Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-03-2014

Resea de Crnicas del estallido de Martn Cneo y Emma Gasc

Jess Aller
Rebelin


Cualquiera percibe que en este mundo nuestro de tirana globalizada de los mercados y dominio imperial generando miseria y explotacin sin lmites, las pocas buenas noticias suelen venir de Latinoamrica. All se ha concentrado la resistencia al dogma neoliberal y all se ha avanzado en los ltimos tiempos en experiencias profundamente democrticas que han trado un aire nuevo participativo y humano a la poltica. Crnicas del estallido de los periodistas Martn Cneo y Emma Gasc, y que Icaria Antrazyt edita con un prlogo de Ral Zibechi, se ha planteado como una toma de pulso a la base de estos procesos. La introduccin presenta el plan del libro, un viaje de unos diez mil kilmetros durante quince meses, desde Argentina hasta Mxico, entrevistando a ms de doscientos activistas de derechos humanos y lderes comunitarios. El proyecto, enormemente atractivo, ha dado lugar a un relato que no lo es menos, una amplia coleccin de casos en los que la accin coordinada de los de abajo, vctimas del saqueo de los recursos y de las polticas neoliberales, fue capaz de plantar cara al poder, destituir presidentes, cambiar leyes, humanizar la economa

Argentina

Tras las polticas neoliberales de los aos 90 y el consiguiente incremento del paro, la desigualdad y la pobreza, dado el golpe de gracia a la clase media, el pueblo desarroll pronto su capacidad de paralizar el pas, demostrndose el papel activo que los desocupados pueden tener en estos casos. Con la llegada al poder de Nstor Kirchner en 2003, la renuncia al pago de la deuda y la devaluacin del peso consiguieron enderezar la economa. Los juicios a los responsables del terror durante la dictadura fueron otro logro importante de la era Kirchner. Slo entonces se consigui anular las vergonzosas leyes de obediencia debida y punto final promulgadas a finales de los 80.

Al mismo tiempo que esto ocurra, en las organizaciones populares se produca una divisin entre los que optaban por colaborar con el kirchnerismo, que eran bien recibidos en sus filas, y los que decidan seguir en la calle reivindicando la transformacin profunda del sistema. Y no hay que olvidar que mientras tanto la represin continuaba. Desde que Nstor Kirchner asumi la presidencia, diecinueve activistas han sido asesinados por la polica o sectores vinculados con los poderes polticos. La lucha contra estos crmenes es posible gracias a la asociacin Correpi (Coordinadora contra la represin policial e institucional), que ofrece sus servicios a las vctimas.

Se repasa despus el caso emblemtico del Hotel Bauen en Buenos Aires, un hotel de lujo construido por la dictadura para el mundial de ftbol de 1978 y convertido luego en uno de los centros de reunin ms exclusivos de la capital, empresa rentable arruinada en los aos 90 de las privatizaciones, el robo y el derrumbe de la economa. Ocupado por sus trabajadores en 2003, resiste heroicamente fiel a los tres principios de las empresas recuperadas: Ocupar, resistir, producir. Con la ayuda del gobierno bolivariano de Venezuela en un momento crtico, el hotel es hoy una empresa con supervit y autogestionada, como doscientas cinco en toda Argentina (datos de 2010). En la poca de bonanza, el movimiento no ha parado de crecer.

El siguiente escenario es Esquel en la provincia de Chubut, donde la iniciativa ciudadana fue capaz de impedir la apertura de una mina de oro a cielo abierto que amenazaba el paisaje y la salud de los habitantes de la zona. Esto fue en 2003 y supuso el comienzo de una mentalizacin contra estos ataques que se tradujo en leyes que prohben este tipo de explotaciones en varias provincias. Tambin en Esquel, se recoge el testimonio de los indios mapuches que han reivindicado recientemente los terrenos robados a sus comunidades a finales del siglo XIX. Reclaman a la firma Benetton, actual usurpadora de las tierras, y con las armas de la razn y la unidad han conseguido recuperar en las ltimas dcadas 233000 Ha de su territorio ancestral.

En Neuqun, conocemos la experiencia de Zann, una de las fbricas de cermica ms importantes de Argentina, fundada en 1979 y que vena funcionando de forma autoritaria. La organizacin de los trabajadores a finales de los 90 les permiti vencer en las elecciones sindicales y pasar a participar en las decisiones que les afectaban. Cuando en 2001 Luis Zann planea cerrar la factora, los obreros no lo consienten y la ocupan. En 2002 van ms all y la ponen a producir. Autogestin pura. Resisten heroicamente el acoso judicial y los intentos de desalojo y en 2009 consiguen la expropiacin definitiva. La enseanza es contagiosa: de las cuatro fbricas de cermica de Neuqun, slo queda una donde se obedezca a un patrn.

La visita siguiente es a la regin de Crdoba, donde unas mujeres llenas de coraje han conseguido hacer pblico el genocidio silencioso de los agroqumicos utilizados masivamente en los cultivos de soja transgnica que invaden esta parte del pas. Se trata de una epidemia de casos de cncer y malformaciones que ellas comenzaron a investigar y contra la que han logrado avances legislativos an muy insuficientes. En el norte de Argentina, la lucha que se nos describe es contra las mineras que ofrecen unos sueldos de miseria a cambio de contaminacin y devorar el agua, tan escasa en la zona. Las movilizaciones populares ya han conseguido parar varios de estos proyectos.

Bolivia

En Bolivia, como en tantos otros sitios, las privatizaciones de los 80 y 90 lucraron a las elites y hundieron el pas. Slo en 1999, cuando el gobierno de Hugo Bnzer trat de liberalizar el agua, la nacin le estall en las manos. Los cambios en el mundo del trabajo haban hecho inoperantes a los sindicatos, pero grupos sociales y barrios tomaron el relevo con coraje. Fue una guerra ganada con la anulacin en 2000 de la ley de privatizacin del agua, que ha conseguido que ahora las comunidades gestionen sus propios recursos hdricos. Los aos 90 son tambin los del intento de erradicar los cultivos de coca, y los de la lenta organizacin y resistencia de los campesinos. En 1997, un desconocido Evo Morales entra en el parlamento. La represin es cruenta, pero nada detiene la lucha popular y en 2005 Evo gana las elecciones y es el primer indgena en llegar a la presidencia en Bolivia.

El libro nos aproxima despus a un episodio crucial de esto aos, la denominada guerra del gas, que estall en octubre de 2003 cuando Snchez de Lozada trataba de desarrollar su plan de exportar gas a los Estados Unidos a travs de Chile. El pueblo tom la iniciativa y con tozudez aimara acab consiguiendo la dimisin del presidente. Nada importaron las masacres y la represin salvaje. Una estructura horizontal de comunidades integradas hizo posible una victoria en la que el papel esencial correspondi a la poblacin de El Alto, lugar donde esta dinmica es muy activa. Los protagonistas de estas luchas nos explican cmo a pesar de algunos desacuerdos siguen manteniendo un apoyo crtico al gobierno de Evo.

Desde la llegada del MAS al poder, la pobreza ha bajado del 61 al 49 % y se ha nacionalizado bastante, pero el saqueo de las multinacionales contina. Se profundiz tambin en la reforma agraria, aunque las elites latifundistas provocaron una explosin de violencia en Santa Cruz que fue controlada. La guerra no ha finalizado. En enero de 2009 fue aprobada la nueva constitucin que contiene avances importantes. En diciembre de ese ao, Evo gana otra vez las elecciones por goleada, aunque sus polticas comienzan a encontrar resistencia entre los que lo auparon al poder. El gasolinazo en 2010 tensa las relaciones y Evo ha de rectificar. El Mandar obedeciendo zapatista podra ser la consigna tambin aqu. La conclusin sobre la situacin del pas podra ser que el acceso a la presidencia de Evo Morales en 2005 ha trado, si no la solucin definitiva, s un espacio de libertad y esperanza.

Per

Hugo Blanco, lder campesino nos habla de las movilizaciones de los aos 60 por la reforma agraria, que consiguieron que Per sea el pas de Latinoamrica con mayor porcentaje de tierra en manos de los agricultores. No obstante, la herencia de la lucha armada promovida por Sendero Luminoso ha sido un retraso en la organizacin de un movimiento indgena fuerte. La guerra trajo una catastrfica cadena de atrocidades en la que las vctimas de los dos bandos fueron sobre todo los campesinos ms pobres. En 1983, familiares de desaparecidos comenzaron a buscar respuestas en una lucha heroica que contina hoy.

Los gobiernos de Alan Garca y Alberto Fujimori con sus desastrosas polticas econmicas y niveles insoportables de represin y corrupcin llevaron al pas al borde del colapso, pero la respuesta no se hizo esperar. En 2002 estalla el Arequipazo y en 2008 y 2009, el Baguazo, una rebelin de los indgenas amaznicos contra la invasin de sus tierras. Por otro lado, en 2002 los agricultores de Tambogrande, a pesar del asesinato de uno de sus lderes, prosiguen la lucha pacfica y logran ganar un referndum que paraliza un megaproyecto minero fatal para la agricultura de la zona. Fue una victoria que sirvi de ejemplo y estmulo en toda Latinoamrica.

El acceso al poder de Ollanta Humala en 2011 no ha supuesto un esfuerzo por cumplir las obligaciones que tiene el Estado para con sus vctimas, segn la abogada Gloria Cano, pero la lucha legal de las organizaciones de derechos humanos contina.

Ecuador

Entre 1972 y 1992, Texaco extrae petrleo de la Amazonia. Con esta multinacional llegan contaminacin, enfermedades, ruina de ecosistemas: miseria y muerte. A partir de 1993, la lucha legal contra el desastre une a todos los damnificados, indios y colonos, en un frente comn que al principio tropez con dificultades. En 2003 comienza un juicio desigual, pero las vctimas vigilan bien organizadas para que no se produzcan irregularidades y en 2011 y 2012 la empresa es condenada a pagar 19200 millones de dlares, la indemnizacin ms alta de la historia, un dinero que se utilizar comunitariamente para tratar de paliar la catstrofe. El fallo es importante sobre todo porque termina con una era de impunidad de las multinacionales en Latinoamrica. Los criminales globales pueden ser enjuiciados. Se describe despus el caso de otras regiones prximas de la selva amaznica donde se ha conseguido impedir el desembarco de las petroleras por medio de movilizaciones. En ellas, la justicia tambin ha dado la razn a los protectores del medio ambiente.

Los aos 90 en Ecuador son los de las protestas de los indgenas, que consiguieron nuclear la resistencia de toda la sociedad al ajuste neoliberal y provocaron la cada de dos presidentes: Abdal Bacaram en 1997 y Jamil Mahuad en 2000. Sin embargo, el relevo de Lucio Gutirrez se revel tambin desastroso y, adems, la colaboracin con l de algunos grupos indgenas fue un grave error que oblig despus a una severa autocrtica. En 2005 fue la clase media la que tom el testigo con caceroladas y manifestaciones que coreaban el estribillo argentino del que se vayan todos. En abril cae el tercer presidente. La victoria de Rafael Correa en la elecciones de 2006 con el apoyo de todos los movimientos sociales fue un cambio histrico. Una nueva constitucin es discutida ampliamente y aprobada en referndum, un documento revolucionario por la defensa de derechos humanos y proteccin del medio ambiente que propugna.

Ha habido despus desencuentros entre el gobierno Correa y algunos colectivos que lo acusan de extractivismo, pero la dinmica de estos y su buena organizacin los hace capaces de detener los proyectos ms impopulares.

Colombia

La visita comienza en el departamento del Cauca, zona con gran presencia indgena y donde el conflicto armado persiste. La historia de la regin nos habla de un poder abusivo de los latifundistas, enfrentados por un movimiento con instituciones como el CRIC (Consejo Regional Indgena del Cauca), que ha conseguido notables avances en la recuperacin de tierras para las comunidades. La lucha armada de grupos como el M-19 o las FARC se entiende como una respuesta a la violencia y usurpaciones del Estado y los terratenientes contra los campesinos, en las que los paramilitares suponen el captulo ms siniestro. Entrevistas a algunos lderes indgenas nos revelan la existencia de un poderoso movimiento social dispuesto a enfrentarse a las atrocidades de stos de forma pacfica.

La siguiente parada es en el departamento del Choc, donde el 80 % de la poblacin es de origen africano, descendiente de esclavos huidos a esta regin apartada y selvtica. A mediados de los 80 comienza la explotacin maderera intensiva y, en respuesta, surge la autoorganizacin de las comunidades afectadas. Se consigue as detener los trabajos. En 1991, durante la redaccin de la nueva constitucin, las ocupaciones de edificios oficiales logran que el texto recoja los derechos de la gente del Choc a la gestin colectiva de sus tierras. Pero no todo son progresos. Se describen crmenes espantosos de paramilitares a sueldo de grandes empresas agrcolas, que buscan provocar desplazamientos de poblacin para extender sus cultivos. Las comunidades estn empeadas en una lucha judicial contra los autores e inductores de estos atropellos, aunque algunos de ellos estn ciertamente muy arriba.

En Bogot conocemos el episodio de los falsos positivos, miles de jvenes asesinados por el ejrcito para simular xitos en la guerra contra el terrorismo. La movilizacin de las madres y otros familiares de algunos de estos muchachos ha conseguido llevar a juicio a varios de sus responsables. El diputado de la Unin Patritica Ivn Cepeda nos acerca a la historia reciente de Colombia. El mtodo del gobierno, sobre todo durante el mandato de Uribe Vlez, ha sido el exterminio fsico de la oposicin. Slo la dinmica popular y sindical y en los ltimos tiempos el apoyo de un sector sano y valiente de la judicatura ha permitido que tmidamente se empiece a hacer justicia. Juan Manuel Santos representa los intereses de inversores norteamericanos y europeos y su estilo es necesariamente distinto al de su predecesor, ligado estrechamente a los narcos y paramilitares. Las atrocidades de ste van saliendo progresivamente a la luz y no es descartable que pueda ser llevado ante la justicia.

Nicaragua

Los sandinistas regresan al poder en 2006 tras un parntesis de gobiernos de derechas desde 1990. Se nos aportan claves de su actual poltica, aspectos como su alianza con la iglesia y sectores econmicos influyentes, que hacen compatibles con programas sociales posibles por la ayuda venezolana y cubana. En Metagalpa conocemos a personas destacadas del movimiento feminista de Nicaragua, bien organizado y prestigioso. Segn estas mujeres, del sandinismo revolucionario de los setenta y ochenta queda sobre todo un pueblo con una cierta conciencia de que puede cambiar las cosas.

En Managua nos hablan enfermos crnicos de rin a causa de los agrotxicos usados con la caa de azcar y nos explican sus reivindicaciones: indemnizaciones para los familiares de las fallecidos, tratamiento para todos los afectados. Es una lucha que se pelea en los tribunales y en la presin popular imprescindible

El Salvador

La primera historia nos viene del departamento de Chalatenango, en el norte del pas, y nos habla de la llegada all en 1973 de sacerdotes partidarios de la teologa de la liberacin y de la organizacin de los campesinos, que padecan una explotacin salvaje por parte de los terratenientes. En 1975 comienza la actividad de los escuadrones de la muerte y el asesinato de monseor Romero en 1980 desencadena la guerra civil. El ejrcito impone una poltica de tierra quemada y realiza masacres, denunciadas en el ter por la mtica Radio Venceremos, una de las emisoras del FMLN. Es un conflicto desigual, pero en 1983 la guerrilla, con operaciones de gran coraje, consigue pasar a la ofensiva.

A finales de 1986, miles de campesinos refugiados en Honduras deciden emprender el regreso a sus tierras que han sido liberadas por el FMLN. All encuentran slo destruccin, pero comienzan una nueva vida con nimos. Tras la ofensiva de la guerrilla en 1989, los acuerdos de paz de 1992 supusieron el fin del conflicto armado. Atrs quedaban ochenta mil vctimas, la mayora civiles asesinados por el ejrcito y los escuadrones de la muerte. En Chalatenango, la larga lucha deja una experiencia viva de gestin comunitaria de los asuntos, que hace muy difcil cualquier atentado contra los derechos y la forma de vida de los campesinos.

Tras los acuerdos de paz de Chapultepec en 1992, las polticas neoliberales de los gobiernos de Arena trajeron la nueva guerra de las privatizaciones, el paro y el derrumbe de la economa productiva: miseria y emigracin masiva y en el interior incremento de la delincuencia organizada en maras (bandas), que convirti El Salvador en el segundo pas ms peligroso del mundo en 2011. Sin embargo, la respuesta ciudadana no se hizo esperar. En 2002, se convocan huelgas y manifestaciones que resultan un xito. As se para la privatizacin de la sanidad y agresivos proyectos mineros. En 2009, Mauricio Funes, un periodista independiente, llega a la presidencia en las listas del FMLN. Desde entonces, se han puesto en marcha importantes polticas sociales, aunque los poderes fcticos siguen vetando una reforma fiscal que aporte recursos al Estado para fortalecerlas. El matrimonio de conveniencia del FMLN y el socialdemcrata Funes ha trado algo de progreso a un pas pequeo sometido a enormes presiones.

Guatemala

Junio de 1954. El presidente Jacobo rbenz, elegido democrticamente y embarcado en un ambicioso plan de reforma agraria, desarrollo industrial, educacin pblica y seguridad social, es depuesto en un cruento golpe de estado patrocinado por los EEUU. Desde entonces se suceden las masacres que se ceban en los indios mayas. En los aos 80, los intentos de lucha guerrillera son aplastados mientras mujeres indgenas familiares de desaparecidos se organizan y comienza la excavacin de fosas.

Los acuerdos de paz de 1996 supusieron un paso importante para el fin de la violencia, al tiempo que se intensificaba la lucha por llevar ante la justicia a los responsables de las matanzas. En 1998, el obispo Juan Gerardi, referente de estas campaas, es asesinado. Los culpables de este crimen, tres de ellos militares, son condenados a penas de treinta aos de crcel en 2003. Cinco aos ms tarde se consigue por fin la primera sentencia de los tribunales guatemaltecos por desapariciones forzadas. A partir de entonces, los juicios a los autores del genocidio se multiplican. El descubrimiento de archivos del ejrcito con informacin sobre sus abusos ha permitido agilizar las causas.

En 2013, el expresidente Efran Ros Montt es condenado a cincuenta aos de prisin por genocidio. Aunque el proceso fue anulado poco despus, aquello fue un vuelco histrico que podra ser denominado el fin de la impunidad. Actualmente se vive un incremento de la organizacin popular en asuntos como la reivindicacin de las tierras usurpadas a las comunidades en los aos 70 y 80 o la oposicin a los proyectos de megaminera, contaminantes y enormes consumidores de un agua necesaria para las poblaciones y los usos agrcolas y ganaderos. Sin embargo, en 2011 el general Otto Prez Molina, que particip en las atrocidades, gana las elecciones. Hay problemas de memoria en Guatemala? Probablemente, y hay que responsabilizar de esto tambin al mensaje engaoso de ofrecer seguridad que la derecha ha conseguido trasmitir y a las redes de clientelismo poltico creadas.

Mxico

Se repasa la historia del Ejrcito Zapatista (EZLN). En Mxico, los aos 80 y 90, con la aplicacin de las polticas neoliberales, son tiempos de privatizaciones e incremento de la pobreza (entre 1984 y 1994, 12 millones de personas). En la selva Lacandona haba de antiguo un germen de lucha guerrillera, pero con la ley de 1992 que permite la compraventa de tierras comunales, ste se convierte en un movimiento de masas. El 1 de enero de 1994 se produce el alzamiento y siguen doce das de combates con muertos por los dos bandos, hasta que una gran campaa mundial consigue sentarlos en unas negociaciones de paz. En 1996 se firman los acuerdos de San Andrs, que recogen algunas de las reivindicaciones zapatistas. Cuando el gobierno se desvincula de ellos y recurre a grupos paramilitares que cometen masacres, los campesinos replican con movilizaciones y autoorganizacin en las comunidades indgenas que controlan. La traicin de los partidos tradicionales los lleva luego a reafirmarse en sus estructuras de democracia directa, basadas en el mandar obedeciendo. Los logros en sanidad, educacin y relaciones de gnero conseguidos suponen un referente precioso para todos los altermundistas.

Lo ocurrido en San Salvador Ateco tuvo tambin gran trascendencia. En 2001, el gobierno de Vicente Molina Fox ordena por decreto la expropiacin de ms de 5000 Ha de esta localidad en las afueras del Distrito Federal para la construccin de un aeropuerto. La respuesta popular no tarda. Concentraciones y manifestaciones de campesinos que portan sus machetes son habituales y en 2002 la administracin se ve obligada a dar marcha atrs. En 2006, la violencia estalla otra vez y la brutalidad policial deja varios muertos y veintisiete mujeres agredidas sexualmente. Dos de los detenidos fueron condenados a 67 aos de crcel, pero las movilizaciones siguen y tras un nuevo juicio, en 2010 son liberados. Los machetes siguen altos en Ateco contra los abusos y exacciones del poder.

Se recuerda despus la comuna de Oaxaca de 2006. El estallido ocurre cuando la polica reprime salvajemente una huelga de maestros. La ciudad asume entonces el control de s misma con convergencia de distintos grupos entre los que fueron esenciales las comunidades indgenas y su estilo de gobierno asambleario y horizontal. Se producen asesinatos por parte de sicarios y poco despus la polica toma a sangre y fuego la ciudad con incontables violaciones y muertes. Aplastado el movimiento, permanece sin embargo firmemente arraigada la conciencia de que el cambio es posible, de que est ya aqu en una organizacin abierta y participativa que se extiende por todas partes.

La guerra contra el narcotrfico emprendida por el gobierno mexicano ha dado lugar a miles de asesinatos y desapariciones que se comprenden en un contexto de lucha entre mafias para controlar las rutas y los mercados, pero tambin de represin de los movimientos sociales. Algunas valientes iniciativas han conseguido ya la localizacin de personas desaparecidas o la presentacin en La Haya de una denuncia contra el expresidente Felipe Caldern, respaldada por 23000 firmas. Han logrado tambin que el feminicidio se considere un problema de estado.

La ltima parada es en Acapulco, paraso tropical devenido infierno de narcotrfico y corrupcin (2 ciudad ms peligrosa del mundo en 2013). Ante esta situacin, en la sierra de Guerrero ms de cien comunidades se han integrado en un sistema de justicia propio, la polica comunitaria, nacida en 1995. En 2003 comenzaron las obras de la que habra de ser una enorme presa en el ro Papagayo (La Parota). Miles de campesinos seran expulsados de sus tierras con indemnizaciones de miseria para exportar electricidad a los EEUU. Las comunidades se organizaron y el gobierno respondi con asambleas amaadas, que fueron denunciadas ante los tribunales y anuladas. Hoy da, la guerra est ganada y la unin conseguida es el resorte para la gestin de todos los problemas en el futuro. Chiapas, Atenco, Oaxaca, Guerrero son territorios en rebelda que hablan con su propia voz en la tierra de Emiliano Zapata.

La lectura del libro nos deja confusos y esperanzados. Confusos por la complejidad de una lucha en la que las ms legtimas reivindicaciones de derechos elementales son respondidas con masacres y mentiras que parecen no tener fin, por la magnitud del reto y por el egosmo y ceguera inhumanas de los que poseen todo y no estn dispuestos a compartirlo. Pero esperanzados tambin porque claramente, de un extremo a otro de Latinoamrica, vemos a los pueblos adquirir conciencia tras siglos de miseria y explotacin, los vemos organizarse y plantar cara y les vemos conseguir logros importantes en muchos casos. En los lugares que se describen hay que sealar adems el papel crucial de las tradiciones comunitarias indgenas y su capacidad de tejer una tupida red horizontal de participacin y debate sin dogmas ni lderes insustituibles. Esta es sin duda una de las claves del xito. Otro mundo es posible y Crnicas del estallido es un libro magnfico para entender de qu modo puede construirse.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter