Portada :: Europa :: El capitalismo devasta Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-03-2014

En Gran Bretaa hacen campaa con la austeridad

Marcelo Justo
Pgina 12

De cara a las elecciones del 15 de mayo, el ministro de Economa britnico, George Osborne, anunci ante el Parlamento que el eje de su presupuesto para el ao era la reduccin del dficit fiscal. Invocacin al estoicismo britnico.


Less bread, more taxes (Menos pan, ms impuestos). Con esta consigna de una manifestacin popular al ministro de Finanzas, comenzaba Lewis Carroll su novela Sylvia and Bruno. El creador de Alicia en el Pas de las Maravillas no poda imaginar que un ministro de Finanzas britnico del siglo XXI, el conservador George Osborne, convertira esta consigna pardica en su caballo de batalla electoral durante la presentacin del presupuesto 2014.

El Reino Unido opera igual que la mayora de las democracias modernas. La campaa electoral comienza con un ao y medio de antelacin y hasta puede decirse que todo el perodo gubernamental est marcado por los comicios que sancionarn el beneplcito del electorado con la gestin. La diferencia es que la coalicin conservadora-liberal demcrata, que gobierna el Reino Unido desde 2010, reivindica a rajatabla la austeridad como estrategia electoral.

Las elecciones de mayo de 2015 se vienen peleando a todo vapor desde septiembre del ao pasado. En el ltimo round, George Osborne anunci ante el Parlamento que el eje de su presupuesto para el ao era la reduccin del dficit fiscal. El pas todava est pidiendo demasiado dinero prestado. Este presupuesto quiere construir una economa duradera, indic. La coalicin, que anunci en 2010 recortes de unos 30 mil millones de dlares anuales durante cinco aos, planea seguir podando el gasto fiscal y quiere que lo elijan en base a esa promesa.

Prejuicios y percepciones

No cabe duda de que el irnico less bread, more taxes de un gobierno del siglo XXI es mucho ms complejo que el que imaginaba Lewis Carroll. Osborne subi 24 veces los impuestos y precedi la mayor cada del nivel de vida de los britnicos desde la posguerra, pero es un maestro para dar con una mano y quitar con la otra, para concentrar ddivas en determinados sectores y regiones (empresarios, el sur del pas, votantes conservadores), mientras que se ensaa con otros (desempleados, jvenes, el norte del pas, de votantes laboristas). En la mira est el amplio voto flotante que tanto se ha extendido desde la cada del Muro de Berln y el llamado fin de las ideologas y que hoy incluye a vastos sectores de la clase trabajadora y la clase media que decide su voto desde una visin apoltica y apegada al bolsillo, la percepcin y los prejuicios.

Osborne le ha hablado a este sector desde 2010 planteando una divisin entre vagos y trabajadores, aprovechadores de subsidios estatales y honestos, los capaces de adoptar las decisiones difciles (conservadores) y los populistas (oposicin laborista). Estas poderosas imgenes colocan al laborismo como aliado de los que ayudan a deshonestos de-sempleados que viven de planes sociales y penalizan a la silenciosa mayora que respeta la ley y busca progresar con el sudor de la propia frente.

El ministro tiene desde fines del ao pasado un soporte esencial a esta estrategia: despus de tres aos y medio de estancamiento la economa ha vuelto a crecer. No gran cosa. En el trimestre final se arrim a un uno por ciento, suficiente como para que Osborne pudiera anunciar ante el Parlamento que la economa crecera un 2,7 por ciento en 2014, el ms alto porcentaje de las economas desarrolladas, prueba que los sacrificios de los aos precedentes estn rindiendo fruto.

Pragmatismo econmico

Esta invocacin al estoicismo britnico, tan fijado en la psiquis colectiva con la Segunda Guerra Mundial, a su escepticismo apoltico y a su pragmatismo econmico tiene su correlato en las encuestas de opinin. Aunque la oposicin laborista lidera los sondeos con un margen reducido desde la recuperacin econmica, los britnicos confan ms en la pericia econmica de los conservadores. Es una estrategia no exenta de riesgos. Los recortes han golpeado con fuerza a amplios sectores de la sociedad y a esa joya de la corona que es el estatal Servicio Nacional de Salud, cuyo saliente director, Sir David Nicholson, ha advertido que est al borde del precipicio.

En el primer prrafo de la novela de Lewis Carroll el grito inicial de la muchedumbre less bread, more taxes empieza a confundirse cuando algunos individuos van accidentalmente invirtiendo el orden hasta que ya no se sabe si lo que pide la gente es more bread and less taxes o more taxes and less bread. La masa votante es mucha y muy heterognea en sus demandas y percepciones. Los conservadores han copiado la estrategia de Obama que en las ltimas elecciones pidi a los votantes que le den un segundo mandato para terminar con el trabajo (finish the job) de la recuperacin. Los laboristas buscan concentrar la mirada en la virulenta cada de los niveles de vida.

El camino de ac a mayo de 2015 ser largo y pedregoso. La mayora de los analistas calcula que nadie obtendr una mayora y que habr un nuevo gobierno de coalicin. El enigma poltico es si ser como el actual, conservador-liberal demcrata o, por el contrario, ser laborista-liberal demcrata.

El enigma econmico-social es si alguna de estas dos frmulas servir para algo.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-242276-2014-03-21.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter