Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-01-2014

Copa Rebelde
Brasil tambin se planta ante los medios

Bernardo Gutirrez
eldiario.es



Foto de la Copa Rebelde celebrada el pasado da 15 en So Paulo

Para los medios de comunicacin brasileos no existen ms protestas en las redes o en las calles. En sus portadas digitales, apenas hay ninguna referencia a manifestaciones. Cuando aparece algo, es una referencia en pasado a las denominadas "jornadas de junio". Las protestas las mayores en dcadas ni siquiera salen en la retrospectiva que la Folha de So Paulo hace del ao 2013. Mientras el Movimiento Passe Livre celebraba en Ro de Janeiro una protesta multitudinaria el pasado viernes 20, la web de O Globo apenas publicaba una nota breve.

Sin embargo, un pequeo paseo por las redes sociales nos presenta un Brasil paralelo: un pas indignado, manifestaciones, convocatorias, ocupaciones, informaciones crticas. Un pas sin manifestaciones tan multitudinarias como en junio o julio, pero con cientos de pequeos actos que slo tienen eco en las redes sociales y algunos medios independientes.

Para entender el Brasil paralelo basta asomarse a la pgina de Facebook del Movimento Passe Livre de Ribeiro Preto, que divulga un vdeo de la reciente ocupacin del pleno municipal de la ciudad durante la votacin que recortaba derechos a los profesores. O al perfil de la Assembleia do Largo, una de las asambleas populares de Ro de Janeiro, que divulga informaciones sobre el desalojo del pasado lunes de la Aldeia Maracan, una ocupacin indgena frente al estadio Maracan.

En Twitter, el hashtag #AldeiaResiste echa humo informativo. Y mientras los medios casi ignoran al Passe Livre, el hashtag de #ContraOAumento es el mejor lugar para informarse sobre las mltiples manifestaciones contra el aumento de tarifas del transporte.

Qu pasa en el mundo informativo de Brasil? El Brasil meditico va por un lado. El Brasil en red, por otro. Y ah est una de las consecuencias ms visibles de las protestas: la prdida del monopolio informativo de los medios. Las cabeceras que a mediados de junio definan a los manifestantes como "vndalos" perdieron el tren ante una legin de streamers, fotgrafos amateurs y ciudadanos desde sus telfonos mviles. En las primeras semanas, los medios apenas repararon en un colectivo de streamers llamado Mdia Ninja, que llegaba antes que las grandes cadenas. Pero nadie estaba observando bien el creciente ecosistema de medios libres y ciudadanos que naca. Desde arriba, buscaban nuevos lderes informativos.


Lnea de tiempo de las protestos de Brasil del proyecto Rebaixada

Seis meses despus de aquellos primeros streamings, el fuerte escndalo que acosa al colectivo matriz de Mdia Ninja ( vnculos partidistas de Fora do Eixo/Mdia Ninja, amenazas, corruptelas varias) ha permitido visibilizar un riqusimo paisaje de medios ciudadanos. Las grandes cadenas de televisin han perdido el protagonismo frente a los streamings de colectivos como Rio na Rua (Rio de Janeiro), Mdia Negra (So Paulo) o Moqueca Mdia (Vitria y Ro). Las fotografas de FotoProtestoSP, los vdeos virales del Coletivo Mariachi de Ro o las producciones audiovisuales de Mdia Independente Coletiva (MIC) son el mejor reflejo espejo de las calles. Y cada vez son ms las iniciativas que extraen informacin del jardn privado de Facebook para devolverla a la web, como Rebaixada. Y medios independientes como la Revista Frum baten rcord histrico de visitas.

El lema del movimento Ocupe a Mdia ("por la democratizacin de la comunicacin brasilea") y uno de los hashtags ms populares de las revueltas ( #AbaixoARedeGloboPovoNoBobo, en referencia a la Rede Globo) son pruebas ntidas del profundo malestar de la sociedad brasilea con respecto a los medios. Los periodistas suelen ser expulsados de muchas protestas (como el lunes 16 en la Aldeia Maracan). Arden coches de cadenas televisivas. Y la Rede Globo ha sido rodeada en varias ocasiones. Hasta los presentadores de telediarios han sufrido ataques en directo con un rayo lser verde en sus rostros.

Lo cierto es que uno de los pocos recados de las polifnicas revueltas que ha llegado al Gobierno de Dilma Rousssef es el de la "democratizacin de los medios", un viejo anhelo de los movimientos sociales. Las protestas han hecho ms visible el anacronismo de un pas en el que los medios estn en manos de una docena de familias. Sin embargo, la esperada "democratizacin de los medios" sigue estancada. Samir Oliveira, en un texto en Sul21, denuncia que est parado el anteproyecto de ley con un nuevo marco regulatorio de radiodifusin en el que el Estado cede "a operadoras pblicas, privadas o comunitarias de radio y televisin".

La Rede Globo, eso s, est siendo investigada por evasin de impuestos. Y el grito de las calles contra los medios no ha arreciado. Pero, resolver la democratizacin de los medios el divorcio de los medios con sus ciudadanos? La respuesta parece llegar desde los rincones de los medios libres. "Los medios comerciales no nos representan. Cualquiera puede ser un medio libre. Eso es democracia directa, que es lo que las calles vienen pidiendo desde junio", asegura Arthur William, de la Asociacin Mundial de Radios Comunitarias de Brasil, en un reportaje de Andr Lobo.



Copa Rebelde, celebrada en So Paulo, el pasado da 15. Foto: Erib.

Y cmo han recibido los partidos de izquierda las protestas, incluido el Partido de los Trabajadores (PT) que gobierna Brasil? Algunos militantes del PT, junto con otros actores, pusieron en marcha el proceso Democracia (real) y poltica distribuida ya. El propio Gobierno de Dilma Rousseff acaba de lanzar la plataforma Participa.br, "un nuevo espacio de participacin social, escucha y dilogo". Sin embargo, una buena parte de la izquierda est todava paralizada o incluso beligerante contra las manifestaciones. La filsofa Marilena Chaui lleg a afirmar que los grupos black bloc se mueven por " inspiraciones fascistas".

Adems, la represin policial ha regresado con fuerza. En Ro de Janeiro, 200 personas fueron detenidas por estar sentadas en las escaleras del pleno municipal. "Asistimos a una postura arrogante y reaccionaria del ministro de Justicia, transformndose dcilmente en ministro de la Policia", asegura el socilogo Giuseppe Cocco, profesor de la Universidad Federal de Ro de Janeiro (UFRJ).

Por otro lado, cierto sector de la izquierda est agitando los fantasmas de la conspiracin internacional. El influyente bloguero Eduardo Guimares, en un post reciente, afirma que "hay intereses transnacionales queriendo influir en el proceso electoral brasileo", aludiendo a las elecciones presidenciales de octubre de 2014. Citando al 15M espaol, Eduardo habla de "un movimiento internacional de orgenes, propsitos y tendencias dudosas y oscuras inmiscuyndose en la poltica brasilea" que "insufla a grupos de izquierda radical a hacer protestas contra la FIFA".

Lo cierto es que el grito "No va a haber Copa", uno de los ms habituales de las protestas, se sigue escuchando en las redes y en las calles. Y ya est creado el primer evento en Facebook No Vai ter Copa contra el Mundial. Ser el 25 de enero de 2014, en las 28 capitales de Estado y en otras ciudades del pas. Ya hay incluso manifestaciones convocadas en los principales partidos del mundial, como el Brasil-Camern del 23 de junio.

La Copa Rebelde de los movimientos sociales, celebrada el da 15 en So Paulo fue un aperitivo de lo que est por llegar en 2014. El ambiente festivo pachangas de ftbol, teatro, carteles, msica se instal en el barrio de Luz, una regin que sufre procesos de gentrificacin. El ganador de la Copa (Unidos da Baro) fue lo de menos. El dilogo y conexin transversal de movimientos como Passe Livre con el Frente de Luta pela Morada (FLM) y otros colectivos urbanos fue ms importante.

Un cartel colgado en un muro de ladrillos podra anticipar las luchas del 2014 brasileo: Copa pra Quem? (copa para quin?): por el derecho a la ciudad.

Fuente original: http://www.eldiario.es/internacional/Brasil-protestas-VemPraRua-Mundial-2014_0_209629041.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter