Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2014

Oposicin dividida pero no desunida y la salida

Nicmer N. Evans
Rebelin


Se empieza a concretar lo que hemos advertido desde octubre de 2011, las tensiones develadas en el proceso de escogencia del candidato presidencial dentro de la MUD anticiparon las costuras de la oposicin, ahora dividida. Son tres las corrientes que se disputan el liderazgo de la MUD: por un lado un cabizbajo Capriles con 4 derrotas electorales al hombro, y un sinsabor de su mellado liderazgo dentro de un antichavismo que no encuentra otra alternativa que pueda sustituir lo que existe, asumiendo popularmente la frase esto es lo que hay.

La otra corriente es conducida por Mara Corina Machado y Leopoldo Lpez, quienes tienen a cuesta 5 derrotas al hombro si sumamos la eleccin donde Capriles les gan las internas de la MUD, y que con una comprobada deslegitimidad han acordado plantear la salida del rgimen por va de hecho, lo que incluye salir de Capriles, a quien se seala como un conciliador y casi traidor por haber asumido el dilogo convocado por el Gobierno del Presidente Maduro.

Una tercera corriente, representada por Antonio Ledezma, es aquella que asume la unidad en la calle, donde convergen los clsicos socialdemcratas tratando de colarse por las rendijas del conflicto de las otras dos corrientes, pero carentes de apoyo popular orgnico.

Esta divisin es una carrera contra el tiempo, que termina siendo una sntesis de los extremismos opositores, sin embargo, a pesar del divisionismo, creo que se debe dejar la ingenuidad de lado, porque estas tres corrientes al final terminarn estando unidos ante una posible salida del proceso revolucionario por la va que les garantice lograr el xito.

La salida, como una de las corrientes ha denominado a su pretendida accin, terminar empujando a la dirigencia de la oposicin a un estado de contradiccin tal, que sern capaces de volver a poner en riesgo la vida de sus militantes, con el fin de aprovechar lo que ellos diagnostican como un momento de debilidad dentro del chavismo.

En este sentido, la corriente de la salida no slo est sobredimensionando el debate crtico que existe en el seno del chavismo, sino que est sobrestimando su capacidad de maniobra, en especial porque para lograr la salida por va constitucional necesitan un pueblo que no tienen, y para lograr la salida por la fuerza, necesitan un ejrcito donde no tienen ni la esperanza de incidir.

De igual forma el pueblo venezolano debe estar muy alerta, tanto por la necesidad de evitar errores que restes o excluyan dentro del chavismo y que pongan en riesgo la construccin del socialismo bolivariano legado por Chvez, como por las pretensiones aptridas de una vieja oposicin en su ocaso.

Nota: Los invito a escuchar Venezuela Opina, un nuevo programa radio web de anlisis sobre las matrices de opinin pblica crticas, tanto dentro la oposicin como dentro del chavismo, conducido junto a Heiber Barreto. Podrs encontrarlo en www.aporrea.org y en las ms de 30 emisoras comunitarias y alternativas que nos retransmiten a lo largo y ancho del pas.

[email protected]

evansnicmer.blogspot.com

@NicmerEvans

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter