Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-02-2014

Qu pasa con UNASUR?

Juan Manuel Karg
Rebelin


La silla que supieron ocupar personalidades como el ex presidente argentino Nstor Kirchner o el venezolano Al Rodriguez Araque, fiel compaero de Hugo Chvez, est acfala hace meses. Por qu an no se ha elegido un Secretario General de la Unin de Naciones Sudamericanas para el 2014? Qu implicancias tiene esta ausencia en la vida cotidiana del organismo?

Durante la cumbre de Surinam donde este pas asumi la presidencia pro tmpore de UNASUR, en agosto del ao pasado, surgi una gran inquietud entre los Jefes de Estado y cancilleres presentes: que iba a suceder con la Secretara General del organismo, lugar que, desde el nacimiento de este ha implicado gran visibilidad continental, e importantes desafos. Dos propuestas, desde lugares ideolgicamente opuestos, se hicieron en aquel cnclave: Per -con el apoyo de los pases de la Alianza del Pacfico- y Bolivia -con el visto bueno de los pases del ALBA- acercaron nombres para ocupar la silla. Sin embargo, y precisamente por no lograr consenso, ambas opciones fueron descartadas.

Hoy, ms de cinco meses despus, la situacin sigue siendo similar. Qu cambi? En el medio apareci la propuesta del senador y ex vicecanciller uruguayo Roberto Conde, que cuenta con el apoyo de Ecuador tras recomendacin del propio Rafael Correa. Sin embargo, an no se sabe si Argentina y Brasil acompaarn esta propuesta, interesante en cuanto a trayectoria y especialidad, pero posiblemente insuficiente en trminos de peso poltico, si comparamos con las designaciones de Kirchner o Al Rodrguez.

No es casual que Ecuador sea del grupo de los apurados a la hora de darle forma a la Secretara General. Es Quito la sede elegida para el funcionamiento cotidiano del organismo, con la construccin del moderno edificio Nstor Kirchner -valuado en unos 35 millones de dlares, con 20 mil metros cuadrados, y una inauguracin planificada para junio de este ao- . Y ha sido Rafael Correa una de las voces que, en los ltimos tiempos, ha advertido de cierto amesetamiento de la integracin continental, sobre todo a raz de la rpida conformacin del bloque conservador regional de la Alianza del Pacfico, compuesto por Mxico, Colombia, Per y Chile, todos pases que cuentan con Tratados de Libre Comercio con EE.UU.

Podrn Brasil o Argentina presentar una candidatura propia a fin de destrabar esta situacin de acefala? El nombre de Marco Aurelio Garca, consejero estrella en relaciones internacionales de Brasilia, siempre ronda en estos espacios. Tiene impronta, peso propio, y conoce la integracin continental de primera mano. Ha sido protagonista de los cambios producidos en la ltima dcada, acompaando primero a Lula y luego a Dilma. El argentino Rafael Follonier, asesor de Kirchner durante su perodo al frente de UNASUR, tambin tuvo adherentes en este tiempo. Sabe cul es el trabajo a desarrollar en Quito, ms all de que su nivel de conocimiento pblico sea menor que el de Garca -y que Argentina ya haya estado a cargo de la Secretara General, dato no menor en la apuesta a una rotatividad de pases en el cargo-.

UNASUR fue importante en momentos determinantes de los ltimos aos en Amrica Latina. En 2008, con una rpida reunin en Santiago de Chile, ayud a disipar los intentos de desestabilizacin que sufra Evo Morales en Bolivia. Hizo lo propio en 2010, cuando Rafael Correa enfrent un intento de golpe de Estado, y en 2012 en Paraguay, donde rechaz enfticamente la cada del gobierno de Lugo -a pesar de no poder lograr el objetivo de que este retorne al Palacio Lpez, sede del Ejecutivo. Una veloz resolucin del nombre -y el pas- que ocupar la Secretara General del organismo ser clave para avanzar en una integracin regional ms autnoma, que pueda hacer frente a los diversos intentos de restauracin conservadora que hay en marcha en Amrica Latina.

Juan Manuel Karg. Licenciado en Ciencia Poltica UBA. Investigador del Centro Cultural de la Cooperacin

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter