Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-03-2014

Los derechos humanos en el seno del ejrcito espaol

Toms Gisbert
Centre d'Estudis per la Pau J.M.Dels - Justcia i Pau


El proyecto de ley de rgimen disciplinario de las fuerzas armadas, en tramitacin parlamentaria, sigue manteniendo la pena de arresto para los militares sin tutela judicial efectiva. Al parecer el gobierno y la cpula militar espaola necesitan de una medida tan extrema para poder mantener la disciplina en las fuerzas armadas.

En una primera mirada podra considerarse que sta es una medida necesaria dada la peculiaridad de la condicin militar y de las fuerzas armadas. Pero no es una medida tan normal o razonable cuando Espaa, desde su ratificacin en 1979, ha tenido que mantener la reserva a los artculos 5 y 6 del Convenio Europeo para la Proteccin de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales para poder aplicar las diferentes leyes de rgimen disciplinario militar que desde entonces se han sucedido.

Ni es tan normal cuando slo diez de los cuarenta y siete pases firmantes del Convenio europeo de los derechos humanos han establecido reservas para poder privar de libertad al personal de las fuerzas armadas con una simple decisin administrativa sin garantas judiciales, que es lo que en realidad es un arresto militar. Estos pases son Armenia, Azerbaiyn, Moldavia, Rusia o Ucrania, de una parte, a los que adems del Estado espaol se unen Francia, Portugal y la Repblica Checa y Eslovaquia de los veintiocho pases pertenecientes a la Unin europea.

Cabe preguntarse qu hace tan diferente al ejrcito espaol para necesitar de una medida tan extrema para mantener la disciplina como es la prdida de libertad. Por qu el ejrcito espaol necesita vulnerar los derechos humanos de sus profesionales? Acaso la mayora de pases de nuestro entorno que no disponen de esta medida tienen problemas disciplinarios en sus ejrcitos?

No podemos pasar por alto que en el ltimo ao cinco representantes de asociaciones militares como la AUME han sufrido arrestos disciplinarios por defender sus derechos profesionales. Y que dos de ellos, adems, forman parte del recientemente creado Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas.

Quizs lo que preocupa es que el personal de las fuerzas armadas defienda sus derechos profesionales, que no est dispuesto a acatar una obediencia ciega. Que se quieran contrarrestar los lmites a la obediencia establecidos en el artculo 38 de las Reales ordenanzas de las fuerzas armadas y que los ciudadanos de uniforme no tengan la capacidad real de desobedecer rdenes que entraen la ejecucin de delitos.

El no respeto a los derechos humanos y a la dignidad de las personas en el seno de las fuerzas armadas condiciona las finalidades de stas y por ello afecta al conjunto de la Sociedad. La vida militar no puede construirse en la vulneracin de derechos. El estado espaol debe renunciar a las reservas al Convenio europeo de los derechos humanos y cumplirlo plenamente.

Fuente: http://www.centredelas.org/index.php?option=com_content&view=article&id=1132%3Alos-derechos-humanos-en-el-seno-del-ejercito-espanol&catid=35%3Aseguretat-i-defensa&Itemid=65&lang=es



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter