Portada :: Colombia :: Minera
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-02-2014

El sindicato petrolero colombiano naci el 10 de febrero de 1923
Por qu conmemorar los 91 aos de la USO?

Rafael Antonio Velsquez Rodrguez
Rebelin


Es la misin histrica de la clase trabajadora hacer desaparecer el capitalismo.

Ral Eduardo Mahecha, Vanguardia Obrera, Barrancabermeja, 1924.

 

El presente artculo pretende hacer un reconocimiento a la memoria sobre el nacimiento de la Unin Sindical Obrera-USO y su importancia histrica, para lo cual se tom como referencia bsica el subcaptulo titulado Fundacin de la Sociedad Unin Obrera, escrito por los historiadores Renn Vega Cantor, Luz ngela Nez Espinel y Alexander Pereira Fernndez, en el libro Petrleo y protesta obrera. La USO y los trabajadores petroleros en Colombia. Tomo 1: En tiempos de la Tropical.

Antecedentes

Cuando se otorg la Concesin de Mares en 1906 hasta su traspaso fraudulento a la Tropical Oil Company en 1919, para la explotacin del petrleo, Barrancabermeja slo era un pequeo corregimiento de San Vicente de Chucur, pero en la dcada de 1920 se convirti en municipio y se constituy en la segunda ciudad del departamento de Santander. La riqueza del subsuelo por el oro negro permiti que en este territorio se implantara un enclave petrolero durante 35 aos.

A principios del siglo XX, el pequeo puerto de Barrancabermeja estaba habitado por unas cien personas, mientras que en San Vicente de Chucur vivan alrededor de mil. En 1907, tena 415 habitantes, en 1919 ya eran 1450 y en 1927, se calculaba que en el Centro de Barrancabermeja vivan 5000 trabajadores y 200 estadounidenses, de un total de 12.000 habitantes que tena el municipio. La creacin de la Tropical Oil Company (Troco) gener un nutrido proceso de migracin, que fueron enganchados muchos obreros que provenan de las sabanas de Bolvar, Sucre, Crdoba, tambin oleadas de antioqueos y de santandereanos, que se adaptaron al clima y los duros trabajos requeridos para iniciar la explotacin del petrleo, como los hacheros y macheteros trabajando como peones.

Entre los aos de 1919 y 1922, la Troco para enganchar a los trabajadores les prometa lo divino y lo humano, pero los obreros se decepcionaban muy rpido al ver que las promesas no coincidan con la realidad: no exista un adecuado aprovisionamiento de agua potable para el consumo humano, pues no haba plantas de tratamiento ni acueducto; las circunstancias de trabajo tampoco eran atractivas, ya que los obreros laboraban en extensas jornadas de 10 y 12 horas, de lunes a sbado, recibiendo muy mala alimentacin; adems, eran alojados en campamentos inadecuados, sin ningn tipo de servicio sanitario ni proteccin que impidiera la entrada de mosquitos; las condiciones higinicas de las habitaciones en donde deban pernoctar los trabajadores no eran dignas.

A pesar de las denuncias de prensa sobre las lamentables condiciones de trabajo de los obreros petroleros, la Troco afirmaba que las difciles situaciones de trabajo y de vida de la poblacin obrera estaban compensadas por los salarios que pagaba, nominalmente los mejores del pas, y se escudaba en esta premisa para negarse a asumir las demandas obreras de mejorar las condiciones de trabajo y aumentar los salarios (89 aos despus por causas similares se volvi a repetir lo mismo en Puerto Gaitn-Meta con los obreros petroleros, vindose obligados a realizar varias huelgas durante el segundo semestre del 2011 contra la empresa multinacional Pacific Rubiales, siendo perseguidos los lderes de la USO).

 

Fundacin de la Sociedad Unin Obreros (hoy USO): 10 de febrero de 1923

Las indignas condiciones laborales y de vida imperantes en el naciente enclave petrolero de la Tropical originaron las primeras protestas de los trabajadores, que en un principio fueron espontneas, individuales y desorganizadas. Por eso, es importante entender las razones objetivas y subjetivas, que explican la aparicin de una organizacin sindical en el seno del enclave petrolero de Barrancabermeja.

Entre los factores objetivos se encontraban las psimas condiciones materiales de vida y de trabajo que tenan que soportar los trabajadores como jornadas extenuantes, psima alimentacin, falta de hospitales, servicios mdicos y el maltrato a que eran sometidos por los capataces, en su gran mayora coterrneos. Los factores subjetivos, hicieron posible una embrionaria conciencia de clase, la cual slo se adquiere y se consolida mediante la lucha contra la explotacin y la opresin de manera organizada.

Estos factores objetivos y subjetivos permitieron, a pesar de todas las dificultades, que el 10 de febrero de 1923 se fundara en la clandestinidad La Unin Obrera o La Unin Obreros, los nombres originarios de la Unin Sindical Obrera (USO). A orillas de la quebrada La Putana se reuni la primera junta directiva de la Unin Obrera. Fueron los dirigentes socialistas Manuel Francisco Hernndez, Jos Mara Blanco, Pedro Sosa, Dionisio Vera, Juan F. Moreno, Vctor Pjaro, Alfredo Campos y Rozo Carrascal, quienes declararon fundada la Sociedad Unin Obreros y distribuyeron los cargos directivos. El primer presidente de la Sociedad Unin Obreros, su denominacin original, fue E. Snchez Sanmiguel y como Secretario General fue escogido Ral Eduardo Mahecha. Si bien, el documento fue emitido el 12 de febrero, es necesario aclarar que la reunin clandestina inaugural se llev a cabo el da 10 de febrero de 1923 (vase contenido de la copia de la carta original).

 

Es importante sealar que el Secretario General Ral Eduardo Mahecha Caycedo (1884 Guamo-Tolima 1940 Barrio Olaya-Bogot), fue el nervio de la embrionaria organizacin de trabajadores, su promotor y constructor. Desde septiembre de 1922, en Barrancabermeja se present un cambio significativo en las condiciones de organizacin y de lucha de los trabajadores petroleros, cuando lleg a la regin el curtido lder obrero y popular Mahecha, con experiencia combativa en diversos lugares del pas y en especial en los puertos del ro Magdalena.

Cuando Mahecha lleg al puerto arrend un cuarto en una de las desvencijadas casas de la poblacin y all empez a ofrecer sus servicios como abogado, anunciando que slo cobraba honorarios para favorecer a los obreros. A la vez, comenz a prepararlos espiritualmente, fundando el peridico Vanguardia Obrera que editaba por medio de una imprenta volante de su propiedad. En esta prensa se empezaron a denunciar las iniquidades de la compaa y las desastrosas condiciones de vida de la poblacin obrera. Fueron lemas del peridico: Las libertades no se piden, se toman; Trabajo o revolucin social y Es la misin histrica de la clase trabajadora hacer desaparecer el capitalismo, frases que siguen siendo vigentes en la actualidad, en especial para que la clase trabajadora siga luchando.

Por sus permanentes denuncias, la asesora que les proporcionaba a los obreros y su entrega en las labores organizativas, soport la calumnia por parte de la Troco que siempre lo calific como un ex presidiario que no mereca ser escuchado. A medida que el trabajo organizativo de Mahecha cosechaba frutos, siendo el ms importante la fundacin de la Unin Obrera, la compaa estadounidense empez a presionar al gobierno para que lo persiguiera. Aqul tuvo que soportar amenazas, multas, luego prisin y ostracismo tras las huelgas de 1924 y 1927.

La labor de Mahecha en Barrancabermeja le dio dignidad y autoestima al obrero colombiano, hacindole comprender que era un creador de riqueza cuyo trabajo beneficiaba a la Troco. Esta autoestima adquira un carcter de reivindicacin nacional ante la explotacin a la que el imperialismo estadounidense someta al pas y a sus habitantes. l fue el dirigente indiscutido del movimiento obrero en la zona petrolera de Barrancabermeja en la dcada de 1920, una de sus acciones ms resonantes fue su bandera de lucha: La reivindicacin de los tres ochos (8 horas de trabajo, 8 horas de descanso y 8 horas de estudio) como smbolo de las dos primeras huelgas de 1924 y 1927, poca en que fue encarcelado en dos oportunidades. En la primera permaneci 13 meses preso y en la segunda, junto a los principales organizadores, fueron detenidos y llevados despus a Tunja, donde se les tortur, sometindolos al terrible suplicio del cepo (vase foto). A comienzos de 1928, se fue para Cinaga a continuar un nuevo combate contra la United Fruit Company, para ayudar a organizar la huelga de finales de 1928.

La historia de la fundacin de la USO, las luchas obreras, campesinas, populares y de los pueblos afrodescendientes, indgenas y mujeres, han sido invisibilizadas. Es lamentable que en las mayoras de los textos escolares de Ciencias Sociales se cuente la historia oficial, pero es tarea y compromiso del movimiento sindical y obrero y de los historiadores comprometidos persistir en la recuperacin de la memoria histrica desde los de abajo. Los 91 aos de lucha de la USO se constituyen en un referente y oportunidad nica para repensar, reivindicar y dignificar, el valioso legado aportado por los luchadores sociales, muchos y muchas desconocidos (as), que esperan dignamente ser estudiados.

 

CONSIGNAS DE LA POCA

UNA OFENSA HECHA A UN OBRERO, ES UNA OFENSA HECHA A TODOS!

VIVA LA REVOLUCIN SOCIAL! VIVA COLOMBIA! VIVA EL OBRERISMO!

TRABAJADORES, HACIA PUERTO WILCHES! NO MS CADENAS DE LA TROPICAL!

PROLETARIOS DE TODOS LOS PASES, UNOS!

EL OBRERISMO LUCHA POR LOS DESCAMISADOS, LOS INDEFENSOS Y HARAPOSOS!


(*) Rafael Antonio Velsquez Rodrguez es Investigador independiente y profesor de la Institucin Educativa El Castillo en las reas de Ciencias Sociales y Filosofa, Barrancabermeja, Colombia.


 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter