Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-03-2014

Venezuela en la encrucijada a un ao de la muerte de Chvez

Luismi Uharte
Gara


El 5 de marzo se cumpli el primer aniversario de la partida e Hugo Chvez y si damos crdito a algunas reflexiones superficiales que circulan por diversos medios, pareciera que el pas est situado en unas coordenadas diferentes a las que estaba antes del fallecimiento del lder bolivariano. Sin embargo, una mirada ms serena nos indica que estamos ante un escenario donde viejos y fosilizados problemas estn agudizndose, mostrando de manera ms descarnada el riesgo de un posible colapso de la Revolucin Bolivariana

Drones mediticos. Una joven estudiante chilena muere en las movilizaciones de la oposicin contra el rgimen de Maduro en Venezuela. La falsificacin de la realidad por parte de la maquinaria meditica transnacional convierte por arte de magia en joven opositora, a una ciudadana chilena de izquierda, simpatizante del Gobierno bolivariano, que es asesinada por paramilitares al servicio de la derecha golpista.

La estrategia de terrorismo comunicacional diseada en los laboratorios del latifundio meditico bombardea con sus drones mediticos nuestras mentes, logrando a veces confundir a sectores progresistas de muchos pases. La denominada en Venezuela clase estudiantil burguesa, minoritaria y elitista, es reconvertida en movimiento estudiantil mayoritario con el que es difcil no identificarse, si renunciamos a un anlisis ms riguroso en trminos de clase. Paralelamente, se oculta deliberadamente que el grueso del movimiento estudiantil est compuesto hoy da -gracias a la descomunal inversin del Gobierno bolivariano- por hijos de las clases populares, que pueblan por decenas miles las nuevas universidades pblicas y que se han manifestado reiteradamente a favor de la paz.

Sin embargo, esto no oculta que el proceso de cambio est, en palabras del profesor Vladimir Acosta, en su momento ms crtico. Algunas lecturas complacientes desde el chavismo ayudan poco a comprender la compleja realidad, adems de obviar algo cada vez ms evidente: que Venezuela est en una peligrosa encrucijada.

Objetivo: la renta petrolera. La burguesa parasitaria, despus de su derrota coyuntural entre los aos 2003 y 2006, cuando la Revolucin Bolivariana consigui apropiarse de una gran parte de la renta petrolera para destinarla al nuevo proyecto histrico (poltica social popular, nuevo modelo econmico y reordenamiento geopoltico latinoamericano), ha conseguido en los ltimos aos comenzar a recuperar parte del botn a travs de la guerra econmica. La acumulacin fraudulenta de miles de millones de dlares para la importacin (real o ficticia) y la prctica especulativa salvaje le estn permitiendo rescatar parte de la renta petrolera. El objetivo final: el control absoluto de la renta.

Estrategias complementarias. Aunque pudieran parecer enfrentadas, la derecha est implementado dos estrategias que aparentemente son divergentes, pero que en la prctica terminan siendo complementarias en su efecto: debilitar al Gobierno hasta hacerle doblegarse. Por un lado, est operando la estrategia poltico-militar -bautizada como La Salida-, que se manifiesta en el ltimo mes en las acciones violentas en las calles, con su ritual de barricadas y grupos de choque de jvenes de urbanizaciones de clase media-alta. Estos hacen de carne de can, mientras los profesionales de la guerra, grupos paramilitares de origen colombiano que desde hace aos se han ido instalando en Venezuela, son los encargados de asesinar tanto a manifestantes de un lado de la barricada como del otro. Resulta sumamente significativo que una parte importante de los casi 30 muertos del ltimo mes hayan sido ultimados por francotiradores. La sofisticacin llega al extremo, en algn caso concreto, con el uso de falsos uniformes de la Polica bolivariana.

Por otro lado, contina su curso la estrategia de desestabilizacin econmica, a travs de la ya archiconocida ecuacin acaparamiento-desabastecimiento-especulacin, adems del expolio de dlares provenientes de la renta petrolera gracias a la entrega de divisas preferenciales para la importacin.

Y el Gobierno? Ante este escenario de insurreccin de la burguesa, la estrategia del Ejecutivo de Maduro se destaca por su accionar errtico y por proyectar una imagen de debilidad, ms all de la retrica desafiante de algunos momentos. De la contundente ley de precios justos y la propuesta para controlar el comercio exterior se ha pasado, en el marco de la Conferencia de Paz, a un proceso de negociacin con la elite empresarial.

Los analistas ms crticos del movimiento bolivariano indican que el encuentro al ms alto nivel entre el verdadero capo de la oposicin, el propietario de la todopoderosa corporacin empresarial Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, y el ncleo duro del Gobierno bolivariano, puede traer como consecuencia la redefinicin radical de la Revolucin Bolivariana.

La propuesta del oligarca del sector de la alimentacin se sintetizara en garantizar el fin del sabotaje econmico a cambio de una reorientacin del proceso de cambio que implicara aparcar cualquier tipo de horizonte socialista y reproducir un modelo econmico al estilo brasileo, donde se materializara de manera expresa una alianza desarrollista entre el Gobierno y las cmaras patronales ms importantes.

Independientemente del recorrido real o ficticio que pueda tener este escenario deseado por la burguesa ms inteligente y pragmtica, el movimiento popular est diseando su propia ofensiva, con la reciente conformacin del Consejo Popular Revolucionario, que pretende en los prximos das realizar una marcha nacional que recorrer el pas, dirigindose al Estado Tchira, actual centro de operaciones de grupos ultras y paramilitares.

La batalla clave no parece que se vaya a desarrollar ni en Unasur -a pesar de la importancia que sigue teniendo el frente regional- ni en ningn saln del Palacio de Gobierno (Miraflores), sino en la encrucijada donde el Ejecutivo tendr que tomar decisiones de carcter histrico: en la direccin de un futuro pacto termidoriano (nunca descartable para un grupsculo de la nomenclatura chavista) o en direccin hacia el Estado Comunal, lo que exige saltos cualitativos y urgentes en el estratgico campo del control de los medios de produccin y reproduccin.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter