Portada :: Europa :: El rapto de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-03-2014

La Cumbre UE-EE UU acelera negociacin comercial peligrosa y antidemocrtica

Ecologistas en accin


Organizaciones sociales y sindicales [1] han entregado una cartaVentana nueva en las sedes de la Comisin Europea en Madrid y Barcelona destinada a Francisco Fonseca Morillo, Director de la Representacin Permanente. Con ello se han sumado a la campaa internacional en oposicin a las negociaciones comerciales que tienen lugar de forma antidemocrtica y a espaldas de la sociedad.

El Tratado Transatlntico de Comercio e Inversiones entre la Unin Europea y los Estados Unidos (TTIP) suscita una creciente oposicin a ambos lados del Atlntico. Grupos de la sociedad civil de la Unin Europea y de EE UU han expresado su preocupacin por una posible eliminacin de salvaguardas y la degradacin de normas y regulaciones en materia social, laboral, alimentaria, medioambiental, sanitaria y energtica. Se vislumbra un recorte generalizado de los derechos fundamentales de la poblacin y un poder de influencia sin precedentes para las grandes corporaciones.

El TTIP permitira a los inversores reclamar indemnizaciones como resultado de regulaciones, leyes, normativas u otras decisiones gubernamentales que tengan el efecto de reducir sus oportunidades de lucro. Debido a que casi todas las medidas de la administracin pueden ajustarse a esa definicin, las polticas pblicas han sido objeto de demandas inversor-Estado en todo el mundo.

Segn las filtraciones de documentos "secretos", varias regulaciones previstas por el TTIP seran contrarias al Pacto Internacional de los Derechos Econmicos, Sociales y Culturales (PIDESC). Adems, los posibles impactos del Tratado sobre las reglas de seguridad alimentaria afectaran directamente a las y los consumidores causando problemas de salud.

En el mbito de la salud y de la educacin pblica, el Tratado reforzara la liberalizacin de los mercados de servicios, es decir, una mayor privatizacin de los servicios pblicos, a pesar de que una amplia mayora de la poblacin se opone rotundamente a ello.

Finalmente, en un contexto de economa de casino financiero y responsable de la actual crisis, que impacta gravemente en los derechos bsicos de la poblacin mediante los recortes actuales, preocupa el objetivo del TTIP de liberalizar aun ms los servicios financieros que podra impedir a la administracin regular el sector financiero, restringir fusiones y adquisiciones, establecer impuestos y tasas a bancos y transacciones financieras, as como establecer un control de los capitales.

La eliminacin de los controles sobre el capital y la liberalizacin de los servicios financieros ha exacerbado la crisis de la deuda europea. La consiguiente imposicin de privatizaciones, el desmantelamiento de las leyes de proteccin laboral y los drsticos recortes sociales mientras los bancos que alimentaron la crisis siguen protegidos por las leyes comerciales- son un reflejo del impacto devastador de las normas comerciales.

Ante esta situacin, las organizaciones del Estado espaol demandan la paralizacin inmediata de las negociaciones del TTIP. Asimismo han emprendido una amplia campaa de denuncia y movilizacin a nivel europeo y transatlntico, con el objetivo de evitar que la firma del Tratado tenga lugar. En la misma lnea, han reivindicando la urgente necesidad de un Mandato de Comercio Alternativo y una revisin del actual rgimen comercial que desemboque en alternativas basadas en la democracia, cooperacin, participacin real, derechos humanos, justicia social, igualdad de gnero y sostenibilidad.

Notas

[1] Organizaciones firmantes: ATTAC Espaa, Baladre, Confederacin General del Trabajo (CGT), EdPAC, Federacin Espaola de Ingeniera Sin Fronteras, Grupo de Investigacin en Derechos Humanos y Sostenibilidad-Ctedra UNESCO de Sostenibilidad UPC, HuertAula de Agroecologa Cantarranas UCM, Iniciativa por la Soberana Alimentaria de Madrid, Marxa Mundial de Dones - Catalunya, Observatori DESC, Observatorio de la Deuda en la Globalizacin, Observatorio por la Autonoma y los Derechos de los Pueblos Indgenas en Colombia, Red de Huertos Urbanos Comunitarios de Madrid, Plataforma Rural (ACSUR-Las Segovias; Amigos de la Tierra; Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI); Colectivo Tierra de Campos; Colectivos de Accin Solidaria (CAS); Confederacin Espaola de Consumidores y Usuarios (CECU); Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG); Ecologistas en Accin; Emas Fundacin Social; Entrepueblos; Fundacin Global Nature; GRAIN; Movimiento de Jvenes Rurales Cristianos; Movimiento Rural Cristiano; Mundubat; Perifries; Sindicato de Obreros del Campo (SOC-SAT); Sociedad Espaola de Agricultura Ecolgica (SEAE); SODePAZ; Universidad Rural Paulo Freire (URPF); Justicia Alimentaria Global-VSF; Xarxa de Consum Solidari), Suds, Unin Sindical Obrera (USO)

Fuente: http://www.ecologistasenaccion.org/article27691.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter