Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-12-2013

Alan Turing, el perdonado de la sociedad

Eleutheria Lekona
Rebelin


Hace escasos das el gobierno britnico concedi el perdn a Alan Turing despus de haberlo obligado a la castracin qumica y haberlo sometido a aislamiento por su homosexualismo; este ltimo hecho es probablemente lo que termin por moverlo a suicidio hace sesenta aos si es que esa hiptesis no es descartable. Alan Turing es quiz una de las figuras ms importantes de la computacin terica y de la historia de la computacin contempornea. Esboz en su mquina universal de Turing los principios tericos, las prescripciones y reglas que debe satisfacer un algoritmo para decidir si es Turing-computable; es decir, para definir cundo un problema expresable en lenguaje natural es soluble por medios computacionales. Para ello defini una funcin recursiva que deba probar si un conjunto de entradas llamadas los inputs del sistema eran capaces de generar una solucin llamada el output del sistema toda vez que fuesen procesados por la mquina universal bajo el supuesto de que podemos identificar una funcin recursiva a una mquina de Turing. Ahora bien, la mquina universal de Turing constaba de una banda infinita dividida en celdas susceptibles de almacenar un smbolo y de una cabeza lectora-escritora que avanzaba linealmente por la cinta procesando los smbolos de cada una de las celdas, o bien reescribindoles; de este mecanismo elemental se deduce la importancia de esta mquina terica pues define por otra parte los elementos constitutivos de una computadora. La prueba de Turing aqu descrita define adems uno de los teoremas ms importantes en teora de la computacin y se le conoce con el nombre de The Halting Problem. Lo que resumo en este pie de pgina puede consultarse con ms detalle en textos como Teora de la Computacin y Lenguajes formales de Brookshear o en Introduccin a la teora de la computacin (autmatas y lenguajes formales). Notas de clase de Elisa Viso. O en fin, en algn manual sobre Teora de la Computacin o en Wikipedia misma.

El perdn a Alan Turing

En esta historia, siento menos estupor ante las acciones discriminatorias del gobierno britnico contra Alan Turing hace sesenta aos (pues me pregunto si no vale la pena dejarle el gnero como prejuicio a quienes necesitan asumirlo como algo ms que un llano descriptor) que perplejidad ante la simpleza con que un gobierno se limpia de sus errores con sus propios condenados, como en las mejores pocas del fascismo, pero con las tcnicas ms modernas del tecnofascismo y sus medios electrnicos. Es decir, me pregunto si en esos indultos que otorga la autoridad a sus perdonados en este caso, en el perdn a Alan Mathison Turing no hay en el fondo el mismo gesto desptico con que se aprisiona a sus perseguidos. Pues mientras que Turing queda convertido por un lado en el mrtir de una sociedad puritana y estpida, ocurre por el otro que en el registro histrico de la corona britnica es ella misma quien se levanta contra sus propios errores y decide reconocerlos con bombo y platillo porque difcilmente el gobierno britnico habra dicho no a la solicitud de una sociedad orgullosa de practicar valores democrticos si, como ocurre, esa sociedad es la sociedad del gobierno britnico, y entonces perdona a Alan Turing por una injusticia pasada. Y quiz nosotros, que no debemos ser crticos sino regocijarnos por todo porque no se puede ser crtico y regocijarse al mismo tiempo; es ms, porque ser crtico supone ya una incapacidad para el regocijo no nos quede ms que gritar albricias! Turing consigui el perdn. [1]

Por lo dems, simpatizo a plenitud con el gesto poltico de ese listado de 37 mil personas que incluyen al fsico Stephen Hawking y creo que deben sentirse muy complacidos con el edicto. Es una pequea victoria si se lo ve desde esta perspectiva. No ironizo.

Cierro con una reflexin que probablemente parecer muy radical pero la deslizo as: como suave reflexin, como acto que invita a pensar:

Perdn y suicidio se identifican en una sociedad que no aprende a aprender sin infligir dolor al otro, en una sociedad o en un grupo minsculo de ella, con tristeza que se arroga la gracia de la indulgencia. El suicidio no es tanto la condicin de quien se sabe libre sino el lamento de quien se sabe abandonado. Ningn perdn resucitar a Turing aun si limpia su nombre (de qu?) y ninguna sociedad debiera someterse al pattico espectculo de solicitar a sus opresores su perdn. En este caso, haramos ms construyendo un memorial a nuestros y nuestras Alan Turing cados, y reproduciendo sus relatos en nuestros textos, que solicitando perdones o reconocimientos.

Nota:

[1] Asumiendo la acepcin corriente de crtica que no necesariamente coincide con su acepcin filosfica.

Solo el pensamiento que se hace violencia a s mismo es lo suficientemente duro para triturar los mitos.

Max Horkheimer y Theodor W. Adorno

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter