Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-03-2014

El jefe del Estado Mayor israel ser juzgado por la historia, no por su popularidad

Gideon Levy
Haaretz

Traducido para Rebelin por J. M.


Benny Gantz ser juzgado por las acciones del ejrcito que dirige y este ejrcito mata y mata, cometiendo crmenes de guerra lentamente, sin obstculos.

El Jefe de Estado Mayor Benny Gantz tiene una imagen de hombre agradable, pero en ltima instancia ser juzgado por el comportamiento del ejrcito que dirige. Foto AFP

El ejrcito israel fue un poco negligente esta semana en el cumplimiento de su deber: mat al palestino equivocado.

En lugar de matar a cualquier palestino, al tipo que grita "Al es grande", que tal vez empuja, que quiz manifiesta su rabia, que acaso enarbola una barra de hierro, lanza una piedra o empua un cuchillo, actos que hacen que matarlos sea kosher (legtimo, N. de T.) para que el ejrcito lleve a cabo una ejecucin automtica, los soldados mataron, sin duda por error, a un juez jordano. Si no hubiera sido un juez nadie acusara su asesinato.

Pero Raed Zueter era juez. Y no en cualquier parte, sino en Jordania. Por lo tanto el asunto se convirti en un desastre diplomtico, incluyendo una investigacin y una expresin de condolencia del primer ministro al "pueblo de Jordania", ya que Zaeter no era un palestino de Nabls. Por eso se recomienda instituir a partir de ahora un nuevo procedimiento para los soldados: la identificacin de los asesinatos intiles.

Pero unas horas despus lleg la correccin, cuando soldados del ejrcito israel mataron a los palestinos correctos. El ejrcito invadi una seccin de la Franja de Gaza para eliminar el crecimiento excesivo que poda ocultar escondites de atacantes y esos asesinatos, por supuesto, estn permitidos. Una fuerza de la Yihad Islmica abri fuego contra los bulldozers invasores. Resultado : tres palestinos muertos (con razn). En un lugar donde la pena de muerte aguarda a cualquier mujer con problemas mentales, al recogedor de chatarra de hierro o al que demuestra que se atreve a acercarse a la valla, el ejrcito israel puede hacerle cualquier cosa.

El ejrcito israel tambin puede acorralar a una persona buscada bajo los escombros de su casa y liquidarla con una balacera, como ocurri hace dos semanas en Bir Zeit. Tambin puede tender una emboscada a los que tiran piedras y matarlos con fuego vivo, como ocurri esta semana en el pueblo de Bitin, en el que Saji Darwish, que lanz piedras contra el asentamiento de Beit El, fue asesinado. Y lo mismo les sucedi a otros cuatro lanzadores de piedras en los ltimos meses.

En la direccin de esta tarea est el jefe del Estado Mayor, Benny Gantz. Hace mucho que no tenamos un jefe de personal tan bueno. Humilde, con una expresin facial agradable, el rostro amable del ejrcito israel, todo el mundo le alaba y habla de su integridad. Un hombre como Gantz no tropieza en escndalos como el caso Harpaz. Lo feliz que estaba yo cuando le nombraron para el cargo en lugar del general Yoav Galant, comandante de la Operacin Plomo Fundido, cuando dispar fsforo blanco y llev a cabo los asesinatos selectivos, y que nuevamente la semana pasada intervino con su cruel orgullo, como l mismo dijo, "matando a 800 terroristas y "una victoria de 1 a 100" en esa operacin criminal.

Puede que no se jacte de eso, pero el decente y agradable Gantz, la ltima palabra en la industria de tefln, es el comandante del ejrcito que ha matado en los ltimos meses con insufrible facilidad. Gota a gota, como la tortura china del agua, el ejrcito -Dios no lo quiera- no ha cometido ninguna masacre, pero no ha pasado una semana sin matar por lo menos a una o dos personas, a veces tres o cuatro. Aqu un nio, all un juez.

Nadie detiene este reguero de muerte. Los medios de comunicacin apenas informan al respecto y sin duda tampoco investigan las razones reales. Los polticos estn realmente satisfechos y el pblico bosteza de aburrimiento.

Slo Gantz puede acabar con este reguero de muerte. Y no lo est haciendo. No hay investigaciones. No hace falta decir que nadie va a juicio. Tampoco omos ninguna declaracin del jefe del ejrcito de detener el fuego. En qu queda un asesinato en Bir Zeit o en una emboscada en Bitin? En n ada.

A finales de la semana pasada Gantz todava estaba llevando a cabo el festival de pillaje y saque con el barco y ahora est en las celebraciones nauseabundas de los Amigos de las FDI, evento que se celebra en Estados Unidos. Hace dos semanas, un veterano discapacitado del ejrcito israel fue enviado a un evento similar en Miami Beach para exponer sus muones y lo aplaudi una sollozante audiencia. A lo s judos y a los antiguos israeles les encanta. Tambin les encanta Gantz, igual que a la mayora de los israeles les encanta este hombre decente.

Pero la verdadera decencia del jefe del ejrcito no se juzgar por su forma de vida o por lo bonito que es. Como todos los jefes que desempean ese papel, ser juzgado por las acciones del ejrcito que dirige, si no es ahora, llegar el da. Y este ejrcito mata y mata, cometiendo crmenes de guerra lentamente y sin obstculos.

Fuente: http://www.haaretz.com/ opinion/.premium-1.579471



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter