Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-03-2014

La cooperacin educativa y cultural de Espaa con Guinea Ecuatorial (explicada a los estudiantes de la Uned)

Agustn Velloso
Rebelin


Me escriben mis alumnos de la Uned a tenor de los tiempos que corren; uno de ellos dice:

Soy estudiante de Educacin Social y precisamente este mes pasado me he examinado de su asignatura. El motivo de esta misiva es mostrar mi indignacin por los ltimos acontecimientos protagonizados por nuestra Universidad y el Instituto Cervantes. Resulta que a un seor (si se le puede llamar as) que no se le tendra que dar ni los buenos das se le invita a que d conferencias, en cuanto que, como bien se indica en el libro de texto es un dictador que tiene a su pueblo en la ms absoluta miseria y se re de ellos en su cara abusando de su poder, apoyado y consentido por pases que presumen de tener muy en cuenta los Derechos Humanos. Dnde estn los valores que nuestra Universidad nos quiere inculcar y quiere que lo inculquemos al resto de conciudadanos, sta es la manera de demostrarlo?.

A primera vista podra parecer agradable que los alumnos se acuerden de uno despus de que han aprobado la asignatura, pero no es como cuando un cantante de moda recibe cartas de sus fans tras una actuacin memorable. De momento no te consideran sexi ni te piden que les mandes una foto dedicada, prefieren amargarte el da con el rollo recurrente de la indignacin, los valores ticos y todo lo dems.

Pero eso no es nada, despus te echan en cara que les has preguntado en el examen sobre la relacin que existe entre derechos humanos y educacin en Guinea Ecuatorial, mientras que tu jefe, un mes despus de los exmenes finales, al tiempo que te ningunea, invita a conferenciar en la universidad a Teodoro Obiang Nguema, o sea, el presidente de ese pas, el mismo sujeto a quien has puesto verde en el libro de texto porque viola sistemticamente esos derechos desde que lleg al poder en 1979.

Los que no han aprobado se estarn partiendo de risa y encima ya saben cmo van a contestar en el examen de septiembre a ese tipo de preguntas: con la misma Carta abierta a la comunidad universitaria que ha enviado el Rector a todos los estudiantes para explicarles su invitacin a Obiang.

Hemos ledo con atencin su pregunta. Habindola ledo en calidad de alumnos, no consideramos oportuno responder a ttulo personal sobre su contenido, lo importante son las aportaciones que la Uned ha realizado all y los lazos histricos, lingsticos y culturales que no debemos olvidar.

Por otra parte, estamos obligados a mantener la correccin con las autoridades del pas, ms all de las valoraciones personales, muerto arriba, muerto abajo, exiliado ms, exiliado menos; no vamos a discutir por eso, aunque admitimos como demcratas que somos que las viudas, los hurfanos, los presos y los torturados tengan sensibilidades diferentes a las nuestras.

Tambin creemos que la Uned est actuando correctamente al invitar a Obiang a que nos de una conferencia. Entendemos que si el tro de las Azores da conferencias sobre la paz mundial y el terrorismo sin ningn mrito para ello, no hay razones para que Obiang no las de sobre la lengua castellana, a la que tantos servicios ha prestado y seguir prestando, mientras la Uned le reconozca tal mrito y a pesar de que es la nica institucin educativa del mundo que lo hace.

No pedimos que nos pongan un sobresaliente con estos planteamientos, pero s al menos un aprobadillo. En todo caso, si el Rector considera que los alumnos debemos debatir el papel de la Unedcon las autoridades ecuato-guineanas, estamos dispuestos a plantear tal debate con Obiang; por ejemplo, podemos preguntarle si quiere dar la conferencia en voz baja.

La cosa no acaba aqu, lo peor es que la editorial me pedir ahora que cambie el libro de texto. Llevo dos dcadas escribiendo sobre Guinea Ecuatorial y todo el trabajo se ha ido a la mierda de repente por culpa de una conferencia de veinte minutos.

Estamos hablando de ms de mil alumnos, si se propaga la noticia de que un profesor no tiene ni idea de lo que escribe, quin va a comprar su libro de texto si puede cortar y pegar una sencilla carta?

Slo cabe una solucin que satisfaga a todas las partes: echarme en brazos de los ministros de educacin de la Unin Europea como hijo prdigo y rezar todos los das al levantarme el texto de la Declaracin de Bolonia de junio de 1999.

Con mi conversin a la religin boloesa, mi asignatura tendr el delicioso enfoque civilizado que le falta, o sea, pondr un toque europesta al alimn sobre la democracia y el mercado, sin exagerar, pero de forma elegante.

Queridos alumnos, alabad conmigo las excelencias del liberalismo y de la cooperacin internacional bien entendida: gloria a nuestras extraordinarias tradiciones culturales y cientficas, arriba las sociedades estables, pacficas y democrticas, viva la universidad capaz de dar las competencias necesarias para afrontar los retos del nuevo milenio, junto con una conciencia de comparticin de valores y pertenencia a un espacio social y cultural comn.

Cantemos a continuacin el nuevo Gaudeamus Igitur:

Viva la universidad! Viva la verdad!

Vivan los rectores! Vivan las conciencias!

Vivan los dictadores! Vivan las conferencias!

Viva Espaa y Guinea Ecuatorial! Viva la cooperacin internacional!

Los que quieran subir nota, el deseo que ms se repite ltimamente (supongo que esto es otro efecto colateral de la crisis, la matrcula de honor supone un ahorro), han de responder a las siguientes preguntas (se facilitan las respuestas para que se puedan presentar tambin rectores de universidad):

Por qu invita el Rector al Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas de Guinea Ecuatorial a dar una conferencia sobre el espaol en frica?

Respuesta: Porque no hay ningn escritor ecuato-guineano que escriba como l en espaol, ni nadie en el mundo que sepa ms de esta lengua que Obiang, quien escribe mejor que Ortega y Gasset juntos.

Por qu entonces protestan alumnos y profesores de la Uned, adems de las organizaciones de derechos humanos?

Porque no son rectores de universidad y ya se sabe que stos tienen menos tendencia a protestar que aquellos. Adems, uno puede ser alumno toda su vida sin tener que invitar a cierta gente a dar una conferencia, pero no puede ser rector mucho tiempo si no lo hace.

An as, no es una invitacin que se espera de un alto cargo afn al PP pero no de uno afn al PSOE?

No, ya en 1939 el presidente de Estados Unidos, Roosevelt, dijo de Anastasio Somoza (sin duda un ejemplo de gobernante para Obiang) que puede que sea un hijo de puta (sic), pero es nuestro hijo de puta. Hoy da, bajo el imperio del neoliberalismo, es imposible distinguir un alto cargo del PP de otro del PSOE, particularmente en poltica exterior y de cooperacin, salvo por la gomina del pelo.

El ex ministro de exteriores Moratinos no es rector de momento, pero cualquiera de stos querra ser como l, ya que es doctor honoris causa en esta difcil materia: ha dejado de acompaar a Obiang en sus esfuerzos por llevar la democracia a los ecuato-guineanos, lo que le ha supuesto -entre otros beneficios- la Gran Cruz de la Orden de la Independencia de Guinea Ecuatorial, eso sin haber conseguido siquiera que su benefactor sea reconocido como demcrata en ningn pas, ni en Espaa, para asesorar al emir de Qatar, eso sin contar los honores que le ha concedido Serbia, Marruecos, Malta y, cmo no, el Comit Judo Americano.

Eso es confundir valor con precio. Todos los que participan en la conferencia pagan y ganan algo a la vez.

A Obiang le va a costar darla unos 600.000 euros por curso, que es el presupuesto anual de la Uned en Guinea Ecuatorial, cantidad de la que sta ya no dispone porque el gobierno espaol prefiere gastar el dinero de los impuestos en material antidisturbios y otras partidas sociales igualmente necesarias y dejar que pague Obiang que est podrido de pasta.

A cambio obtiene el bonito ttulo de nuestro Somoza y de paso tambin de la Unin Europea (de forma tcita). Obtiene un reconocimiento internacional -de oropel, ya que no tiene el verdadero en su propio pas- adems de la habitual colaboracin para reprimir a los ecuato-guineanos, es decir, armamento variado y formacin para sus sicarios.

Por falta de apoyo que no quede, hay que recordar el premio Unesco-Obiang de hace unos aos, el partido de ftbol de la seleccin espaola en Malabo de hace unos meses y la sempiterna falta de progreso en las actuaciones judiciales sobre los fondos mal adquiridos de la familia Obiang que estn depositados en Europa.

Al gobierno espaol le sale gratis la invitacin porque se esconde detrs de la Uned y el Cervantes, que reciben algunos pequeos palos, y de paso se ahorra contestar a las cartas de protesta que mandan los estudiantes al Rector.

Para el gobierno es adems una inversin poltica y econmica. Si Obiang es bien tratado por Espaa, empresarios y polticos espaoles podrn seguir y reanudar algunos de sus negocios en Guinea Ecuatorial, en vez de ver cmo se los llevan todos sus colegas estadounidenses, chinos, japoneses y franceses.

Los que estn en el ajo o sea los polticos en la oposicin- no dirn nada porque hicieron en el gobierno lo mismo que hacen los del PP; adems todos ellos presentan sus actuaciones como razones de Estado si llega el caso (buenos negocios para las grandes empresas y otros asuntos privados, en romn).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter