Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-07-2005

La poblacin de Mussayeb responsabiliza a la Polica iraqu del sangriento atentado que mat a un centenar de personas

Gara

La poblacin chita de Mussayeb, escenario del sangriento atentado suicida que seg la vida de un centenar de personas, dirigi su ira contra la Polica iraqu. Testigos llegaron a acusar a los agentes de complicidad con el kamikaze. Las acusaciones de negligencia alcanzan ya al Gobierno proestadounidense, y no faltan voces que, en abierto desafo a los ocupantes, llaman a la autodefensa con el rearme de las milicias. 22 personas murieron ayer en cuatro atentados con coche-bomba, algunos de ellos suicidas segn fuentes oficiales, contra policas, soldados y funcionarios


Los vecinos de la localidad de Mussayeb, escenario del atentado-suicida con un camin cisterna registrado a ltima hora del sbado, mostraron su indignacin y responsabilizaron a la Polica de la masacre, que deja un saldo provisional de 98 personas muertas y 152 heridas, 65 de ellas de gravedad.

El teniente de polica Hassan Ali aport datos sobre el modus operandi del kamikaze, que conduca el camin-cisterna. Narr que el conductor pidi permiso a la Polica para llegar con el camin en sentido contrario a la plaza central de la localidad. Los policas aceptaron. Cuando lleg al lugar, se baj, abri la salida de gas de la cisterna y se hizo explotar.

Con la mitad del rostro quemado por la explosin, Rached Khodeir seala enfurecido a la responsabilidad de la Polica, porque dejaron entrar al camin al centro de la villa cuando est totalmente prohibido. Estoy seguro de que los policas de Jourf al Sakhar son cmplices del terrorista y le dejaron pasar, aade.

El camin vena de la villa sunita de Jourf al Sakhar, separada de Mussayeb por un puente. Los habitantes chitas de esta villa atacada aseguran que muchos habitantes de Jourf al Sakhar son wahabitas (corriente rigosrista del sunismo, enemiga declarada del chismo). Otro vecino de Mussayeb va ms all y acusa a la Polica de haber recibido un soborno de manos del kamikaze.

En escasos minutos, el fuego del infierno sali a la superficie, narraba un testigo. Vi a mucha gente corriendo desnuda hacia todos los lados con su ropa calcinada cayndose en jirones, recuerda Khodeir, responsable de la mezquita que se halla a escasos diez metros del lugar de la explosin. Los padres tiraban a sus hijos de las ventanas y los balcones de un edificio en llamas, se suma otro testigo, Ammar al-Karagouli.

En el lugar el olor de la muerte y de la carne quemada es insoportable. Treinta vehculos civiles, dos policiales y uno de bomberos estn totalmente calcinados. 40 comercios aledaos y la mezquita estn destrozados. Esta ltima alberga una oficina del movimiento chita anti-ocupacin dirigido por el joven Moqtada al-Sadr.

Junto a las acusaciones de corrupcin y de complicidad en el atentado contra la Polica, destaca otra crtica, la negligencia. Cada vez son ms las voces que acusan al Gobierno del tambin chita Al Jafaari de no impedir estos atentados y que llaman a la propia autodefensa a travs de milicias.

El movimiento al-Sadr tiene la suya propia, el Ejrcito de El Mehdi, que se difumin entre la poblacin a mediados del ao pasado tras firmar un acuerdo auspiciado por el gran ayatolah, al-Sistani, que puso punto final al levantamiento popular en parte del Irak chita.

Su lder, el joven Moqtada al-Sadr, reiteraba ayer a la BBC en la primera entrevista que concede a un medio de comunicacin occidental que la ocupacin en s misma es el problema. Los otros problemas derivan del hecho de que Irak no sea independiente, desde el sectarismo hasta el riesgo de una guerra civil.

Al-Sadr insisti en que toda resistencia es legtima, llam a los iraques a mostrar contencin y a no enredarse en los planes de los ocupantes para provocarles y reiter que no tomar parte en el proceso de redaccin de la Constitucin del Irak ocupado.

Un Irak que tuvo que suspender las exportaciones de crudo desde el sur del pas debido a una huelga de miles de trabajadores de la Compaa de Petrleo del Sur (CPS). Los huelguistas exigen para chitas y sunitas igual reparto en los beneficios petroleros que el que revierte a los lderes kurdos.

Jornada plagada de ataques

Al menos 22 personas murieron en cuatro atentados con coches-bomba algunos de ellos suicidas segn la versin oficial, todos ellos contra objetivos militares, policiales o gubernamentales.

Dos policas y un civil murieron en el primero en un barrio oriental de la capital iraqu. Tres policas y cuatro civiles murieron en el segundo, tambin en la capital.

Un atentado con coche-bomba contra un convoy estadounidense dio de lleno a dos minibuses matando a seis civiles en Mahmudiya, al sur de Bagdad.

Otra bomba en un coche mat a cinco empleados de la Comisin Electoral iraqu y a un polica. Dos soldados estadounidenses murieron a consecuencia de ataques de la resistencia.

Juicio a Saddam Hussein por la muerte de 160 chitas

El Tribunal Especial Iraqu anunci que en los prximos das se fijar la fecha del juicio contra Saddam Hussein y tres colaboradores por la matanza de chies en la localidad iraqu de Dujail en 1982. Las Fuerzas de Seguridad iraques mataron a unas 160 personas en Dujail, despus de que el presidente escapara de un intento de atentado. Tanto Saddam como los otros tres acusados afrontan una peticin de pena de muerte. -




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter