Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-03-2014

Sobre Juan Gelman
Juan Ternura y Juan Coraje

Osvaldo Bayer
Pgina 12


Apenas llegado a Buenos Aires recibo un sobre. Lo abro. Adentro trae una poesa. Del poeta y msico salteo Ral Fernndez. Se titula Macarena y est acompaada de una foto plena de ternura de nuestro gran poeta Juan Gelman abrazado a su nieta Macarena.

Recuerdo la emocin de Juan cuando por fin logr hallar a su nieta, hija del hijo de Gelman, desaparecido junto a su esposa por la dictadura militar del genocida Videla. Esa nieta fue buscada por aos por su abuelo, nuestro poeta. Le la poesa del poeta salteo y me emocion.

Todo me hizo pensar en nuestro trgico pasado. Y record el coraje civil de nuestro poeta Juan Gelman. Se comprueba esto en la contratapa que escribi l para Pgina/12 el domingo 23 de agosto de 1998, titulada De-samparos. All critica abiertamente a la Corte Suprema de Justicia de la Nacin. Con toda la valenta de un verdadero demcrata. Comienza as, sin pelos en la lengua: An patalean los tiempos que hace ms de 90 aos Karl Kraus consider de enanos que manejan asuntos de gigantes. Con el voto a favor de los doctores Julio Nazareno, Eduardo Molin OConnor, Augusto Csar Belluscio, Guillermo Lpez y Adolfo Vzquez, la Corte Suprema de Justicia de la Nacin fall que No resulta admisible el recurso que Carmen Aguiar de Lapac present para conocer el destino de su hija Alejandra, de-saparecida en el Centro Clandestino de Detencin El Atltico, instalado en pleno San Telmo. Dicho de otra manera, la bsqueda de la Verdad, pilar de toda Justicia, es no admisible para el alto tribunal.

Y prosigue Juan, el poeta: Del error de los actos judiciales de los hombres, cuando est oculta la verdad es el ttulo del captulo VI del Libro XIX de la Ciudad de Dios, la obra que San Agustn dedic a la exploracin de asuntos terrestres y celestes. Es probable que alguno de esos seis jueces nuestros lo haya ledo pero, si no es as, all se dice, por ejemplo, la ignorancia del juez viene a ser la calamidad del inocente. Y tambin: En semejantes densas nieblas como stas de la vida poltica, pregunto: se sentar en los estrados de juez un hombre sabio o no se sentar?. Estas densas tinieblas de la poltica contina Gelman son notorias en la Argentina de hoy: consisten en las presiones de las Fuerzas Armadas y del gobierno. (Recordemos que era la presidencia de Carlos Menem.) San Agustn aconsejaba a los jueces que se dirijan a Dios con esta splica: Lbranos, Seor, de las necesidades.

Y luego, Gelman hace historia: Los argumentos empleados apuntan claramente a la impunidad. Se aduce que las leyes de Punto Final y de Obediencia Debida del ex presidente Alfonsn y los indultos de Menem cristalizan con el decreto que las dictaduras militares se dictaron a s mismas y han clausurado la va de las condenas penales para los represores. Y les dice a los jueces: Estos enterradores de la verdad desean matar el pasado, del mismo modo que las Fuerzas Armadas mataron el presente. Habra que equiparar sus sueldos al de los sepultureros de la Chacarita. Con ese coraje civil, Gelman enfrenta a los mximos jueces de aquella poca. Coraje civil que compartir con la ternura de su carcter. Lo pudimos constatar cuando abraz a su nieta Macarena, recuperada.

Juan Gelman es ya Juan Poeta, Juan Ternura y Juan Coraje.

Juan sigui siempre el camino de su coraje civil y de su alma potica.


MACARENA

SOLAS... las vocales y consonantes SOLOS... los adjetivos y sustantivos SOLOS... los sonetos versos endecaslabos, prosas y el poema SOLOS... ante la ausencia de la pluma que construye la palabra, Digna, profunda, y bella Pero tan slo... la vida tiene el don del milagro A que la muerte perezca ante tanta luz Que enceguece la eternidad y es poesa Resurrecta, segundo a segundo, da a da.

Que la muerte descanse en paz, no hay lugar para ella No sabe de pjaros, amaneceres y flores No sabe del dolor de Padre, de Abuelo, de Poeta y de Amores. Slo esa luz difana y bella, la que habla sin odios Y rencores, solo de lucha y de vida, es en ti MACARENA, la POESIA.

Humildemente de Argentina, Ral G. Fernndez (compositor).

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-241837-2014-03-15.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter