugoslavia, Afganistn, Congo, el Cucaso... Y los prximos objetivos ya han sido sealados por Washington: Irn, Siria, Corea, Cuba, Venezuela, Zimbabwe, etc...

En realidad, tras la cada de la URSS y la conmocin de las relaciones de fuerza internacionales, EEUU se lanz a una guerra de los Cien Aos de la que cada una de las guerras parciales es una etapa. Esta guerra global tiene tres objetivos que estn estrechamente relacionados:
1. Controlar las materias primas, sobre todo la energa, y poder privar de ella a los rivales.
2. Acabar con todo Estado del tercer mundo que sea demasiado independiente.
3. Subordinar a las dems grandes potencias : Europa, Japn, Rusia...

De hecho, esta guerra de los Cien Aos para recolonizar el planeta, esta militarizacin de las relaciones internacionales, es la nica "solucin" que ven las multinacionales estadounidenses para salir de la crisis que ellas mismas han creado. Cmo han provocado esta crisis? Por una parte, empobreciendo a sus propios trabajadores y, por otra, a los del tercer mundo, lo que tiene como consecuencia aumentar las diferencias entre las riquezas y arruinar a aquellos que se supone iban a comprar sus mercancas. Un circulo vicioso.

Esta crisis econmica estructural es insoluble porque es una crisis debida al abismo existente entre ricos y probres; es la crisis inevitable de un sistema injusto. Y la guerra no se debe al carcter de Bush o de su equipo, no, es una estrategia para "salir de la crisis" reforzando el dominio sobre el mundo y sus riquezas. La guerra es la consecuencia de las leyes de la guerra econmica.

El control de las materias primas tiene el objetivo de asegurar una ventaja decisiva en la competencia exarcebada entre las multinacionales. Quien no obtenga esta ventaja no sobrevivir a la guerra econmica. Y como los medios de ganar no estn limitados por ninguna moral, la guerra forma parte de estos medios.

Por qu atacar a Irn ?
Por qu Irn es el prximo objetivo? Porque este pas posee unas importantes reservas petrolferas, porque es la potencia ms importante de la regin y se niega a someterse a Israel, porque los recientes intentos de hacer capitular a Tehern han fracasado.

El objetivo de atacar Irn en realidad es controlar el conjunto del petrleo tanto de Oriente Medio como de todo el planeta para permitir a EEUU ejercer un chantaje sobre el aprovisionamiento petrolfero de sus rivales: Europa, China, Japn. Quien desee controlar el mundo debe controlar todas sus fuentes de energa.

Pero tambin se trata de impedir que se constituya en Asia una alianza entre potencias resistentes. El La guerra global ha empezado, justo despus del 11 de septiembre, escribamos: "Por supuesto, el gran principio de toda poltica imperialista sigue siendo "Divide y vencers". He aqu lo que teme sobre todo EEUU en este continente asitico, como tambin explica Brzezinski : China podra ser el pilar de una alianza anti-hegemnica China - Rusia - Irn. "

ste era, de manera muy evidente, el objetivo ltimo de la guerra global puesto que [China] es el mayor mercado del futuro y el ms poderoso de los pases independientes. A partir de entonces, EEUU decidi de hecho que para seguir siendo la nica superpotencia, China era su enemigo nmero uno. Todo lo que EEUU est haciendo en el continente asitico hay que entenderlo desde esta perspectiva. Sobre todo el cerco a China, que se ha acelerado con la instalacin de bases militares en Afganistn y que va a proseguir a travs de cada episodio de la guerra global

Cada guerra es tambin contra todos nosotros
Bush y Blair quieren hacernos creer que al emprender estas guerras estn defendiendo tambin nuestro nivel de vida, en Europa y en EEUU. Que tenemos los mismos intereses que ellos frente a los pases "canallas.

Falso. Atacar a Iraq slo ha beneficiado a las multinacionales del petrleo, de armamento, de la construccin y de las finanzas. De la misma manera, si se va ms all de las mltiples mentiras mediticas, la guerra de Yugoslavia no fue un acto humanitario sino una privatizacin por medio de las bombas. El verdadero objetivo de las grandes potencias -lo atestiguan sus propios documentos estratgicos- era tomar el control de una economa que segua siendo independiente de las multinacionales y el control de una mano de obra que quera conservar los derechos sociales de la autogestin.

Acabando con estos sueos de independencia se lanzaba una advertencia muy impactante a Europa y Rusia: Abandonad todo sueo de escapar a las multinacionales!. Hacindolo se tomaba posesin de la mano de obra [de los pases] del este, ya fuera para deslocalizar ah sus fbricas, ya fuera para importar de estos pases a cantidades de fontaneros polacos, en competencia con los trabajadores de aqui para hacer bajar los salarios y aumenta los beneficios.

Esta es la razn por la que globalizcin y guerra son dos caras de una misma moneda. El objetivo de la globalizacin es situar a todos los pases del mundo bajo una presin mxima de las multinacionales, bajo un chantaje generalizado, en especial respecto a las condiciones laborales. Y la guerra no es ms que la cachiporra cuando un pueblo se niega a este chantaje.

Todo esto demuestra que una guerra de agresin de Bush y Blair (o quiz maana una guerra emprendida por la Unin Europea?) no sirve a los intereses de los trabajadores estadounidenses o europeos. Bien al contrario, ellos son quienes la pagan. En primer lugar suministrando las vcitimas, ya sea como soldados o como vctimas de atentados, pero tambin y sobre todo siendo todos ellos vctimas de un chantaje social que los sumir en el paro o en la hiperprecariedad laboral.
En una palabra, la guerra de Bush y Blair es la guerra de los ricos contra los pobres. Es una guerra contra el futuro de la humanidad. Acabar con la pobreza, acabar con la guerra es combatir a Bush y Blair. No existe trmino medio.

Next Stop Tehern
Tras los atentados de Londres, Bush se ha apresurado a denunciar la amenaza iran . Pero de hecho lleva mucho tiempo preparando su guerra contra este pas. Porque las guerras no empiezan con las bombas. Priemro es necesario una preparacin:
- Militar : preparar la logstica y las bases de apoyo del ataque (volveremos sobre ello).
- Meditica : preparar a la opinin pblica demonizando al pas que se tiene por objeivo.

Esta preparacin meditica consiste en una propaganda de guerra que juega sobre el consciente y el inconsciente.
Tema n 1. Las armas de destrucin masiva. Yes, again ! Desde hace meses los grandes media occiedentales ponen de relieve y centran la atencin, como Bush, en la amenaza nuclear iran . Mientras que Israel ya posee doscientas cabezas nucleares clandestinas y ya ha agredido a todos sus vecinos, el nico peligro que quieren hacernos temer es Tehern.

Desde luego, las armas nucleares son una plaga que hay que eliminar, pero por qu deberamos confiar ms en las de Bush y Sharon? Cmo se puede negar el derecho de un pas a defenderse de una agresin? Sin embargo, sabemos que Bagdad y Begrado han sido atacadas impunemente precisamente porque no tenan con qu defenderse siquiera un poco!
Tema n 2. El terrorismo islamista . Como el tema de las armas haba ridiculizado a Bush en el caso de Iraq, se aade el del terrorismo islamista. Bien agitado este tema tiene la ventaja de crearnos miedo en casa . Sin duda maana pseudo-revelaciones de los servicios de seguridad estadounidenses o britnicos, complacientemente relevadas, tratarn de convencernos de que Tehern estaba detrs de los atentados. Exactamente igual que Bush trat de relacionar a Sadam con Al Qaida.

Tema n 3. La democracia. Visto el fracaso del tema 2 en el caso iraqu, los redactores de los discursos de Bush nos venden ahora la guerra con otro argumento de marketing : la democracia. Se tratara de ganar para la libertad a todos esos muchos pases atacados. Resulta gracioso sabiendo que la familia Bush construy su fortuna colaborando con Hitler y despus con Ben Laden. Y que cuando George Bush padre estaba a la cabeza de la CIA protegi a los peores dictadores tanto de America latina como de otros lugares. Pero si los media no insisten demasiado sobre este negro pasado el tema de la democracia todava puede dar resultado.

En el plano de las libertades cada uno es libre de pensar lo que quiera sobre los dirigentes iranes, pero una cosa es segura: la cuestin no es esa. No es por la cara bonita de la democracia por lo que Bush intenta meter mano a este pas, es precisamente por su oro negro.

Por otra parte, es creble EEUU pretendiendo importar la democracia a Irn? En 1953 un golpe de Estado encabezdo por su CIA derroc al primer ministro Mossadegh, demasiado independiente en relacin al petrleo. Despus, seis presidentes sucesivos de EEUU impusieron al pueblo iran la dictadura fascista del Sha Pahlevi y de los terribles torturadores de la Savak : 300.000 torturados en veinte aos. Un poco amnsicos, los que dan lecciones!

Dejmonos del parloteo del Ni, ni y de la guerra por la democracia !
Ni Bush, ni los ayatollahs ? Veremos resurgir pronto esta piadosa consigna muy extendida entre la izquierda light despus de que haya hecho tanto dao a propsito de Iraq o de Yugoslavia?

En 2001 denuncibamos el efecto nefasto de las consignas Ni Bush, ni Saddam , Ni la OTAN, ni Milosevic , Ni Sharon, ni Arafat : Desde hace doce aos esta posicin dominante en la izquierda intelectual europea condena al movimiento contra la guerra a la pasividad. Porque pone en pie de igualdad al agresor y al agredido. Si todos son igual de malos no hay razn para hacer lo imposible para detener la agresin.

El Ni, ni es el cncer del movimiento contra la guerra. Hay que acabar con l. No son Sadam o Milosevic los que amenazan al mundo entero, es Bush. No son Yugoslavia o Iraq los que cada da condenan a muerte a 35.000 nios del tercer mundo, son las multinacionales..

Estados Unidos amenaza la paz en todas partes del mundo. Haciendo reproches, ya sean exactos o no, a los pases que se les resisten lo nico que se hace es el juego a la agresin. No son los gobiernos occidentales quienes tiene que decidir quin debe dirigir tal o cual pas del tercer y segn qu intereses. A quienes corresponde decidir es a los propios pueblos. Pero si se deja que Washington ocupe estas regiones ninguna lucha social o democrtica ser ms fcil, todo lo contrario. Las nicas que salen ganando con ello son las multinacionales" .
Fin de la cita.

("O en est la Yougoslavie": http://www.michelcollon.info/articles.php?dateaccess=2002-11-01%2017:05:32&log=articles <http://www.michelcollon.info/articles.php?dateaccess=2002-11-01%2017:05:32&log=articles>)

Con la ocupacin de Iraq ahora tenemos una prueba ms. Ha resuelto uno solo de los problemas del pas o, por el contrario, los ha empeorado dramticamente? Esperemos que ya no se oir ms esta desmovilizante letana Ni, ni !

El contra ejemplo de Venezuela
Se puede dar un gramo de crdito a la guerra por la democracia ? Para saber a qu atenernos examinemos el ejemplo de Venezuela. Tenemos ah a un presidente, Hugo Chvez, que ha ganado nueve elecciones en seis aos, aumentando sus votos. Qu hace Bush ? Entrega varias decenas de millones a la CIA (segn los propios documentos estadounidenses) para derrocar a un presidente elegido democrticamente. Por todos los medios posibles... Ao 2002 : intento de golpe de Estado. Fracaso. Ao 2003 : sabotaje de la industria petrolfera. Fracaso. Ao 2004 : campaa de intoxicacin [informativa] con un presupuesto enorme para tratar de expulsarlo por medio de un referendum bajo presin. Fracaso.

Furioso, Bush se muere de ganas de invadir l mismo Venezuela. Con cualquier pretexto. Por ejemplo, descubriendo ah terroristas o decretando que la vecina Colombia est amenazada . Pero est tan embrollado en Iraq que no puede hacerlo. No hay manera de llevar dos grandes guerras simultneamente. La actual resistencia del pueblo iraqu est salvando, de hecho, a los dems paises amenazados

Lo que Bush reprocha a Chvez no es la falta de democracia (hay que ir a Venezuela para medir hasta qu punto se movilizan las gentes sencillas por todos los problemas de su vida y de su futuro). No, lo que Bush reprocha a Chvez es que los ingresoso del petrleo de Venezuela se desven para financiar proyectos de alfabetizacin, de lucha contra la miseria y de servicios sanitarios para todos en vez de servir, como en otros lugares, para enriquecer a Esso y Shell. Por consiguiente, abajo Chvez, el rebelde, el populista que da mal ejemplo haciendo creer que el petrleo pertenece a su pueblo!

Por si fuera necesario este ejemplo de Venezuela prueba que las guerras de EEUU en absoluto tienen por objetivo la libertad o la democracia, sino solamente el oro negro y el dominio del mundo. Supongamos que maana los dirigentes de Tehern se someten a la voluntad de Esso y Shell, como hacen los rgimenes rabes amigos de Kuwait o de los Emiratos... Se oiran entonces todas estas campaas de crticas sobre sus armamentos o sobre su concepcin de la mujer?

Dividir por medio de la religin?
En resumen, se mire adonde se mire, ninguno de los temas de la actual propaganda de guerra - nuclear, terrorismo, dictadura - soporta un anlisis objetivo. Esta es la razn por la que la propaganda de guerra se dirige sobre todo al inconsciente...

Cuando se habla de terrorismo islamista se manipula al pblico. Se le hace creer que una religin particular es peligrosa. Aunque de palabra, por supuesto, se afirme solemnemente que los musulmanes son gentes de bien, etc, etc..., la expresin misma que relaciona el terrorismo con una religin es una trampa.

Imaginemos. Dado que los actos de agresin cometidos por Bush y Blair violan sistemticamente el derecho internacional y que jridicamente pueden ser calificados de terrorismo de Estado, qu diramos nosotros si la prensa de los pases musulmanes hablara de terrorismo cristiano ? Evidentemente, responderamos que la gran mayora de los cristianos del mundo condena a Bush y que, por lo tanto, la explicacin es otra.

En efecto, la guerra global no es una guerra de religin sino una guerra econmica. Son Bush y Blair quienes tienen inters en dividir a sus oponentes demonizando una religin. Si el terrorismo es islamista , entonces cada musulmn se convierte en un sospechoso potencial, en el avin, el metro o la mezquita. No se necesita aadir mucho ms. Siglos de desprecio colonial, decenas de aos con el tema del rabe que viene a quitarnos nuestros trabajos (mientras que somos nosotros quienes les hemos quitado sus riquezas) todo ello constituye una rampa de lanzamiento preparada para demonizar a los musulmanes. Como se demoniz a los judos en los aos treinta.

El tema de la religin peligrosa sirve para dividir a los pueblos del mundo, para atraer la atencin sobre tal o cual fenmeno particular con el fin de ocultar la naturaleza general de la guerra global. Pero Venezuela, un pas muy cristiano, tambin es objetivo de Bush. Entonces ?

La guerra contra Irn ya ha empezado
Maana quiz Bush y Blair descubran pruebas de la implicacin de Tehern en los atentados. Pretendern actuar como represalia . Pero esto, esto ser justo la campaa psicolgica hacia la opinin pblica segn las reglas clsicas de la propaganda de guerra. En realidad la guerra contra Irn ya ha empezado, como demuestra el ex-oficial estadounidnese Scott Ritter, convertido en analista militar:

El 16 de octubre de 2002 el presidente Bush declaraba al pueblo estadounidense :
No he ordenado el uso de la fuerza contra Iraq. Espero que no ser necesario . Ahora sabemos que esta declaracin era una mentira. De hecho a finales de agosto de 2002 el presidente haba firmado una orden autorizando a los militares estadounidenses para empezar unas operaciones militares activas en el interior de Iraq. En septiembre de 2002 la Fuerza Area estadounidense ayudada por las Reales Fuerzas Areas britnicas empezaba a bombardear objetivos en el interior de Iraq para debilitar la capacidad de defensa anti-area y de mando. En la primavera de 2002 el presidente Bush haba firmado una orden secreta autorizando a la CIA y a las fuerzas especiales para desplegar unidades clandesinas en el propio Iraq .
Ocurre hoy lo mismo con Irn ? S, indica Ritter : En el momento en que hablamos estn teniendo lugar vuelos estadounidenses por el espacio areo iran con ayuda de aviones sin piloto y de otros equipamientos ms sofisticados. Violar el espacio areo es ya un acto de guerra. En el norte, en el vecino Azerbayn, el ejrcito estadounidense prepara la base de operaciones para una presencia militar masiva que anuncia una campaa terrestre importante para apropiarse de Tehern. La aviacin estadounidense, que opera a partir de sus bases en Azerbayn, ha acortado mucho la distancia que tiene que recorrer para atacar los objetivos en Tehern. De hecho, una vez que comiencen las hostilidades, ser capaz de mantener una presencia de casi 24 horas al da en el espacio areo iran. (Publicado en la pgina web de Al-Jazeera).

Estratgicamente Irn se encuentra en este momento rodeado de bases militares estadounidenses dispuestas en tres flancos: 1. Afganistn. 2. Iraq. 3. Azerbayn. Este. Oeste. Norte. Interesante : la implantacin en Azerbayn empez hace mucho tiempo. En 2000, tras la guerra contra Yugoslavia, escribamos : Un secretario adjunto de asuntos exteriores estadounidense se ocupa solamente del Cucaso. Una visita solemne de Javier Solana demuestra que la OTAN se interesa enormemente por esta regin estratgica. La OTAN se extiende por el Cucaso para expulsar a Rusia de ah. La principal cabeza de puente de EEUU en el Cucaso es Azerbayn. Washington no puede instalarse ah de manera demasiado visible (pero) confa a Turqua el ocuparse de formar al ejrcito Azerbayn . (Michel Collon, Monopoly, p. 114-116, http://www.michelcollon.info/monopoly.php

Cinco aos despus se ve que la instalacin de bases militares estadounidenses y la transformacin de Azerbayn en una especie de Israel del Cucaso desde luego tiene a Rusia por objetivo pero quiz ms an a Irn. Los estrategas estadounidenses calculan a largo plazo y preparan varios golpes por anticipado.

Las guerras empiezan siempre antes de la fecha oficial
Ritter tiene razn : una guerra de Washington empieza mucho antes de que sea declarada oficialmente. Ms all de los discursos oficiales y mediticos, es importante analizar los antecedentes y el trasfondo de las ltimas guerras.

Primer ejemplo. Oficialmente, la primera guerra contra Iraq comienza en agosto de 1990 cuando Sadam Husein ocupa Kuwait. En realidad un ao antes el Congreso de EEUU haba decretado un embargo contra Iraq (un acto de guerra sin este nombre). La decisin de guerra, de hecho, proviene de un discurso de Sadam que llamaba a todos los pases del Golfo a unirse para ser ms independientes de EEUU. Se le poda escapar Oriente Medio. Lo que sigui solo fue una preparacin meditica y militar.

Segundo ejemplo. Oficialmente EEUU y la OTAN se involucran en una guerra contra los serbios en 1995, despus de esperar cuatro aos tras el inicio de los combates locales. En realidad desde 1979 Alemania enva a sus agentes secretos para destruir Yugoslavia y controlar los Balcanes. Por lo que se refiere a EEUU haba adoptado sanciones contra Yugoslavia desde 1990!

Tercer ejemplo. Oficialmente, Bush decidi atacar Afganistn tras el 11 de septiembre de 2001. En realidad ya una ao antes los estrategas del Pentgono haban indicado que era necesario cambiar de rgimen a Kabul, porque los talibanes se negaban a firmar un acuerdo de oleoducto estadounidense estratgico hacia Asia del Sur.
La guerra contra Irn tambin comenz mucho antes del da en que nos la anuncien.

Ayudan los media a Bush?
Cada guerra va unida a una guerra de informacin con un papel decisivo. Se trata de llevar, por todos los medios, a los ciudadanos a apoyar la poltica de sus gobernantes. Uno de los mtodos consiste en tratar a las vctimas de forma diferente...

Para los grandes media los muertos no tienen el mismo peso. El empleado londinenese que sufre el ataque de una bomba camino de su trabajo pesa mil veces ms que el panadero bagdad muerto por un misil estadounidense mientras haca su pan...

El pasado 1 de julio un bombardero estadounidense B-52 lanzaba unos misiles teledirigidos contra un bloque de viviendas en la provinica de Kunar en Afganistn y mataba al menos a 17 personas, especialmente mujeres y nios. Qu dirigentes europeos protestaron contra esta barbarie? Qu media dio al sufrimiento de los afganos el mismo valor que al de los londienses?

Se trata de una ley periodstica ineludible, respondern los media, la famosa ley del muerto kilmetro. Se supone que usted est ms interesado por un muerto en su calle que por diez en la ciudad de al lado o mil muertos en otro continente. Pero lo que se olvidan de decir es que depende mucho del valor que otorgan a estos muertos los media que se los presentan...Si se le ensea una imagen emotiva, si una persona prxima describe de manera concreta su vida y su muerte, si se tiene en cuenta verdaderamente el sufrimiento de su familia, entonces una vctima lejana puede convertrse en prxima. Un ejemplo...:

Cuando en 1991 los media occidentales decidieron que haba que hacernos llorar por las vctimas de Sadam nos mostraron machaconamente las lgrimas de una joven enfermera kuwait que contaba como los sodados iraques haban robado centenares de incubadoras en Kuwait-City y asesinado con ello a los bebs, y todos hemos llorado. Aunque fuera lejano.

Pero en seguida supimos que la joven no era enfermera, que nunca haba estado en aquella maternidad y que menta absolutamente con una puesta en escena hollywoodense porque aquellas incubadoras no haban sido robadas. Esta mentira meditica, ampliamente difundida, tuvo un impacto enorme y permiti a Bush padre hacer que la opinin pblica internacional aprobara su guerra. Esto prueba que lo esencial no es la cantidad de kilmetros, sino la decisin meditica de encontrar ciertas vctimas importantes y otras que no lo son.

En los periodos de guerra, caliente o fra, nuestros amigos muertos pesan mil veces ms que nuestros enemigos, aquellos que resisten a nuestras multinacionales. Este dos pesos, dos medidas es en realidad consecuencia de una educacin etnocntrica , es decir, que hace de Europa y EEUU el centro del mundo, encargado de llevar la democracia o la civilizacin al resto del mundo, ms atrasado y que debe alcanzarnos. Este esquema disimula el imperialismo y nuestra dominacin imperial sobre este mundo.

No vamos a desarrollar ms este tema, muy importante desde luego, del papel guerrero de los media. Remitimos a nuestro texto sobre los principios de la propaganda de guerra: "Le droit l'information, un combat". http://www.michelcollon.info/articles.php?dateaccess=2004-01-01%2020:34:14&log=articles <http://www.michelcollon.info/articles.php?dateaccess=2004-01-01%2020:34:14&log=articles>

La fatalidad no existe
Es un hecho: no hemos logrado impedir ni la guerra contra Iraq, ni la guerra contra Yugoslavia, ni contra Afganistn, por no hablar de Palestina o del Congo. Estamos condenados a perder siempre en tanto que movimiento por la paz?
No, la fatalidad no existe. En 2003 las manifestaciones contra la guerra, organizadas en todo el mundo, reunieron al mayor nmero de personas nunca visto. Y a cada uno de los pases a los que vamos constatamos que Bush preocupa cada vez ms, que cada vez se desenmascara ms la hipocresa de sus pretextos, que la clera aumenta. Basta de guerras!
Por supuesto, todo el mundo se hace la pregunta de a quin van a beneficiar los atentados de Londres. Y los que puedan ocurrir en Roma, Copenhague o Amsterdam? Lo mismo que en Bruselas si permitimos que la OTAN se implique cada vez ms en la complicidad con Bush en Iraq.

A quines beneficiarn estos atentados? A Bush y Blair, que se aprovecharn de ellos para estrechar las filas y emprender nuevas guerras al infinito? O bien a las fuerzas de paz que podrn demostrar todava mejor que tanto en Londres como en Bagdad ya ha habido bastantes muertos y que la ocupacin por el petrleo tiene que acabar porque el terror engendra terror y porque sin justicia el mundo nunca estar en paz.

Quin ser ms fuerte, sus media o los nuestros?
La agresividad de Bush y Blair no debe engaar. Es un signo de debilidad. Su nica oportunidad de continuar la guerra es dividir a los pueblos. Su fuerza descansa en la informacin truncada, en las mentiras mediticas de demonizacin, en disimular los intereses econmicos, por lo tanto, si todos nos lanzamos a la batalla de la contra-infrmacin tambin es su debilidad. La construccin de una informacin alternativa por medio de Internet, por medio del trabajo de discusin, paciente, concreto, argumentado; he aqui, si nos aplicamos a gran escala, el antdoto de la propaganda de guerra. En nosotros est construir la propaganda por la paz!

Esta contra-informacin es indispensable para salvar vidas. Porque los muertos de Londres son vctimas de las guerras perpetradas en su nombre. Y del hecho de que las poblaciones occidentales todava no han comprendido suficientemente la naturaleza criminal de esta ocupacin-pillaje de Iraq. El da en que la toma de conciencia sea an ms fuerte, parar esta guerra como par la de Vietnam.

Son demasiado fuertes frente a frente ? Tres ejemplos recientes demuestran que no:
1. Aznar trat de engaar en las elecciones espaolas de 2004 demonizando a ETA por los atentados de Madrid. Fracas gracias a la informacin popular de base : Internet y los SMS.
2. Durante el golpe de Estado contra Chvez de 2002, los media pro-estadounidenses, casi monopolistas, apoyaron a los golpistas ocultando al pas la resistencia del pueblo de Caracas. Pero la informacin circul de todos modos gracias a Internet, a los SMS, a motoristas que iban infromando de barrio en barrio, etc...
3. Todos los media franceses apoyaron el S en el referendum sobre la Constitucin europea violando todos los principios de dentologa periodstica. Pero fueron vencidos por una amplia movilizacin de base y con Internet.

Estos tres ejemplos recientes demuestran que los media del sistema no son invencibles. La informacin del pueblo puede ser ms fuerte que ellos.

En este sentido el movimiento belga Stop USA, en el que participo en Bruselas, acaba de lanzar unas cartas-peticin dirigidas al primer ministro belga, con un interesante dibujo de Matiz sobre la ocupacin de Iraq. El texto es : Desapruebo las guerras de Bush por el petrleo o para dominar el mundo. Me niego a ser cmplice de ellas por medio del silencio o de la participacin, aunque sea indirecta, de Blgica.

Haciedo que estas cartas se firmen por todas partes, con los grupos de base de Stop USA, constatamos que tenemos una muy buena acogida. Pero tambien que la gente est todava poco informada. Muy pocos saben que Blgica presta el puerto de Amberes a Bush para el trnsito de sus armas hacia Iraq, muy pocos saben que las armas nucleares estadounidenses se estacionan clandestinamente en nuestro territorio y que el envo de nuestras tropas a Afganistn sirve para liberar a las fuerzas estadounidenes para [que puedan] agredir Iraq.

Pero cuando se les informa, se constata una voluntad general de hacerse ms activos contra las guerras de Bush. De ah la responsabilidad que tenemos todos nosotros. Aqu, en Europa, es absolutamente necesario aumentar la presin para aislar a Bush y Blair.

El pueblo espaol supo imponer la retirada de sus tropas. Hay que ir ms lejos, por medio del trabajo de informacin, de discusin y de peticin. Concretamente: que ningn gobierno europeo ms ayude a la guerra de Iraq, aunque sea de forma indirecta y limitada! Se debera organizar a escala europea una campaa Yo no quiero ser cmplice .
Si nos comprometemos de esta manera, juntos, entonces la muerte de Jack, Robert o Hassan no habr sido en vano.

PS. Para contactar esta campaa Stop USA, para ver el dibujo de Matiz, informaros o conseguir estos mapas : http://www.stopusa.be/home/index.php?langue=1
Sobre las mentiras mediticas de las guerras precedentes:
http://www.michelcollon.info/archives_testm.php



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter