Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-07-2005

Irak, un infierno sin salida a la vista

Editorial Gara


Mas de un centenar de muertos en diversos atentados en Irak ni siquiera encontraron ayer un hueco en las primeras pginas de muchos de los diarios que llegan a nuestros quioscos. La violencia ms atroz se ha convertido en normalidad en el estado que George Bush y Tony Blair, junto con varios socios menores, decidieron invadir y ocupar para liberar a sus pobladores de la tirana de Saddam Hussein. Ni las tropas ocupantes ni las autoridades tteres son capaces de garantizar la seguridad, cuando adems surgen denuncias tanto de que policas iraques recurren a la tortura y muerte de sus compatriotas como de que permiten la ejecucin de determinados atentados. Las acciones de resistencia contra la ocupacin se entremezclan con atentados suicidas contra la poblacin civil que avivan el fantasma de una guerra entre sunitas y chitas.

Irak ha sido convertido en un infierno y llevado a un atolladero en el que no se observan salidas, al menos a corto plazo. La retirada de los ejrcitos ocupantes que nunca debieron entrar en el pas no es una solucin. Su mantenimiento es parte del problema. Las autoridades locales carecen de legitimidad y de posibilidades de controlar la situacin, y las potencias invasoras han creado un avispero para el que no tienen respuesta. La nica salida posible y muy complicada es encontrar la frmula para que la poblacin iraqu decida por s misma, con suficientes garantas y sin injerencias, cul ser su futuro, aunque ello pudiera llegar a suponer incluso la ruptura de las fronteras dibujadas por el reparto colonial de principios del siglo XX.

Pero ahora que se habla de la posibilidad de iniciar prximamente un juicio contra Saddam Hussein, por la muerte a manos del ejrcito iraqu de 160 chitas en la localidad de Dujail en 1982, surge legtimamente la pregunta de quin y cuando juzgar a los responsables de que Irak se haya convertido en el infierno actual, a los autores de las matanzas durante los bombardeos de Bagdad, a quienes con mentiras y abuso de su potencial militar entraron por la fuerza en un estado soberano y despus fueron incapaces de controlar la situacin durante la ocupacin. George Bush y Tony Blair, adems de su corte de socios, son responsables de gravsimos crmenes contra la humanidad que si quedan sin castigo no podr hablarse de justicia. En funcin de sus propios intereses, han destrozado todo un pas y a sus gentes. -




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter