Portada :: Europa :: La regresin de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-01-2014

La extrema derecha en Europa
La Liga del Norte y el (interesado) racismo inconmensurable de la derecha extrema europea

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


La Liga Norte redobla sus ataques racistas a la ministra Kyenge. As rezaba el titular de Pablo Ordaz en El Pas del pasado jueves [1]. El marco: el nuevo lder del partido, Matteo Salvini, se ha reunido en Estrasburgo con la ultraderechista francesa Marine Le Pen. El diablo les crea y ellos se juntan como colegas. Las elecciones europeas se acercan, apenas faltan cuatro meses.

Los redoblados ataques de la Liga italiana contra la ministra de Integracin, Ccile Kyenge, una mdico oftalmloga nacida hace 49 aos en la Repblica Democrtica del Congo, tienen mucho que ver con el color negro de su piel. Pero no solo: hay en el fondo, e incluso en las formas, poltica-politiqueo institucional, en el peor de los sentidos de la expresin que existe por supuesto: forma parte de una clara y estudiada estrategia del partido nacionalista italiano para las elecciones de mayo. Hay que trabajar el voto de los ms confundidos, de los ms deshumanizados, de los ms desesperados!

 La Padania, el rgano oficial de la Liga, ha tenido una brillante idea, digna de Mussolini por ejemplo, y ha inaugurado una seccin titulada Aqu, Kyenge. Avisan con ella a sus partidarios de todos los actos oficiales de la ministra. Para que estn informados y obren en consecuencia: que le monten un cirio cada vez que tengan ocasin

Dirigentes y simpatizantes de la Liga Norte, el mismo partido que promovi una ley todava sin anular que considera delito la inmigracin irregular, no han dejado de tener a la ministra en el punto de mira. Por qu? Por su negritud, pero, sobre todo, porque uno de los principales, sensatos y razonables objetivos de la Ministra italiana es que los hijos de los inmigrantes nacidos en Italia tengan derecho a la nacionalidad del pas. La Liga pretende que no lo tengan. Yo que, por ejemplo, soy cataln, no lo sera porque mis padres eran oscenses y, sobre todo, campesinos pobres.

Hay ms compases. La orquesta est dirigida.

El vicepresidente del Senado, Roberto Calderoli, que lo sigue siendo, ha comparado a la ministra con un orangutn.

Unos militantes racistas le arrojaron pltanos a la salida de un acto.

Una consejera municipal liguista propuso que la violaran para que sufriera en carne propia los crmenes cometidos, supuestamente, por los inmigrantes.

Cada vez que Ccile Kyenge acude a algn acto en el norte italiano, grupos de simpatizantes l.n., ms o menos organizados (es decir, muy organizados),se arremolinen a la entrada para dedicarle un amplio muestrario de insultos.

A partir de ahora, como se apunt, lo tienen ms fcil. La Padania les da la informacin de sus desplazamientos.

Massimo Bitonci, el portavoz de la Liga en el Senado, ha apuntado que su partido terminar forzando su dimisin. Sus razones, el lema de su hora: el nico inters de la ministra es favorecer a la negritud.

Al anterior dirigente de la Liga, a Umberto Bossi, lo recibi en su da en su despacho oficial el ex president de la Generalitat Jordi Pujol.

El da 12 de septiembre los diputados de la Liga acudieron al Parlamentario italiano con la estelada, demostrando su alegra por la cadena del 11 de septiembre. No tendra la Assemblea Nacional Catalana que desmarcarse de una compaa tan poco presentable? Quiero pensar que no comulgan con ninguna de sus ideas. Luego, entonces, por qu no les denuncian pblicamente? La Liga del Norte es un grupo racista y xenfobo. Nada tenemos nada que ver con ellos; en nada. Es as de fcil.

Nota:
[1] El Pas, 16 de enero de 2014, p. 6

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter