Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-03-2014

Copa del Mundo
Protestar es derecho a ejercer ciudadana

Juan Luis Berterretche
Rebelin


El jueves 06 de febrero en una movilizacin en Rio de Janeiro contra el aumento del boleto, el camargrafo de la TV Bandeirantes Santiago Andrade fue herido con gravedad por una bengala y cuatro das despus sufri muerte cerebral.

A partir de ese momento y con la excesiva amplificacin sesgada de la TV Globo se desat una campaa contra las protestas callejeras. La presidenta Dilma Rousseff surgi afirmando que protestar contra la Copa es tener una visin pequea de Brasil. Apelando al nacionalismo algunos amanuenses acusaron a los que estn contra la Copa de estar contra el pas. A pocos das de conmemorarse los 50 aos del golpe del 64, es imposible no recordar el lema arrogante del gobierno del general Garrastaz Mdici (1969-1974):   Brasil: Ame-o ou Deixe-o (Brasil: melo o djelo).

Brote histrico

Dos das despus del deceso del camargrafo Andrade, el senador oficialista Jorge Viana (PT-Acre) propuso que la ley antiterrorista auspiciada por la FIFA se discutiera de inmediato en el senado y pidi un acuerdo de lderes para poner dicha ley en votacin en el plenario.

El informe de comisin a senadores sobre la ley antiterrorista fue ledo por el petista Paulo Pam (PT-Rio Grande do Sul) y el autor del proyecto, Romero Juc (PMDB-Roraima) qued desdibujado en un segundo plano. Los grandes medios centraron en el apoyo oficialista de Pam a la ley y no en Romero Juc, que acumula antecedentes poco elogiosos en su trayectoria.

Mientras, en los pasillos del PT, los lderes partidarios vinculados a los derechos humanos -percibiendo antes que los congresistas- sealaron que el informe de comisin en el senado sobre la Ley Anti-terrorista ledo por Pam podra significar la prdida de ms de cuatro millones de votos para el PT. Este argumento electoral fue ms impactante sobre la institucionalidad petista que el contenido anti-democrtico de la ley, que ya ha sido bautizada por los movimientos de DDHH, como Acta Institucional N5 de la Copa del Mundo. La AI 5, de diciembre de 1968, otorgaba poderes extraordinarios al presidente general Arthur da Costa e Silva (1967-1969). Condensaba el pensamiento autoritario de los golpistas del 64, anulando varias garantas individuales.

Algunos medios petistas hasta ahora desatentos del trmite anti-terrorista en el senado, empezaron a reaccionar y a tomar distancia de la Ley. Poco despus, es lo que hizo, por ejemplo, el sitio en internet del propio senador Pam, apartndose del proyecto de Juc y destacando la posicin del presidente del PT, Rui Falco, que disoci al partido de la iniciativa. El portal del senador titulaba el texto:   Pam nada tuvo que ver con el brote histrico /1.

Muerte del camargrafo: casualidad?

Cuando incidentes de apariencia casual son demasiado oportunos y favorables a las claras intenciones polticas del poder, hay que recurrir de inmediato a la sana suspicacia sobre el carcter azaroso de estos hechos.

Despus de las variadas alertas periodsticas sobre las medidas limitativas a la protesta popular contra la Copa del Mundo que se estaban acumulando bajo el gobierno de Dilma Rousseff, este crimen tiende a perder su carcter aleatorio y empieza a sospecharse como una provocacin intencional desde alguno de los meandros en tinieblas de la institucionalidad. Quiz desde el propio gobierno estadual de Srgio Cabral y su Secretara de Seguridad Pblica (SSP) con una trayectoria tortuosa en DDHH.

No olvidemos que entre noviembre de 2012 y octubre de 2013 fueron registrados en Rio de Janeiro 6.034 desaparecimientos. La notoriedad nacional e internacional que tom el caso del trabajador de la construccin Amarildo, de la favela Rocinha, desaparecido en las manos de la polica carioca, llev a tomar consciencia de una situacin delictiva de las fuerzas de seguridad del estado: el aumento de los desaparecimientos estaran encubriendo crmenes policiales.

La investigacin presionada por la movilizacin social concluy que Amarildo fue torturado dentro de la propia sede de la Unidad de Polica Pacificadora y que ese mtodo era utilizado all con asiduidad. Las tcnicas usadas incluan asfixia con saco plstico, choque elctrico en la planta de los pies mojados y submarino en el inodoro. Es decir no se las puede definir con el eufemismo estadounidense de tcnicas innovadoras de interrogatorio.

Durante los dos ejercicios de Srgio Cabral como gobernador, los tipificados como auto de resistncia en la jerga policial, es decir muertes de civiles en enfrentamiento con la polica, han pasado a ser desaparecimientos forzosos. Y las muertes por arma de fuego son clasificadas ahora como muertes violentas de causa indeterminada. Existen varias investigaciones independientes que concluyen con igual convencimiento/2.

El abogado Joo Tancredo, que representa a la familia de Amarildo en la Justicia, define con claridad esta tesis:

Para m, el auto de resistncia hoy en da se ha tornado desaparecimiento. Por qu? El auto tiene los nombres de las vctimas y de los policas militares que intervinieron en el hecho. Si la familia de la vctima exige que se investigue y la sociedad civil se moviliza, el PM que ejecut cobardemente va a la crcel. Para el gobierno del estado es mejor no ser evidenciado por la brutalidad policial. El aumento de los desaparecidos tiene sentido en esta idea. Desaparecimiento no tiene autor evidente /3 .

En el perodo 2007-2013 bajo el mandato de Srgio Cabral como gobernador de Rio, las propias estadsticas del Instituto de Seguridad Pblica (ISP), vinculado a la Secretara de Seguridad Pblica, registraron casi 35 mil desaparecidos!! Un verdadero genocidio que supera las desapariciones en Chile bajo Pinochet y lo asemeja con la actuacin de la junta militar argentina. Si lo relacionamos al tamao de las poblaciones, el estado de Rio y Chile son similares, pero Argentina tiene ms de 2 veces y media la poblacin del estado brasileo. Al ritmo de desapariciones hasta el ao pasado, al fin de 2014 los desaparecidos sumaran ms de 40 mil. Lo que hace imperioso la instalacin de una Comisin de Verdad sobre desaparecidos que realice una amplia y exhaustiva investigacin independiente. De acuerdo al mismo ISP en 22 aos las desapariciones sumaron 92 mil personas /4.

Malos augurios

Es con este teln de fondo que se reiniciaron las protestas en 2014 contra la Copa mundial de Futbol, ahora agravadas por una acentuada intolerancia del poder hacia las demandas populares y una ostensiva ampliacin del aparato represivo destinado a sofocar protestas callejeros. Adems de la nueva tropa de choque especial con 10 mil hombres creada para actuar a escala nacional en las ciudades sede de la Copa, el gobierno federal ya gast casi 50 millones de reales$ (ms de 20 millones de U$S) en armamento menos letal, que incluye granadas de todos los tipos, armas de choque elctrico, y balas de goma. En So Paulo, la Polica Militar avis que adquirira vehculos que lanzan agua para contener manifestantes. Son los mismos camiones usados para reprimir protestas populares en Turqua y Chile.

A esto se agregan otros sntomas. En la noche del pasado 12 de enero, Campinas (So Paulo) -un gran polo industrial- fue impactada por la noticia de 12 personas ejecutadas en la periferia de la ciudad. Segn los medios, el motivo de la matanza fue la venganza de un grupo de exterminio militar, por la muerte de un policia en una gasolinera en el barrio Ouro Verde. Las vctimas (con antecedentes en venta de drogas o con ficha criminal) fueron ejecutadas en puntos minoristas del trfico conocidos tanto por los consumidores como por la polica. Este tipo de operativos tiene como objetivo banalizar y legitimar las ejecuciones extra-judiciales /5.

Entre 1990 y 2010, 11 mil personas fueron vctimas de la violencia policial, solo en el estado de So Paulo. La situacin es a tal punto extrema que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ya recomend la supresin de la polica militar en Brasil. Antes de las protestas de junio, Brasil era el 3er. pas con mayor nmero de muertes de periodistas en el ao. En junio pasado, los mtodos brutales que los PMs estaban acostumbrados a usar con los pobres y marginales de la periferia se intentaron extender a los manifestantes pacficos de las avenidas paulistas. Balas de goma impactaron en el rostro del reprter fotogrfico Srgio Silva que perdi un ojo y de la periodista Giuliana Vallone que estuvo cerca de la prdida de visin.

Del 10 al 14 de febrero se realiz en Brasilia el congreso del Movimiento de los Sin Tierra, con la presencia de ms de 15 mil delegados de 23 estados. El clima en el MST no es de abierto apoyo a la presidente Dilma. A la protesta frente al palacio presidencial concurrieron ms de 16 mil campesinos con carteles que interrogaban Dilma, cad (donde est) a reforma agraria? al tiempo que la llamaban a libertarse del agro-negocio. Cuando los manifestantes intentaron armar una tarima para realizar un acto, la PM los atac con gases lacrimgenos. Los campesinos reaccionaron arrojando palos y piedras. Dirigentes del MST denunciaron que los uniformados provocaron el enfrentamiento.

En las movilizaciones contra la Copa del jueves 23/01 en Porto Alegre y del sbado 25/01 en So Paulo y otras varias ciudades del pas, los PMs retomaron las formas truculentas de disolver las protestas callejeras. La capital paulista volvi a ser la vedete: hubo un joven baleado, varios golpeados, arrojados al piso y pateados. De los 143 detenidos en todo Brasil, 128 eran paulistas. Ya en la protesta anti Copa del sbado 22 de febrero en So Paulo, donde se estren la accin del batalln Ninja con policas entrenados en artes marciales, los detenidos pasaron a 230.

Coincidencias sospechosas

Es en este encuadre general que acontece el crimen del camargrafo Santiago Andrade. En principio siquiera es posible afirmar con total conviccin que la bengala fue lanzada por algn manifestante /6. Y esto es as porque los dos acusados por la polica, si bien fueron filmados mientras ejecutaban el lanzamiento del proyectil, segn su propio abogado, reciban R$ 150 c/u (U$S 60) para intervenir en cada protesta. Y es absurdo acusar a los movimientos sociales de contratar manifestantes provocadores. Adems, varios medios de prensa destacaron la forma turbia con que se realiz la investigacin policial que llev con inusual rapidez a la detencin de dichos agresores.

Pero existe otro hecho sugestivo: segn un periodista de la gran prensa   /7, el abogado de ambos acusados, Jonas Tadeu, no es un abogado de DDHH de los que, por lo comn, defienden a manifestantes detenidos. Fue abogado de Natalino Guimares, identificado como jefe de una de las ms poderosas milicias /8 de la Baixada Fluminense.

Guimares, ex-diputado estadual por el DEM /9 y hoy preso por un incidente criminal que inclua cobranza de peaje a vehculos en los suburbios, fue lder de la milicia Liga da Justia, que controlaba favelas de la zona oeste: Rio das Pedras y Gardnia Azul, entre otras. Fue aliado a la candidatura del actual gobernador Srgio Cabral en 2006, que result re-electo en 2010 por la coalicin que lidera el PT. Cabral, anunci al inicio de su primer gobierno (2006) que reprimira las milicias. Pero luego, tanto la polica como el Ministerio Pblico declararon que la integracin a una milicia no constituye un delito criminal y la expansin de los parapoliciales se sigui extendiendo.

Por qu vas un ex-abogado de mafiosos pas a ser defensor de los dudosos manifestantes que lanzaron la bengala contra Santiago Andrade?

Hasta ahora, hay demasiados elementos turbios en el incidente para que se pueda aseverar con certeza las verdaderas motivaciones del crimen. Ms an cuando en base a l se pretende legislar bajo la influencia de una conmocin pblica que ha sido con claridad manipulada.

Endurecer las penas?

El ministro de Justicia Jos Eduardo Cardozo, en la misma semana del brote histrico anunci que presentara a la presidencia un proyecto para reglamentar las manifestaciones. En l se agravan las penas para crmenes cometidos en protestas callejeras.

Como contrapartida el jurista Pedro Estevam Serrano, profesor de Derecho Constitucional en la Pontifcia Universidade Catlica de So Paulo (PUC-SP) se declar contrario a agravar penas en crmenes cometidos en manifestaciones.

Serrano afirm: La inmensa mayora no va a las protestas para practicar crmenes, va a ejercer su ciudadana. Entre ellos, algunos -no todos- pueden cometer crmenes. Cualquier ley que tipifique o agrave un crimen por el hecho de ser realizado en una manifestacin es en principio antidemocrtica. En todas las actividades humanas hay personas que cometen crmenes, y no por eso se puede criminalizar al barrer las actividades humanas /10.

Cuando se pretende tipificar o agravar las penas para delitos cometidos en protestas callejeras, el objetivo es amedrentar a quienes concurren en forma pacfica para que dejen de ejercer su ciudadana.

Jos Mariano Beltrame, titular de la Secretara de Seguridad Pblica de Rio de Janeiro, con responsabilidad por su cargo en la expansin explosiva de las milicias y de la inmensa burbuja de desapariciones forzadas en el estado carioca, concurri luego del fallecimiento de Andrade a la comisin de Constitucin y Justicia del Senado a entregar un proyecto de ley que tipifica desorden como crimen.

En el proyecto de Beltrame se declara delito con pena de 2 a 6 aos de reclusin y multa por causar desorden en lugar pblico o accesible al pblico...con el pretexto de protestar o manifestar desaprobacin o descontento con relacin a actos o situaciones con los cuales no se concuerde Es decir se tipifica disentir y protestar como delito, con pena de crcel.

Y se responsabiliza a todos los manifestantes por cualquier delito que se cometa en una protesta. Las penas pueden llegar a ser de 6 a 12 aos de reclusin y multa, por la simple participacin en la protesta, en caso que haya una muerte en la reunin o manifestacin pblica. Un proyecto que intenta impedir no slo el derecho a manifestar sino tambin el derecho al descontento.

Conciencia de necesidad

Cuando Hegel defini a la libertad como conciencia de necesidad, el enunciado tena implcito que las demandas democrticas y polticas surgen y se formulan en la experiencia de la opresin y en las luchas contra la explotacin. All se expresa la conciencia de necesidad, se enuncian nuevas libertades y los sujetos sociales se ponen en movimiento para conquistarlas.

Es este complejo proceso histrico, que abarca la perpetua lucha por la conquista de nuevas libertades -innato a las sociedades humanas- el que se pretende abortar con una srdida ley. Por suerte, para aquellos que sustentan ansias ilimitadas de nuevos derechos, es en sus filas que participan seres humanos como la esposa de Amarildo Dias de Souza y sus hijos. Personas humildes, sencillas que en la defensa de las libertades democrticas dan ejemplo de conviccin y dignidad para sus contemporneos. Individuos que muchas veces sin llegar a saberlo son forjadores del futuro.

La confrontacin respecto a la Copa del Mundo involucra entonces varios aspectos que pueden determinar el devenir poltico y social del pas. La protesta pretende esbozar un nuevo rumbo que privilegie las necesidades populares.

Para el Comit Popular de la Copa de So Paulo:

Ni la violencia policial ni el discurso de descalificacin nos deben impedir de ejercer el derecho constitucional de protestar, en especial contra una Copa viciada -en elitismo, represin, sexismo, prdida de soberana, despilfarro, y corrupcin- como la que se avecina. Entonces, que en 2014 hagamos de las calles y avenidas de la ciudad las autnticas gradas del pas /11.

 

Notas

1/ Aclaracin publicada en la Folha de So Paulo por Elio Gaspari: Pam nada teve a ver com o surto histrico.

http://www.senadorpaim.com.br/verImprensa.php?id=4522-paim-nada-teve-a-ver-com-o-surto-histerico

2/ Fabio Arajo. Das Consequncias da Arte Macabra de Fazer Desaparecer Corpos - Violncia, sofrimento e poltica entre familiares de vctima de desaparecimento forado

http://es.scribd.com/doc/131456664/Tese-Fabio-Versao-Final

Daniel Cerqueira. Mortes Violentas No Esclarecidas e Impunidade no Rio de Janeiro Instituto de Investigacin Econmica Aplicada (IPEA). Enero 2012.

Michel Misse, Quando a polcia mata. Libro ISBN: 9788577291380, 196 pginas 2013.

http://www.ipea.gov.br/portal/index.php? option=com_content&view=article&id=15129

Alba Zaluar y Christovam Barcellos Sade Urbana Homicdios no entorno de favelas do Rio. IESP - Universidad Estadual de Rio de Janeiro y Fiocruz. Ver resea en link: http://www.icict.fiocruz.br/content/pesquisa-realizada-pelo-icict-avalia-novos-rumos-para-politica-de-seguranca-do-rio

Igncio Cano No Sapatinho A evoluao das milicias no Rio de Janeiro 2008-2011 Versin PDF link: http://br.boell.org/downloads/no_sapatinho_lav_hbs.pdf

3/ Giuliander Carpes. Desaparecidos y Esquecidos. Brasil de Fato 27 02 2014.

http://www.brasildefato.com.br/node/27590

4/ CPI do Amarildo: deputado prope comisso para investigar desaparecimentos no Rio. SRZD 04 10 2013.

http://www.sidneyrezende.com/noticia/21785

5/ Mariana Conti Chacina em Campinas o que 12 pessoas brutalmente assassinadas no param de nos perguntar? Correio da Cidadania, 28 01 2014

http://www.correiocidadania.com.br/index.php?option=com_content&view=article&id=9268:submanchete280114&catid=72:imagens-rolantes

6/ Gabriel Brito Estamos no campo do impondervel e acho difcil que o aumento da represso detenha as manifestaes Entrevista al abogado de DDHH Rodolfo Valente, Correio da Cidadania 21 02 2014 http://www.correiocidadania.com.br/index.php?option=com_content&view=article&id=9369:manchete210214&catid=34:manchete

7/ Janio de Freitas, Sem Resposta, Folha de Sao Paulo 13 02 2014. http://www1.folha.uol.com.br/colunas/janiodefreitas/2014/02/1411447-sem-resposta.shtml

8/ Las milicias existen en Rio desde la dcada del 70 y fueron en su origen formadas por comerciantes que pagaban policas para protegerlos de los traficantes de drogas e incluso para actuar como grupos de exterminio contra rateros, mendigos, pobladores desabrigados (moradores de rua) e incluso nios abandonados. Las milicias son grupos criminales formados por policas de los cuerpos de lite, bomberos, guardias municipales y agentes penitenciarios fuera de servicio o en actividad. El rgimen de trabajo de la Polica Militar es de 24hs. en servicio por 72hs. de descanso. En esas 72hs. los PMs se convierten en milicianos. Son verdaderos grupos parapoliciales respaldados por polticos y lderes comunitarios corruptos. Segn un estudio reciente de la antroploga Alba Zaluar del Instituto de Estudios Sociales y Polticos (Iesp) de la Universidad Estadual de Rio de Janiero, en conjunto con Christovam Barcellos de la Fiocruz, las milicias dominan 454 de las 1001 favelas localizadas en el municipio de Rio de Janeiro, esto es el 45% del total. Aparte del cobro de tributos o peaje controlan el abastecimiento de los servicios de electricidad, la venta de las bombonas de gas y de agua potable, el transporte interno en las comunidades por medio de vans y moto-boys y las conexiones clandestinas de TV Cable gatonet en la jerga carioca-. Tambin administran las maquinitas caza-nquel (prohibidas en todo el pas) y tienen sus propios puestos de venta de drogas bocas de fumo en el lenguaje popular- o los alquilan o venden a una faccin del narcotrfico.

9/ Demcratas (DEM) cuya antigua denominacin era Partido del Frente Liberal (PFL), a su vez heredero de las facciones liberales de la Alianza Renovadora Nacional (ARENA), principal apoyo poltico de la dictadura militar de 1964.

10/ Conceio Lemes. Serrano Lei que tipifique crime em manifestao antidemocrtica Viomundo, 19 02 2014. Al final del artculo se transcribe el proyecto de ley de Beltrame.

http://www.viomundo.com.br/denuncias/pedro-serrano-qualquer-lei-que-tipifique-ou-agrave-crimes-cometidos-em-manifestacoes-e-antidemocratica.html

11/ Argumentos para continuar protestando contra a Copa do Mundo no Brasil, del Comit Popular da Copa de So Paulo. comitepopularsp.wordpress.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter