Portada :: Ecologa social :: Tsunami nuclear en japn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-03-2014

Marines estadounidenses denuncian enfermedades provocadas por radiacin en Fukushima

Amy Goodman y Denis Moynihan
Democracy Now!


Han pasado tres aos desde el terremoto y el tsunami que provocaron el desastre nuclear de la planta de energa nuclear Fukushima Daiichi en Japn. El nmero de vctimas mortales inmediatas del tsunami super las 15.000 y alrededor de 3.000 personas permanecen desaparecidas. Sin embargo, el nmero de muertos sigue aumentando, tanto en Japn como en otros pases. Los efectos del desastre nuclear de Fukushima en la salud y el medio ambiente son graves y se ven agravados a diario a medida que la planta nuclear, de la empresa Tokio Electric Power Company (TEPCO), contina liberando contaminacin radiactiva.

Como parte de una iniciativa poco comn, ms de cien marineros e infantes de marina estadounidenses presentaron una demanda colectiva en la que acusan a TEPCO de mentir acerca de la gravedad del desastre, cuando ellos corrieron al lugar de los hechos para brindar ayuda humanitaria. Iban a bordo del portaaviones USS Ronald Reagan, que funciona a energa nuclear, y de otros buques que viajaron con el Reagan y que participaron en la respuesta humanitaria al desastre denominada Operacin Tomodachi, que en japons significa Operacin amistad.

El teniente Steve Simmons es uno de los demandantes. Antes de Fukushima, Simmons tena una salud de hierro. Ocho meses ms tarde, comenz a padecer problemas de salud inexplicables. Dijo en una entrevista en el programa Democracy Now!: [Mientras conduca hacia el trabajo] perd el conocimiento en una curva. Despus de eso, comenc a tener sntomas de lo que pens que era una gripe y me comenz a subir la fiebre persistentemente. Baj rpidamente entre 9 y 11 kg. y comenc a tener sudores nocturnos y dificultades para dormir y haba ido varias veces al mdico para que me hicieran anlisis y otros estudios para determinar lo que estaba sucediendo. Y de enero a marzo de 2012 estuve internado tres veces. La primera vez, no pudieron detectar nada. Lo nico que supuestamente encontraron fue una sinusitis y descartaron la posibilidad de que estuviera vinculada con la radiacin. De hecho, el mdico practicante me dijo que si fuera provocado por la radiacin, debera haber manifestado sntomas mucho antes. Tres das ms tarde, despus de que me dieron el alta, volv al hospital porque mis ndulos linfticos comenzaron a hincharse y no me bajaba la fiebre, tena 39 C. En abril de 2012, mientras se encontraba internado, sus piernas quedaron inmviles. Desde entonces, est en silla de ruedas y podr solicitar la baja por motivos mdicos en abril.

Este es el segundo intento de los marineros y los infantes de marina de presentar una demanda contra TEPCO. El primer juicio, en el que haba ocho demandantes, fue desestimado por motivos tcnicos basados en la falta de jurisdiccin del tribunal. Charles Bonner, el principal abogado defensor de los marines, afirm: En junio de 2013, 51 marineros e infantes de marina nos haban contactado porque padecan diversas enfermedades. [Algunas de las enfermedades] incluan cncer de tiroides, cncer testicular, cncer cerebral, problemas uterinos inusuales, sangrado uterino excesivo, todo tipo de problemas ginecolgicos, problemas que no son habituales en personas de 20, 22, 23, o incluso 35 aos de edad, como el Teniente Simmons, que tiene esa edad. Por lo que ahora presentamos una demanda colectiva en nombre de alrededor de cien infantes de marina y todos los das recibimos llamadas de marines que padecen problemas diversos. Haba al menos 5.500 personas a bordo del USS Reagan cuando naveg hacia las costas de Japn.

Cabra preguntarse por qu el grupo no demanda tambin a su empleador, la Armada de Estados Unidos. Acerca de esta decisin, el abogado Charles Bonner sostuvo: La parte responsable del dao a estos jvenes marines es la empresa Tokyo Electric Power Company, la cuatra empresa de electricidad ms grande del mundo. La Tokyo Electric Power Company no le dijo ni a la poblacin ni a la Armada que se haba producido un grave accidente nuclear. Los ncleos de tres de los reactores se fusionaron tras el terremoto y el tsunami. No tenan generadores, no tenan un soporte de electricidad. No haba ningn tipo de abastecimiento auxiliar de agua para enfriar los reactores.

Entrevist a Naoto Kan en su oficina en Tokio en enero de este ao. Kan era el Primer Ministro de Japn en el momento del accidente. Instal de inmediato un centro de control para manejar la crisis nuclear. Una de las personas que asista al equipo de manejo de la crisis era un importante ejecutivo de TEPCO. Kan me dijo Por lo que me estaban informando desde la sede de TEPCO y, en particular, el Sr. Takeguro, que era el vicepresidente de la empresa, no estaban proporcionando informacin precisa sobre la situacin real en el lugar. Frustrado ante el bloqueo de informacin, Kan viaj a la planta para hablar de la situacin con los trabajadores que estaban all. El ex primer ministro, que antes era un firme defensor de la energa nuclear, ahora promueve que se deje de utilizar en Japn.

El desastre nuclear de Fukushima, cuyas consecuencias an persisten, debera servir de advertencia al mundo. En lugar de aprender de la sabidura de Naoto Kan, el Presidente Barack Obama est comprometiendo fondos pblicos para construir nuevas plantas nucleares en Estados Unidos por primera vez en ms de treinta aos. Tras lo ocurrido en Fukushima, la Comisin Reguladora Nuclear del Gobierno de Obama evit hablar de ciertos temas con el fin de disminuir la creciente preocupacin pblica con respecto a la seguridad de las plantas de energa nuclear en Estados Unidos. NBC News tuvo acceso a correos electrnicos internos de la Comisin en los que se instrua al personal a que desestimara los riesgos a la seguridad, a pesar de que las plantas nucleares de Estados Unidos no son seguras. Los infantes de marina de la Operacin Tomodachi se merecen ser odos por la justicia y la poblacin estadounidense merece una evaluacin honesta de los graves riesgos de la energa nuclear.

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en ms de 750 emisoras de radio y televisin en ingls y en ms de 400 en espaol. Es co-autora del libro "Los que luchan contra el sistema: Hroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos", editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

Traduccin al espaol del texto en ingls: Mercedes Camps. Edicin: Mara Eva Blotta y Democracy Now! en espaol, [email protected]


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter