Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-02-2014

El Salvador
El poder liberador del voto nulo

Julia Evelyn Martnez
Rebelin


"Cuando nacemos, cuando entramos a este mundo, es como si firmsemos un pacto para toda la vida, pero puede suceder que un da tengamos que preguntarnos: Quin ha firmado esto por m? Ese da puede ser hoy. Jos Saramago. Ensayo sobre la lucidez.

 

Declaro que he anulado mi voto en las votaciones presidenciales del 2 de febrero. Sin duda acudir el prximo 9 de marzo a repetir esta misma experiencia, la cual no dudo en recomendar sin ambages, a quienes se preguntan an, cmo se puede mantener la dignidad y la coherencia entre lo que se piensa y lo que se hace, en medio de este maquiavlico juego de tronos, al que llamamos contienda electoral.

Debo aclarar sin embargo que llegu al centro de votacin asignado con la intencin de votar en contra de ARENA, es decir, votar por el menos peor de los partidos polticos. Durante las semanas y das previos a las votaciones haba repetido la frase el enemigo de mi enemigo es mi amigo, como una suerte de mantra para hacerme a la idea que votando por el partido FMLN asuma una forma de votar en contra de ARENA y de luchar contra quienes oprimen al pueblo salvadoreo.

Mi razonamiento era el siguiente: S ARENA es la expresin de los intereses de la oligarqua neoliberal salvadorea y s el partido FMLN y las rmoras polticas que se le han adherido a este partido en la etapa final de la campaa (Presidente Funes, esposa y amigos) son tambin enemigos de esa fraccin de la clase dominante. Entonces, en consecuencia, votar por el FMLN representara, una forma de debilitar al enemigo histrico de la clase trabajadora salvadorea.

Sin embargo, una vez en la caseta de votacin, la papeleta me record al men de cualquier restaurante de comida rpida, en el cual todos los platos estn hechos de la misma bazofia, estn cocinados con el mismo aceite y se venden solamente en combo.

La pregunta que me atraves la conciencia fue entonces: Realmente quiero comprar uno de estos combos? Porque resulta que aceptar la continuidad de los programas sociales para las familias pobres (uniformes, vaso de leche, computadoras, PATI, etc.) va en combo con aceptar tambin los Asocios Publico Privados (APP) y la mercantilizacin de los servicios pblicos y de los bienes comunes. Porque resulta que aceptar el proyecto Ciudad Mujer viene en combo con la aceptacin de un Gobierno que crear una subsecretara de Asuntos Religiosos que le dar ms influencia a las iglesias en el diseo de polticas pblicas y que continuar negando a las mujeres el derecho a decidir libremente sobre su maternidad. Porque aceptar la continuidad de los buenos cambios de la presidencia Funes implica aceptar las mismas alianzas y los mismos pactos que han sustentado a este gobierno, y que han bloqueado, y continuarn bloqueando, cualquier cambio sustantivo en el norte neoliberal de la economa, como por ejemplo, la eliminacin de los tratados de libre comercio, la des-dolarizacin de la economa, la soberana alimentaria y la eliminacin de la injerencia del gobierno de Estados Unidos , del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el diseo de polticas econmicas.

Un momento de lucidez y el recuerdo de una frase de Mario Benedetti que lleva aos colgada en una de las paredes de mi oficina en la UCA (Uno no siempre hace lo que quiere, pero tiene el derecho no hacer lo que no quiere) me hicieron garabatear dos letras sobre la papeleta: NO. No estoy dispuesta.

Ahora tengo claridad que el enemigo de mi enemigo no es necesariamente mi amigo. Ahora comprendo el significado del mensaje que Jos Saramago dej codificado en el Ensayo sobre la Lucidez: la realidad no se transforma desde arriba ni desde la complicidad con los pactos que prolongan la opresin de los pueblos. La realidad se transforma desde abajo, desde la conciencia, desde la lucidez.

Por eso anular el voto, tiene efectos realmente liberadores para la conciencia y efectos demoledores para la hegemona del Capital.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter