Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-03-2014

La CRAC-polica comunitaria, en peligro

Gilberto Lpez y Rivas
La Jornada


La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y su polica comunitaria, en el estado de Guerrero, constituyen uno de los procesos autonmicos ms importantes en el pas, particularmente en lo que refiere a sus prcticas de justicia y seguridad, basadas en las asambleas comunitarias como mximos rganos de autoridad y decisin, y en los denominados sistemas normativos, pluralismo jurdico de hecho, derecho consuetudinario o costumbre, propios de estas comunidades indgenas.

La concepcin indgena de la imparticin de la justicia se distingue notablemente de los principios del derecho occidental, impuesto en todas las naciones de nuestra Amrica. Mientras el derecho positivo da prioridad a la defensa de los derechos individuales, el derecho indgena prioriza la defensa del equilibrio social y de los valores comunitarios. La funcin de la justicia indgena, ms all de emitir un juicio y antes que imponer una decisin externa, es mediar entre las partes para facilitar la conciliacin. A la instruccin escrita del caso, la costumbre prefiere procedimientos que privilegian el dilogo. A la aplicacin universal de la ley escrita, opta por la aplicacin flexible de normas adaptables. A las sanciones financieras y coercitivas (encarcelamiento y multas), antepone el criterio de reparacin, las manifestaciones de arrepentimiento y las sanciones morales, esto es, la re-educacin social de los infractores. En algunos pases europeos, evoluciones judiciales recientes, como la institucionalizacin de la mediacin como alternativa para apelar a la justicia, o las penas de sustitucin en forma de servicio social, recuperan formas de imparticin de justicia que no han dejado de predominar en las sociedades indgenas de Amrica Latina.

Asimismo, las comunidades de la Costa Chica de Guerrero y de la zona de la Sierra han optado por crear sus propios mecanismos de seguridad y proteccin ante la incapacidad de las instancias gubernamentales por proverselas. En el inicio, 56 comunidades agrupadas en la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias pusieron en marcha un programa de seguridad interna llamado Polica Comunitaria, dedicado a vigilar los poblados que forman parte de la coordinacin. Ms an, prestan auxilio a otras comunidades que no estn en su zona de influencia. De esta manera, las comunidades han emprendido la prctica autonmica para brindarse la seguridad que las autoridades estatales y federales no han querido ni podido establecer. La polica comunitaria ha trado tranquilidad porque sencillamente sus miembros habitan en los territorios bajo control y prestan un servicio organizado por ellos. Su funcionamiento se basa en la visin de prestacin de servicios comunitarios que los indgenas tienen en su organizacin social y poltica. Esta caracterstica cultural ha permitido construir espacios reales de autonoma que respondan a sus necesidades y, sobre todo, que las respuestas sean satisfactorias. En gran medida, los resultados positivos de la polica comunitaria se deben a la concepcin que tienen de la justicia y el servicio pblico. Esta polica no recibe pago alguno, y la nica gratificacin que se le brinda es el reconocimiento social. Est de por medio un sentido ms profundo que el de la remuneracin en s: el de la dignidad. Los comentarios de sus integrantes son categricos, pues imparten justicia, no venden justicia, dado que la comunitaria no combate al gobierno ni a los otros poderes, la comunitaria combate a la delincuencia.

La polica comunitaria ha trastocado intereses encubiertos tras los contubernios establecidos entre las fuerzas de seguridad y el narcotrfico. Hoy en da no es una novedad entender el negocio redondo que representa la seguridad pblica para quienes la controlan y para aquellos que, como policas o militares, cobran un sueldo a cargo del erario y se dedican a organizar bandas criminales. Por eso mismo, la polica comunitaria ha sido atacada virulentamente por los gobiernos federal y estatal, y por el Ejrcito, a tal grado que varios de sus miembros se encuentran actualmente encarcelados por prestar un servicio a sus pueblos. Los policas comunitarios han sealado que la imparticin de justicia basada en sus usos y costumbres no es cosa del otro mundo: lo que sucede es que el gobierno no quiere reconocer la capacidad autonmica que los pueblos indios tienen para dar solucin a sus problemticas. Una vez ms, los pueblos indgenas de Guerrero, como en otras partes de la Repblica, han demostrado que pueden solucionar sus problemas si se les deja de perseguir y hostigar. La autonoma en esta regin, como en muchas otras, pasa por demostrar con hechos que son capaces de regirse bajo sus propias reglas y dar resultados alentadores. Los indgenas guerrerenses han aprendido que el Ejrcito y las policas federal y estatales no estn en sus comunidades para erradicar de raz el narcotrfico y la delincuencia sino para evitar, desalentar y combatir el enorme potencial que tienen como sujetos autnomos. Esto es, la fuerza pblica federal y estatal est en su territorio no para combatir el crimen, sino esencialmente para atacar a las comunidades y a sus formas de autonoma.

Hay adems otro elemento de no menor importancia que nutre la campaa gubernamental contra la CRAC, y es el inters de las empresas de minera a tajo abierto por extender su prctica depredadora radical en Guerrero, facilitada por las concesiones otorgadas servilmente por la Secretara de Economa en todo el pas, pues a ello se ha opuesto de manera categrica dicha organizacin.

La CRAC-polica comunitaria ha sido objeto de todo tipo de ataques, incluyendo los renovados intentos por oficializarla, la cooptacin de algunos de sus fundadores y la corrupcin de quienes, desde adentro, pueden causar una implosin que d al traste con esta extraordinaria experiencia autnomica. Por ello, son los propios pueblos que la conforman quienes, en estos momentos de grave crisis impulsada por el Estado, deben hacer un supremo esfuerzo para que la CRAC-polica comunitaria prevalezca, a pesar de sus poderosos enemigos.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2014/03/28/index.php?section=opinion&article=024a1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter