Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Israel
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-02-2014

El destino del pas est en manos de dos personas: Yair Lapid y Tzipi Livni. Si fallan, es el fin de los das
El fuego de la provocacin est destruyendo Israel

Sefi Rachlevsky
Haaretz

Traducido del ingls por J. M.


As es como se ve el final. El rgimen israel se ha convertido en kahanista. El ministro de Cultura elogia a Sapir Sabah con una gran "como si".

Sabah, la estudiante de escuela secundaria que decidi que su maestro, Adam Verete es un traidor y que los traidores merecen ser condenados a muerte. Sabah, quien es abiertamente kahanista, celebra con los ms extremos kahanistas, a la altura de la mayor beligerancia fsica del tipo que llev al asesinato del primer ministro Yitzhak Rabin en 1995.

Esto despus de que los principales miembros del rgimen, al igual que los Ministros Avigdor Lieberman, Naftali Bennett y Limor Livnat, se pusieran de pie con entusiasmo detrs de un cantante kahanista que cant una cancin de alabanza a Dios por la pena de muerte gracias a la cual fue asesinado Rabin y se derrumb el difunto Primer Ministro Ariel Sharon.

Y as, descaradamente, se produjo un giro. Alaban a un cantante que elogi la condena de muerte de Rabin y alaban al entusiasta discpulo del kahanista Michael Ben Ari. Mientras tanto, no slo no se descarta al rabino municipal que prohibi la venta y el alquiler de apartamentos para los rabes, sino que est a punto de ser ascendido a rabino de la ciudad capital.

En su panegrico al comediante Sefi Rivlin, la ministra de Deportes y Cultura Limor Livnat dijo: "Para cualquier persona que ama el pas, no es fcil estar en el mbito de los artistas". Ministra de Cultura. Segn ella, la mayora de los artistas odian al pas. La mayora de los artistas son "traidores".

Cuando el gobierno enciende el fuego de la provocacin, se propaga rpidamente entre el pblico. Es por eso que esta semana la chispa de odio hacia la izquierda alcanz su punto ms alto desde el asesinato de Rabin.

El entusiasta abrazo al kahanismo de los lderes polticos tiene una enorme influencia. Es similar a la influencia de la legitimacin de la violencia que concedi Benjamin Netanyahu cuando orquest las manifestaciones contra Rabin que llevaron a su asesinato ("A sangre y fuego vamos a expulsar a Rabin").

Quienes prestaron atencin esta semana, ya sea en Internet o en la vida real, pueden haber visto lo que muchos estn escondiendo. Los resultados de la incitacin contra "los rabes" y, ms an, contra los traidores de izquierda. Un vdeo de noticias y entretenimiento popular en el sitio web Walla mostrando colonos con palos golpeando a un israel activista de los derechos humanos llev a la respuestas inmediata de cientos de personas reales, que estaban enojadas porque slo era una paliza. A los izquierdistas se les debe matar, no slo golpear, se insista en los comentarios. Y hay que tratar este tema, incluso antes que a los rabes.

El ministro de Finanzas Yair Lapid y la ministro de Justicia, Tzipi Livni -que estn sosteniendo el rgimen kahanista en sus manos, ya que sin sus partidos la coalicin gobernante no tendra una mayora- se niegan a entender que el espritu del pas es lo ms importante.

Mientras los partidos Yesh Atid [Hay Futuro (N del T)], de Lapid, y Hatnuah [El Movimiento (N. del T)] de Livni estn en connivencia con un proceso de paz que no se puede implementar en la realidad, con un primer ministro que hace declaraciones incesantes, el espritu del pas se est envenenando cada da aqu. Israel cambia durante la noche.

Hay una razn por la que Israel ha entrado con una moda de la locura por los pasaportes espaoles durante los ltimos dos das: los ciudadanos quieren huir de los regmenes fascistas. La incitacin puede crear odio hacia los otros y un abanico de intenciones asesinas hacia los llamados traidores, pero no puede generar amor. No amor a un lugar, por su gente, por su cultura o por su lenguaje pisoteado.

Esta es una advertencia grave e inmediata. El fuego del racismo est cambiando definitivamente a Israel. Despus de la traicin a los ciudadanos que protestaban contra un capitalismo canbal gubernamental e ideolgico que no permite que la gente viva, la frustracin del pblico se est desviando a dos lugares, como ocurri en Europa durante el ascenso del fascismo: los sueos de escape, y el odio a los dems, y a los "traidores".

El destino de Israel est en manos de dos personas: Lapid y Livni. A partir de ahora tienen la facultad de unirse al lder del Partido Laborista Isaac Herzog y causar la cada del rgimen de Kahane. Si los dos siguen con los ojos cerrados y cooperan con el kahanismo, todo va a ser consumido por el fuego.

Hace ochenta aos se abrieron los seis sellos del apocalipsis racista y la enemistad resultante se verti sobre la cabeza de millones. Ahora el sptimo sello se ha abierto. El uno en el interior. Estos son los ltimos momentos en los que se puede detener el proceso. Los ltimos momentos para darse cuenta de que la nica misin es la prevencin de un estado kahanista. Todo lo dems es secundario. Cada segundo en el que el rgimen envenena al pblico est cambiando nuestras vidas para siempre.

Fuente original: http://www.haaretz.com/opinion/.premium-1.573499

rBMB




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter