Portada :: Argentina :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-02-2014

Desafo para la izquierda
El peronismo como lmite sistmico

Mario Ral Bordn
Perfil


La debacle que afronta el gobierno de Cristina Fernndez de Kirchner exhibe la verdadera naturaleza poltica e ideolgica del kirchnerismo. Ya no puede sostener su pico relato seudoizquierdista ni cobijarse bajo la laxa e insustancial categora poltica de progresista.

Ha quedado palmariamente demostrado que el peronismo, an en su versin kirchnerista, ha continuado cumpliendo su tradicional rol poltico que consiste en erigirse en el gran dique de contencin de las masas dentro de los lmites del sistema capitalista en Argentina.

Desde su surgimiento (1945), los distintos posicionamientos que ha enarbolado el peronismo se convirtieron en el mejor indicador para conocer cul es el techo poltico tolerable por el sistema capitalista en cada momento histrico y todas las grandes transformaciones estructurales que necesit realizar el capitalismo, en Argentina, se instrumentaron a travs del peronismo.

La oscilacin entre los ms diversos modelos econmicos adoptados por el peronismo en cada etapa histrica reflejan, simplemente, las cambiantes necesidades del sistema capitalista. Porque el modo de produccin sigui siendo capitalista. Y todas las relaciones de produccin siguieron siendo tpicamente capitalistas.

El peronismo ha logrado disociar los intereses histricos de la clase trabajadora (una sociedad sin clases) de sus intereses inmediatos (reivindicativos) exhibiendo a estos ltimos como el nico horizonte posible para los trabajadores y, con ello, ha debilitado, sistemticamente, la posibilidad que surja, en Argentina, una verdadera herramienta poltica de la clase trabajadora que pueda sintetizar ambos intereses para avanzar en una edificacin revolucionaria.

Lejos de constituir una gradual transicin al socialismo, el peronismo siempre ha sido el principal obstculo poltico para que la clase trabajadora pudiese avanzar en alguna forma de construccin poltica transicional hacia una revolucin socialista o, al menos, para que pudiese concebir algn modelo poltico anticapitalista.

Y cuando el movimiento de masas desbord los lmites polticos del peronismo, el ltimo reaseguro del sistema capitalista fueron las dictaduras, especialmente la ltima (1976-1983).

La actual situacin poltica argentina es un perodo de transicin. La clase trabajadora y las masas ya no se sienten representadas por el peronismo, pero, todava, carecen de otra representacin poltica que las exprese. Las genuinas fuerzas polticas marxistas existentes en Argentina tienen por delante un renovado desafo.

Este perodo de transicin no tiene, ni puede tener, plazos ni formas predeterminadas. Pero la edificacin de herramientas polticas transicionales (con toda la flexibilidad tctica que resulte necesaria) se torna imprescindible para que la izquierda argentina pueda convertirse en la nueva representacin poltica de una clase trabajadora que ha comenzado a recorrer el camino que implica, segn la expresin de Marx, pasar de ser clase obrera en s a ser clase obrera para s.

Esta transformacin en la conciencia poltica y social de la clase trabajadora es indispensable para transponer, con xito y de manera duradera, los lmites del sistema capitalista.

La necesidad de contar con un Partido marxista revolucionario, cuyo funcionamiento est basado en el centralismo democrtico, tal como fue concebido por Lenin, contina siendo un prerrequisito insustituible para una construccin revolucionaria. Porque la tarea de vencer a un capitalismo ms centralizado que nunca requiere instrumentos organizativos a la altura del perfeccionamiento alcanzado por el Estado capitalista.

El resurgimiento del pensamiento poltico marxista y la ostensible resistencia anticapitalista que se registra, en todo el planeta, exigen una rpida recomposicin de las genuinas fuerzas marxistas existentes en nuestro pas para que la izquierda argentina acuda, con xito, a esta impostergable cita con la historia.

Mario Ral Bordn. Abogado de la ciudad de Concordia (Entre Ros).

Este artculo de opinin fue publicado en el diario "Perfil", que se edita en la ciudad de Buenos Aires, en su edicin correspondiente al da sbado 22 de Febrero de 2014 (Pgina 40 - Cuerpo Principal - Seccin "Ideas").

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter