Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-01-2014

Est usted en territorio europeo, aqu manda la ciudadana

Florent Marcellesi
Pblico.es


El pasado 1 de enero celebramos el vigsimo aniversario del levantamiento zapatista en Chiapas. De las muchas enseanzas que recib trabajando all con ellos, destaco una frase que se encuentra a la entrada de sus pueblos: Est usted en territorio zapatista. Aqu manda el pueblo y el gobierno obedece. Desde luego, este mensaje de democracia radical dista del modelo dominante en la Europa actual donde, salvo algunas excepciones, la pancarta tendra que ser ms bien aqu manda el gobierno y el pueblo obedece.

Con una profunda falta de legitimidad democrtica, la Troika (compuesta por la Comisin Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) sigue imponiendo sus polticas de austeridad que llevan al desempleo y al empobrecimiento a millones de personas como en los casos de Grecia, Espaa o Portugal. Mientras tanto, aunque los jefes de los Estados-miembro no sean elegidos para votar las leyes europeas, son ellos quienes marcan en realidad y no el Parlamento Europeo la agenda poltica y meditica europea a travs del Consejo Europeo. Si bien Europa es tambin una excusa fcil para algunos gobiernos nacionales incompetentes y para movimientos anti-europeos, es de reconocer que la construccin democrtica europea ha ido y sigue yendo a remolque de la construccin econmica y tecnocrtica, y de los egosmos estatales. Hasta tal punto que la Unin Europea (UE) se ha convertido hoy en un laberinto incomprensible y lejano para la ciudadana de a pie, proclive a la abstencin masiva en las elecciones europeas, es decir una UE presa de los intereses polticos y econmicos de unos pocos.

Sin embargo, nunca habamos necesitado tanto a Europa. La UE es uno de los actores clave donde debatir las polticas econmicas, sociales, fiscales, energticas o climticas. Dicho de forma ms simple, es uno de los espacios donde se deciden nuestros niveles de bienestar, nuestros empleos, nuestras pensiones y el destino de las generaciones futuras. Como explica acertadamente Subirats, de golpe, nos hemos dado cuenta o, mejor, nos han hecho dar cuenta, de la importancia que tiene para nuestras vidas lo que se decide en Europa (El Pas, 04-01-2014). Y si algo es tan importante en nuestras vidas, sin duda significa que no puede sernos ajeno, ni su control puede escapar de las manos de la ciudadana. Lo cual a su vez desemboca en dos conclusiones bsicas en cuanto a lneas de pensamiento y de accin para reinventar Europa:

Para alcanzar estos dos objetivos indisociables y avanzar hacia una democracia europea de lo comn, veo diferentes frentes de ataque. Primero, como carrera de fondo, la regeneracin democrtica de Europa tendra que pasar por un proceso constituyente de mbito europeo (que detallo en este artculo). La ciudadana europea es quin tiene que decidir qu Europa quiere para hoy y maana, sus reglas comunes y cul es el sentido de la construccin europea. Dentro de este proceso, promovera sin la menor duda una Europa federal con un poder ejecutivo, legislativo y judicial claramente definidos y separados; una Europa federal donde las decisiones siempre se tendran que tomar en el nivel territorial ms adecuado. En esta Europa federal la regeneracin democrtica a nivel continental va pareja con la regeneracin democrtica a nivel local y nacional.

Por otro lado, sigamos trabajando para dar ms capacidad de decisin y de legislacin al Parlamento Europeo. Es un paso esencial para reforzar la que debera ser la casa comn de la ciudadana europea. Este rgano es la institucin comunitaria con mayor legitimidad de la UE puesto que sus representantes son elegidos a travs del sufragio universal y proporcional en los 28 Estados-Miembros. En concreto, esto significa:

  1. Otorgar el derecho de iniciativa legislativa el Parlamento Europeo y darle mayor control sobre la Comisin Europea y el Banco Central Europeo.
  2. Vincular la composicin de la Comisin Europea (es decir el poder ejecutivo) a la mayora resultante de las elecciones europeas. En este sentido y bajo el impulso de Los Verdes Europeos, el hecho de que los principales partidos europeos presenten una persona candidata a la Comisin Europea de cara a mayo 2014 es un paso adelante importante.
  3. Instaurar listas transnacionales que permitan europeizar las campaas electorales europeas.
  4. Permitir la celebracin de referendos o de consultas electrnicas a nivel europeo.
  5. Y recordar la importancia de las elecciones europeas de mayo del 2014 para mejorar nuestras vidas diarias!

Adems, pensemos tambin que dentro de la estructura existente ya tenemos herramientas de democracia que podemos y debemos usar y reforzar. Por ejemplo, las Iniciativas Ciudadanas Europeas que con un milln de firmas pueden pedir a la Comisin Europea que presente una propuesta de legislacin son instrumentos esenciales de democracia directa y empoderamiento ciudadano. Aunque podran ser an ms potentes si se extendieran sus competencias o se sometieran a referendo europeo, ya han permitido que la Comisin Europea tenga que estudiar ahora el derecho al agua como derecho humano y que miles de personas de forma transnacional luchemos a favor de una Renta Bsica Europea.

Y como el cambio tambin tiene que empezar por uno mismo, integremos mucho ms las tecnologas de la informacin en 1) el modo de eleccin del eurodiputado 2) su dinmica diaria de trabajo. Por un lado, las primarias europeas de Equo para elegir a sus personas candidatas son un buen ejemplo de que otra democracia, ms directa y ms abierta, es posible. Por otro lado, Europa es mucho ms que votar cada cinco aos. Es deseable europeizar los partidos, conectar los movimientos sociales con Europa y generar desde abajo a lo largo de la legislatura un debate y propuestas permanentes sobre el proyecto europeo. En este sentido, es perfectamente factible trasladar al Parlamento Europeo la iniciativa Congreso Transparente o la iniciativa Escao 110 (Escao 752).

Esta Europa de lo comn podr funcionar a pleno rendimiento si al mismo tiempo seguimos construyendo una conciencia y ciudadana europeas fuerte, es decir un demos europeo. Para ello:

En base a esta visin y estas propuestas, es posible reinventar Europa. Incluso es posible imaginar que un da podamos leer a la entrada de Europa: Est usted en territorio europeo, aqu manda la ciudadana.

Florent Marcellesi, investigador, activista y candidato a las primarias de Equo para las elecciones europeas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter