Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-03-2014

La oligarqua salvadorea ronca, pero no duerme

Roberto Herrera
Rebelin


El escrutinio final del Tribunal Supremo Electoral salvadoreo (TSE) confirm las cifras obtenidas por el Frente Farabundo Mart para la Liberacin Nacional (FMLN) y la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). El apretado resultado electoral caus sorpresa dentro del electorado, sobre todo en las filas efemelenistas, quienes esperaban una victoria abultada. Es muy difcil mantener la continencia en momentos de embriaguez electoral y de victorias, aunque stas sean parciales. Pero no es tarea de la masa annima, en momentos de euforia merecida, detenerse a reflexionar acerca de los pro y de los contra, implcitos en los nmeros finales de las elecciones presidenciales 2014. Esta es responsabilidad de los organismos de direccin y planificacin estratgica de un partido poltico electorero.

Dejar llevarse por el torrente de alegra desenfrenada, acompaar a la fervorosa multitud abarrotada en el Redondel Masferrer y percibir el calor de la campaa electoral en carne propia a 9413 kilmetros de distancia es fisiolgicamente imposible. Pero por otra parte, la misma lejana, aunque relativa, gracias a la red informtica mundial y las redes sociales de comunicacin, facilita la lectura ponderada y el anlisis sobrio de lo que se dice y se escribe acerca de El Salvador. En mi ensayo publicado en ContraPunto el lunes 17 de febrero 2014 (http://www.contrapunto.com.sv/columnistas/la-estadistica-la-democracia-y-la-economia-de-mercado) pronostiqu sin pretensiones de ser prodigiador que el escenario poltico electoral en la segunda vuelta sera muy distinto al del 2 de febrero y que ARENA aumentara considerablemente sus votos. Y eso fue precisamente lo que ocurri el 9 de marzo pasado.

No fue por nocaut tcnico, como la gran mayora de los correligionarios y simpatizantes del FMLN esperaban, sino por puntos. Tanto en el primer round, como en el segundo. Y precisamente en ese detalle es que est escondido el diablo, la bestia o el mal augurio. O las tres cosas a la vez. Tiempos borrascosos se perfilan en el horizonte salvadoreo, pues no existe gobierno dbil que pueda gobernar con fuerza. Es un axioma matemtico y poltico.

Qu pretende ARENA?, pregunta Noticias UCA en su editorial del 14 de marzo (http://www.uca.edu.sv/noticias/editorial-279). La pregunta es retrica. Pedirle a ARENA que acepte los resultados electorales y se someta a las leyes de la democracia parlamentaria, la misma que ellos han apoyado y apreciado, es como pedirle a un tigre cebado que no coma carne humana. Efectivamente, la Oligarqua salvadorea o en el lenguaje contemporneo, el grupo de los 20 (G-20) har todo lo que tenga que hacer, va ARENA o cualquier otro instrumento poltico-militar, para impedir que el nuevo Gobierno haga escuela en El Salvador, puesto que la Oligarqua salvadorea ronca, pero no duerme.

La Oligarqua salvadorea, segn mi opinin, no le tiene miedo al partido poltico de FMLN ni a su programa de gobierno. Cundo se ha sentido realmente amenazada por la socialdemocracia? Cules son los privilegios que ha perdido en los ltimos cinco aos? Representa el FMLN una amenaza real para la Oligarqua salvadorea y el capital internacional? Pienso que no. Sin embargo, cmo se explica entonces lo furibundo de la reaccin de la dirigencia de ARENA? En parte es frustracin postelectoral, pero lo que est detrs de bastidores es la incompatibilidad de caracteres entre la Oligarqua salvadorea disfrazada de ARENA y otras estructuras poltico-econmicas y el FMLN. Utilizando la terminologa del vocero oficial del FMLN, Roberto Lorenzana, Ahora van ellos, los oligarcas a negociar con el poder real del FMLN y no con el gobierno de Mauricio Funes. Y creo que lo harn, ms all del escozor que les pueda causar el hecho de sentarse a la mesa de negociaciones con los antiguos enemigos de clase en un marco nacional que ya no es blico, sino en un teatro de operaciones democrtico parlamentario aceptado por ellos y por la comunidad internacional. Pero es sabido que en todo pacto de coexistencia pacfica, econmica y poltica, concertacin o contrato de cooperacin, las partes contendientes o implicadas, estipulan negociadamente el reglamento o las leyes del juego. Entonces, a qu temas y a que cosas estn dispuestas la Oligarqua salvadorea y el FMLN a ceder, a aceptar y a conceder?

A decir de Marcos Rodriguez, asesor de la frmula presidencial Salvador Snchez Cern y Oscar Ortiz, el FMLN es un partido con un ideario socialista, as como el ideario del Partido Social Demcrata de Alemania tambin lo es. De hecho, es ms radical que el del FMLN. Ms claro no canta un gallo!

Ningn alemn que est en su sano juicio, afirmara que las agendas poltica-econmicas de los gobiernos socialdemcratas desde Friedrich Ebert (1919-1925) pasando por Willy Brandt (1969-1974), Helmut Schmidt (1974-1982) y Gerhard Schrder (1998-2005) fueron socialistas. Aqu Marcos Rodriguez confunde la gimnasia con la magnesia, puesto que no es lo mismo hablar del carcter social de un programa de gobierno que el carcter socialista del mismo, es decir la solucin de la contradiccin madre en la economa de mercado: Capital-Trabajo.

Obviamente, Marcos Rodriguez no se refiere al Socialismo cientfico o Marxista, sino al socialismo socialdemcrata del siglo XXI.

La diputada del FMLN y antigua comandante del Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC) Nidia Daz, afirm en su da lo siguiente: "Esta etapa de lucha, independiente de los resultados electorales de marzo del 2012, sigue siendo una etapa revolucionaria, por la Revolucin Democrtica, de cambios, de transformacin, de construir democracia revolucionaria, rumbo al Socialismo".

Ahora bien, a qu socialismo se refera la compaera Nidia Daz en 2012? Al socialismo de Marcos Rodriguez o al de Carlos Marx y Federico Engels?

Me imagino que la Oligarqua salvadorea y sucesores tambin se preguntarn lo mismo a la hora de firmar pactos o concertaciones con los antiguos enemigos de clase.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter