Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Uruguay. Millones de columnas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2014

Uruguay
Alteracin de la matriz productiva

Juan Luis Berterretche
Rebelin


Voy a exponer algunas ideas que me parecen esenciales para analizar los programas polticos electorales de los partidos que disputan las elecciones nacionales de 2014. Lo hago ms como ciudadano Latinoamericano interesado por el conjunto de la escena continental y con la certidumbre que lo que en ella, nacional o regionalmente sucede influye en el resto, a veces en aspectos insospechables. Y tambin con la certeza de que es aqu en Amrica -quiz entre otras cosas por no haber guerras declaradas y sufrir la vecindad agobiante del imperio- donde hoy se dan las ms conscientes batallas contra el capitalismo y el imperialismo hegemnico. Y esto con independencia de las acciones de los gobiernos, en algunos casos evidentes lacayos y en otros reformistas timoratos.

Si hay algo que en los ltimos aos ha sido muy favorable para Uruguay es haber empezado a abandonar la postura de espaldas a Amrica Latina y aquella vieja ilusin de suiza de Amrica, sin el perverso poder financiero ni la despiadada explotacin colonial de las corporaciones del pas europeo. Y como contrapeso, tambin sin el nivel de vida helvtico. Esta reintegracin al continente se ha realizado a pesar del esfuerzo de muchos de sus polticos e intelectuales que pugnan a favor de la excepcionalidad oriental para apartarnos de los mltiples procesos de rebelin social que transcurren en Amrica.

Programas de la oposicin

Es poco y nada el inters que puede incitar el debatir los vacos y desactualizados programas econmicos-polticos-sociales de la oposicin burguesa sea colorada, blanca o rosada. Estos dos ltimos ejercicios fuera del poder, luego de dos siglos de bipartidismo rutinario y sometido a los imperios de turno, les ha constreido el intelecto. Ms all de algunas definiciones de rigor que deben concordar con las orientaciones centrales imperialistas, la mayora de los textos son declaraciones insustanciales sin ningn chispazo de ideas estratgicas y menos an en beneficio de la poblacin.

La propuesta del colorado Pedro de baja de la imputabilidad a 16 aos -apoyada tambin por el candidato Lacalle Pou- que se pretende aprobar por plebiscito en la elecciones nacionales de 2014, es opuesta a los pautas de UNICEF e incluso difiere con el pensamiento de la iglesia catlica. El colorado de infame apellido propone tambin la duplicacin o triplicacin de las penas para los reincidentes, demostrando una crasa falta de autocrtica familiar, ya que si eso se hubiera aplicado con su padre -el dictador Bordaberry- no habra reencarnaciones que le hubieran alcanzado para pagar sus reincidencias en delitos de lesa humanidad. Crear figuras como la del informante y el arrepentido en sus planes de seguridad reafirma los peores componentes de su herencia paterna.

Los blancos tampoco se han destacado por sus novedosas propuestas electorales. Lacalle Pou insiste con su dplice mensaje de asentamiento cero, que suena ms como amenaza a los excluidos, que como preocupacin por la vivienda precaria y los barrios desprovistos de servicios estatales. Siguiendo la tradicin paterna es un poltico pro-imperialista con pinceladas juveniles que apoya la liberalizacin de la marihuana -como Vargas Llosa, Soros y Rockefeller-, mientras que, con el tema de los refugiados de Guantnamo, fue a hacer pleitesa a la embajadora Julissa ViReynoso (EUA). Luego declar que no tiene informacin suficiente para tomar posicin. Todava no se enter que fueron las rendiciones extraordinarias de la CIA y la patraa de la guerra al terrorismo que llen de secuestrados y torturados a Guantnamo.

Por su parte la Fundacin Ferreira Aldunate, de Alianza Nacional sector liderado por Larraaga, es la ms importante usina de ideas de los partidos tradicionales y ha preparado un programa poltico para el sector /1. Entre sus promesas -algo atrasados en noticias- incluyen agregar la energa nuclear a nuestra matriz energtica. Demostrando que el ambientalismo de los partidos tradicionales no es ms que oportunismo electoral. En relacin a la gestin del estado proponen: ampliar la participacin de los actores privados en la administracin y el control de la cosa pblica. Una orientacin algo desprestigiada por los variados escndalos continentales de coimas y sobornos que conllevan las privatizaciones y la comprobada destruccin del patrimonio nacional de los pases. Respecto al tema seguridad, amenazan con mano firme frente a la violencia y el delito. En ese sentido toda la oposicin entona el mismo estribillo con que los medios envenenan da a da a la poblacin y el propio gobierno lo canturrea. Y para completar adhieren al embuste de la guerra contra las drogas de las agencias estadounidenses aliadas al narcotrfico.

En verdad la originalidad programtica de los partidos tradicionales en 2014, no es un atributo que pueda garantizarles el xito. Tampoco los ayuda la solvencia y el carisma de sus candidatos. Armados de programas que combinan posiciones rancias con vaguedades insustanciales tienen que apostar todos sus boletos a los traspis del oficialismo.

La transformacin de la matriz productiva

El Frente Amplio por la va de los hechos, pone como tema central estratgico en trminos econmicos que incide en todos los aspectos de la realidad nacional, la transformacin de la matriz productiva y la plataforma energtica del pas.

A pesar de que existen otros contenidos que deberan plantearse para un debate que tome en cuenta las necesidades futuras de nuestra poblacin y las nuevas generaciones, sin lugar a dudas tanto la matriz productiva como la energtica de un pas en los comienzos de este milenio, son problemas inexcusables y apremiantes por la nueva poltica corporativa extractivista agresora del ambiente y la salud humana, como por la reduccin de las reservas de combustible fsil y su comprobado deterioro ambiental, que exigen en el futuro inmediato emigrar del actual escenario energtico. El xito o fracaso del lineamiento de perspectivas estratgicas nacionales depende en gran medida de lo que se visualice y se aplique en esos sentidos.

En Uruguay ya se ha puesto en marcha esa transformacin de ambas matrices sin ninguna clase de discusin y/o consulta a la ciudadana- y se est procesando en forma acelerada a travs de cuatro vectores fundamentales:

1- la ocupacin de 2 millones de hectreas (20 mil Km2) con plantos de eucaliptus para la produccin de pasta de celulosa en plantas industriales gestionadas por transnacionales en zonas francas, es decir con toda clase de exenciones impositivas. La planta de UPM (Finlandia) ya funcionando desde 2007 en Fray Bentos (Dto. de Ro Negro) produca 1,1 toneladas de celulosa por ao y a partir de 2014 fue autorizada a aumentar la produccin en un 10%. Segn el balance de la empresa, que declaraba 533 trabajadores en Uruguay y nuestros propios clculos de ganancias, cada trabajador en nuestro pas le generaba U$S 1 milln de ganancia por ao /2. Por estar ubicada en zona franca no paga impuestos de ninguna clase sobre sus utilidades. Montes del Plata, propiedad de Arauco (Chile) y Stora Enso, (sueco-finlandesa) est terminando de construir un complejo industrial en Punta Pereira, en el departamento de Colonia, sobre la costa del Ro de la Plata, a mitad de camino entre Colonia del Sacramento y Carmelo, y a solo siete kilmetros de la localidad de Conchillas. Este complejo industrial representa la mayor inversin en la historia del Uruguay y cuando est funcionando, ser tambin la fbrica de pasta de celulosa ms grande del mundo.

2- la imposicin de organismos genticamente modificados (OGM) de plantacin directa en grandes extensiones de monocultivo. En Uruguay la extensin de los plantos de soja transgnica es de 1 milln 275 mil hectreas, (12.750 km2 - zafra 2012-13), una superficie mayor que Lbano. El destino principal de esa soja es China y todo el proceso desde la adquisicin o especulacin con el valor de la tierra, pasando por todos los costos de los pool de siembra (semillas, agro-txicos, maquinaria agrcola, etc.) as como la comercializacin externa en mercados de futuro, est bajo control del capital financiero internacional y las pocas empresas que dominan los OGM y sus insecticidas y fungicidas asociados.

Quiere decir que entre los plantos de eucaliptus y de soja transgnica se estn utilizando 3 millones 275 mil hectreas, o 32.750 km2. Una superficie 2.000 km2 mayor que Blgica, y que representa ms del 18% de la superficie total del pas. Ms an, en trminos del total de la superficie de reas productivas del pas (14 millones de h) significa ms del 23%. Slo con eucaliptus y soja transgnica estamos frente a un cambio de la matriz productiva que ya ocupa casi una cuarta parte del rea productiva total de Uruguay. Y esto sin tomar en cuenta las plantas industriales de celulosa y su amenaza sobre el ro Uruguay y el Rio de la Plata. Al parecer, ya es hora de un debate nacional sobre estos cambios. Ms an cuando existen bastantes indicios de improvisacin y secretismo en todo este proceso de transformacin.

3- en tercer lugar la minera a cielo abierto que se intenta imponer a travs de una ley de minera con nombre propio -Aratir- empresa de oscuro origen -no se le conocen emprendimientos mineros- y dudoso futuro: quiz su funcin no vaya ms all de obtener un contrato para luego venderlo o tercerizarlo a alguna de las enormes corporaciones globales mineras. Y con la amenaza gubernamental de firmar un contrato sobre un proyecto que no se conoce en su integridad y que an no ha logrado su total aprobacin de los organismos de control estatal, por falta de garantas ambientales.

4- la cuarta vertiente de transformacin productiva es anterior a los gobiernos del FA: tiene que ver con la industria productora de software. Es una produccin con un par de dcadas de antigedad, pero cuyo desarrollo mayor se aceler a partir de 2002. Sin lugar a dudas el plan Ceibal luego influy en su crecimiento. En la Cmara Uruguaya de Tecnologas de la Informacin se renen 250 empresas desarrolladoras de software, y otras 440 empresas dedicadas al servicio de Internet y comercializadoras de hardware y software. Para 2013 las empresas de software tenan previsto exportar por valor de U$S 675 millones, a 52 pases. Ms otros U$A 390 millones comercializados en el mercado interno. El crecimiento del sector determin -en 2012- que Uruguay se ubicara como el primer exportador de software per cpita y el tercer exportador de software en trminos absolutos, en Amrica Latina. Las perspectivas de las empresas de software y tecnologa de la informacin, es que se sigan creando unas 50 empresas nuevas por ao y que en 15 aos las exportaciones actuales se multipliquen por 5. Es interesante comparar esta nueva industria con el rubro turismo: en la temporada 2014 ingresaron U$S 881 millones al pas. Pero por las exigencias de infraestructura del turismo, es seguro que la informtica superar con rapidez esas cifras. Este es el nico vector de cambio productivo que no puede ser cuestionado: slo aporta ventajas al pas.

Existen otras transformaciones de la matriz productiva que ya hemos analizado con anterioridad y que no abordaremos en esta nota: en especial la extranjerizacin de la propiedad de la tierra: entre 2005 y 2011 se transfirieron aprox. 1,4 millones de h, asociadas a la venta a extranjeros. Y la extranjerizacin de industrias: la frigorfica, por ejemplo, que durante la presidencia de Vsquez pas en su totalidad a manos de capitales brasileos o la cadena industrial basada en la cebada cervecera monopolizada por una nica empresa, Inbev (belga-brasilea), que domina las cuatro malteras y procesa prcticamente el total de la cebada industrializada /3.

En relacin a la matriz energtica -sobre lo que tampoco nos extenderemos-, se han licitado cuencas ocenicas de prospeccin petrolera con transnacionales /4 y se ha adjudicado territorios para explorar las posibilidades de extraccin de gas o hidrocarburos de esquisto por medio del fracking /5. Dos apuestas muy peligrosas en trminos ambientales. En relacin a la energa renovable, hay actualmente ms de una veintena de proyectos de parques elicos privados en etapa de autorizacin o ya en obra, adems de los proyectos en que participa UTE, tanto en parques propios como mediante leasing con operadores privados. A esto hay que sumarle el proyecto elico que se desarrollar en el departamento de Colonia en conjunto con Electrobras de Brasil. En total se prev instalar ms de 500 aerogeneradores y las inversiones previstas son de U$S 2.000 millones. En 2016, Uruguay sera el pas del mundo con mayor porcentaje de energa elica en su matriz energtica. En marzo de 2013 se inaugur en Salto la primera planta fotovoltaica de produccin de electricidad a partir de energa solar (tecnologa que est an en proceso experimenta). El gran impulso a la energa renovable es un hecho positivo. Lamentamos slo que el gobierno progresista, al no existir una legislacin que las mantuviera de propiedad estatal, abri un espacio privatizador a travs de la ley 18.786 de Participacin Pblica Privada.

La importancia de la informacin actualizada y solvente

Tanto para la transformacin de la matriz productiva como para las alteraciones hacia un nuevo escenario energtico de Uruguay, la informacin actual y seria es imprescindible. Hoy en Uruguay hay suficiente tecnologa desarrollada de ltima generacin respecto al anlisis de los suelos para conocer sus posibilidades de plantos o cra de animales u otras, y para el control y seguimiento con drones de plantaciones de todo lo que se produce en el pas. Sin embargo en esas cifras que hemos aportado sobre la produccin y exportacin de software, el primer lugar lo ocupa el sector financiero con casi un tercio del total (29%) y los programas respecto a la salud, por ejemplo, apenas alcanzan el 13%. No obstante en todo el pas se murmura sobre la existencia de una epidemia de cncer sin contar con informacin confiable al respecto.

La principal polucin en el aire, la tierra y el agua, es la oriunda de la agricultura y la industria. En especial estas son las principales causas de la contaminacin de acuferos y corrientes de agua. Con el volumen de agro-txicos consumidos por los monocultivos transgnicos, el nivel de contaminacin del agua que se supone potable pero que en general no se analiza, es con seguridad enorme /6. En la actualidad se estn utilizando en Brasil marcadores como la cafena como indicador de grados de contaminacin de manantiales, ros, arroyos, etc. por desages cloacales urbanos. Un reciente estudio en Brasil indic a Porto Alegre con la mayor proporcin de cafena en su agua tratada para las caeras de abastecimiento de la ciudad: 2257 ng/l (nano-gramos por litro /7). Ya es comprobado que slo 5 ng/l de una hormona utilizada en pldoras anti-conceptivas termin con la poblacin de peces en un lago de Canad. En Uruguay podra utilizarse tambin la cafena como marcador para medir el nivel de contaminacin de los desages cloacales en las corrientes de agua ya que adems del caf consumido, est presente como uno de los alcaloides de la yerba mate.

La presencia de restos qumicos nocivos de insecticidas y fungicidas en hortalizas y frutas no es controlada en los lugares de venta minorista y a esto se suma que ms de 800 productos alimenticios elaborados a base de transgnicos que se exhiben en las estanteras de supermercados no estn rotulados -con la T encerrada dentro de un tringulo- para identificarlos y poder prescindir de ellos. Existen varias denuncias comprobadas de fumigaciones sobre escuelas y pequeas poblaciones del interior. Adems, en los ltimos aos se nota un crecimiento de la enfermedad autoinmune celaca de intolerancia al gluten. Pues bien, las ms recientes investigaciones responsabilizan al glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup usado a destajo en los monocultivos de soja OGM, como el causante de la epidemia celaca /8.

La actualizacin de una informacin solvente es imprescindible para cualquier tipo de planificacin productiva. Pero adems es indispensable estar al tanto de las nuevas herramientas de medicin de los problemas ambientales producidos por las agro-industrias y mineras. En particular hay dos instrumentos claves que provienen de la ltima dcada del milenio anterior y han sido perfeccionados en la primera dcada de este milenio. Nos referimos a la huella ecolgica (individual, de una ciudad o pas) y la huella hidrolgica que es una mirada basada en la anterior destinada a medir la utilizacin y el consumo de agua tambin en trminos de persona o sociedad humana. Cualquiera de las dos pone lmites estrictos al desatino productivo ms all de las condiciones de recuperacin de la naturaleza y al despilfarro de los bienes naturales comunes de un pas.

La huella ecolgica

La humanidad necesita lo que la naturaleza le proporciona, pero cmo sabemos cunto estamos utilizando y cunto tenemos para utilizar? La huella ecolgica ha emergido como la principal medida mundial de la demanda de la humanidad sobre la naturaleza. Mide cunta rea de la tierra y del agua requiere una poblacin humana para producir el recurso que consume y absorber sus desechos usando la tecnologa prevaleciente /9. Concebida en la Universidad de la Columbia Britnica en 1990 por Mathis Wackernagel y William Rees, la huella ecolgica se usa hoy con amplitud por cientficos, empresas, gobiernos, individuos, e instituciones que trabajan para supervisar el uso de los recursos ecolgicos y para avanzar en el desarrollo sustentable.

La huella ecolgica de un pas, de una ciudad o una persona, corresponde al tamao de reas productivas de tierra y de mar, necesarias para generar productos, bienes y servicios que sustentan sus estilos de vida. En otras palabras se trata de traducir en hectreas (h) la extensin de territorio que una persona o toda una sociedad utiliza en media para sustentarse. La medida en que se expresa la utilizacin de los recursos es la hectrea global (hg). Los recursos que se toman en cuenta son: cultivos y pescados para la alimentacin humana y otros usos, madera, pastos y cultivo para el ganado y se toman las emisiones de carbono (Co2) como el nico producto residual medido.

Mientras la huella ecolgica media por persona mundial fue hg 2,7 en 2008, en esa fecha Uruguay tena ya el doble del promedio planetario: por encima de hg 5. Era en 2008 el pas de Sudamrica con mayor huella ecolgica /10. Y por los cambios productivos del ltimo quinquenio es evidente que la situacin debe haber empeorado. Solo teniendo en cuenta la ampliacin de los desiertos verdes de eucaliptus que se duplicaron en los ltimos 5 aos ya contamos con un acrecentamiento importante en el rubro forestal. Y debemos agregar el aumento de monocultivos transgnicos que han desplazado a la ganadera de las costas del ro Uruguay y el ro Negro. Por eso la definicin de la Fundacin Ferreira Aldunate sobre Uruguay como pas lder en Amrica en materia de sustentabilidad ambiental, lo nico que indica es que necesitan estudiar y actualizarse. No precisan como antao recorrer las libreras o escarbar bibliotecas. Por lo menos naveguen el Google que no muerde!

Otro instrumento derivado de la huella ecolgica es la biocapacidad disponible en cada pas del mundo. Tiene en cuenta el rea biolgicamente productiva disponible de forma global y por pas as como su productividad. La biocapacidad de Uruguay es de 10 hag aprox. disponibles por persona, de las cuales la huella ecolgica ha consumido la mitad o ms. No es una psima situacin por el nmero reducido de la poblacin en relacin a la extensin del territorio. Pero la alta huella ecolgica del pas y los sectores productivos que se estn desarrollando indican una alerta roja al borde de situaciones lmites. El inconveniente principal es que el gobierno del FA no tiene en cuenta los aspectos ambientales del pas y el supuesto Uruguay Natural ya es un lema ocioso que camina hacia lo risible. Esa desconsideracin con el medio ambiente, es una herencia que en los sectores populares nos dej el stalinismo de la izquierda del siglo XX que siempre desconsider la relacin de la sociedad con la naturaleza.

La Huella Hdrica /11.

El agua es la causa material de todas las cosas Tales de Mileto

El concepto de Huella Hdrica fue introducido en 2002 por Arjen Hoekstra en la reunin de peritos internacionales sobre el comercio de agua virtual realizada en Delf, Holanda. El concepto de agua virtual es otro instrumento imprescindible para cualquier planificacin de matriz productiva. Agua virtual es la cantidad real de agua requerida para la fabricacin de cualquier bien o producto agrcola o industrial. Es un concepto creado en 1993 por el investigador britnico John Anthony Allan. Se trata de un conocimiento necesario para determinar si un pas es exportador o importador de agua embutida en sus rubros de comercio exterior. El sistema productivo uruguayo es exportador de enormes volmenes de agua virtual.

La HH tiene unidad de medida distinta que la huella ecolgica, ya que sta se expresa en hectreas y la HH en volumen de agua dulce consumida. Hacer foco en los recursos hdricos es importante ya que el agua dulce es escasa y representa apenas 2,5% del volumen total del planeta.

La Huella Hdrica de la Produccin representa entonces el volumen de agua dulce utilizado directa o indirectamente para producir bienes y servicios (en metros cbicos por ao, m3/a). Datos aportados por la Organizacin de las Naciones Unidas para la Alimentacin y la Agricultura (FAO) muestran que la agricultura es el mayor consumidor de agua en el mundo -ms del 70%-, seguido por la industria. Recin despus se ubica el consumo domstico, que no se limita al agua de las canillas; el consumismo aturdido de nuestra poca implica despilfarro de agua y energa en todas las compras superfluas que realizamos. Una camiseta de algodn -por ejemplo-consume en su produccin 1.200 litros de agua dulce /12.

La huella hdrica a diferencia del agua virtual, clasifica las fuentes de agua, es decir, distingue entre tres componentes: el agua azul, el agua verde y el agua gris. La huella de agua azul es el volumen de agua dulce consumida de los recursos hdricos del planeta (aguas superficiales y subterrneas). La huella del agua verde es el volumen de agua evaporada de los recursos hdricos del planeta (agua de lluvia almacenada en el suelo como humedad). La huella de agua gris es el volumen de agua contaminada que se asocia con la produccin de los bienes y servicios. Este ltimo puede ser estimado como el volumen de agua que se requiere para diluir los contaminantes hasta el punto de que la calidad del agua se mantiene en o por encima de las normas acordadas de calidad del agua /13.

La produccin de un kilo de carne bobina en algunos pases europeos, puede consumir hasta 15 mil litros de agua dulce; para producir un kilo de pollo en criaderos se consumen 3.900 lt. de agua y para un kilo de cerdo, 4.800 lt. Para obtener una taza de caf se consumen 130 lt. Como vemos es una metodologa que tiene una vasta gama de aplicaciones y que puede ser empleada en escalas que van desde un nico producto, un proceso, sector, individuo, comunidad, ciudad, nacin, o todo el planeta.

Nuestra huella hdrica y exportacin de agua virtual debe ser calculada para las condiciones especficas de Uruguay. Para tener una idea general de los volmenes de agua consumida en la produccin del pas podemos transcribir algunas cifras ya determinadas para otros pases como las mencionadas anteriormente.

Adems de la carne bobina, la produccin de cueros consumen 16.600 lt. de agua por kg. El litro de leche tiene embutidos 1000 lt. de agua y el kg. de queso 5.000 lt. Entre los granos, el arroz otro producto destacado de exportacin, consume 3.400 lt. de agua por kg. y la soja 3.000 lt. de agua dulce para producir 1 kg de materia vegetal.

Pero quiz la prdida mayor de agua no contabilizada que tenemos en nuestro sistema productivo sean las privilegiadas UPM y Montes del Plata, y la amenaza de una tercera planta. Un kilo de madera de eucaliptus consume en su formacin 500 lt. de agua. Es decir que cada tonelada de troncos que entra a las plantas ya lleva embutidos 500 mil litros de agua. Y para producir 1 tonelada de celulosa se consumen 4 toneladas de madera de eucaliptus. Al ao el 1,1 milln de toneladas de celulosa producida por UPM provienen de 4,4 millones de toneladas de madera que consumieron 500 mil litros c/u. A esto hay que agregar que el proceso industrial de transformar la madera en pasta de celulosa es vido consumidor de agua y es enorme la huella de agua gris de las pasteras que eliminan en los ros el agua azul retirada de las corrientes y contaminada con blanqueadores qumicos. Estamos alojando en zonas francas una industria altamente consumidora y contaminadora de agua dulce. A lo que hay que agregar su mal olor caracterstico que no es simplemente desagradable y molesto, sino que adems impacta sobre la salud, incrementando el riesgo de infecciones respiratorias agudas, problemas de la vista, cefaleas y problemas neuro-psicolgicos, entre otros.

Pretender procesar una transformacin de la matriz productiva sin tomar en cuenta todos estos aspectos es como mnimo irresponsable. Ese es el camino por cual transita hoy el Frente Amplio. Se modificaron procesos productivos, se adoptaron nuevos productos y nuevas tecnologas sin medir consecuencias. Se intenta adems ingresar al pas la minera a cielo abierto, una metodologa ya demostrada como destructiva del entorno natural por poseer una de las mayores huellas de agua gris de la industria, agravada en Uruguay por el minero-ducto planeado que desaguara en el ocano. Todo esto sustentado en una permisiva ley de minera aprobada en el parlamento, que no garantiza un aporte a las finanzas estatales que cubra los mltiples perjuicios que la minera dejar como herencia. En una zona, Valentines, caracterizada por mltiples nacientes y manantiales.

Asamblea Constituyente

Somos conscientes que ninguno de los partidos que disputan el gobierno en las elecciones de 2014 tiene intenciones de hacer una discusin democrtica seria sobre estos temas. El plebiscito planteado para aprobar una ley que prohba la minera a cielo abierto, ha enervado al gobierno, que intenta de toda forma desestimular cualquier clase de discusin reflexiva. Lo que est necesitando el pas es una asamblea constituyente que abra un amplio debate sobre las perspectivas nacionales y los instrumentos legales necesarios. Y que cuente con el apoyo consciente de las mayoras populares. Esto es as no slo por los acuciantes temas de las matrices productiva y energtica, sino por la necesidad -entre otras cosas- de encarar de manera inmediata la degradacin indecente del poder judicial que corresponde a un rgimen de absolutismo autoritario, con una suprema corte discrecional en todo su funcionamiento y con total falta de transparencia y rendicin de cuentas a travs de mecanismos de control ciudadano. Un poder judicial que lesiona los derechos humanos y se niega a aplicar los compromisos jurdicos internacionales asumidos por el pas /14.

Sabemos que una asamblea constituyente es hoy el leviatn para EUA, ya que los tres pases continentales que las convocaron para reestructurar su institucionalidad (Venezuela, Ecuador y Bolivia) lo hicieron contra su voluntad y como contrapartida debieron soportar todo tipo de intervencin y provocacin desestabilizadora de sus pases que contina hasta hoy. La posibilidad de citarla en Honduras condujo directo a un golpe con libreto estadounidense. El gobierno progresista no tiene intenciones de hacerlo pues su concepcin de la democracia est reducida a la farsa electoral cada 4 aos y al voto legislativo de los enyesados en el parlamento. Y las corrientes polticas y fuerzas sociales que se veran favorecidas con una constituyente no tienen an el mpetu y la estructura necesaria para imponerla. Pero el tiempo es implacable y existen en la realidad nacional indicios positivos: los movimientos contrarios a transformaciones productivas inconsultas y perniciosas a la naturaleza, no han hecho ms que crecer en el pas.

El tiempo es la trgica responsabilidad del hombre

Y sobre su espalda lleva

Los aos destructivos y los prolficos

Y por eso, lo juro, debe rodear cada hecho

De escrpulos que mantengan intacta

No slo su dignidad, sino la dignidad humana

....../15

Notas

1/ Fundacin por la Democracia Wilson Ferrerira Aldunate Nuestros objetivos y Propuestas Se trata del programa ms actualizado de la Fundacin, publicado por Alianza Nacional.

http://alianzanacional.com.uy/web/wp-content/uploads/2012/06/nuestravision.pdf

2/ William Yohai. UPM: Cuando el sainete diplomtico y meditico oculta lo esencial Posta Portea 1040 - 07 10 2013

http://postaportenia.blogspot.com.br/2013/10/1040-viejos-racionalizados.html

3/ Ernesto Herrera y Juan Luis Berterretche Uruguay y el modelo progresista...Un pas a la venta Correspondencia de Prensa, Junio de 2009 y Kaos en la Red 07 06 2009.

http://old.kaosenlared.net/noticia/uruguay-modelo-progresistaun-pais-venta

El 10% de la tierra productiva vendida El Pas Digital 26 06 2011

http://historico.elpais.com.uy/110626/pnacio-575724/nacional/-el-10-de-la-tierra-productiva-vendida-/

4/ Juan Luis Berterretche. British Petroleum: Crnica de un derrame anunciado Uruguay, sometido por 30 aos a petrolera con enorme historial de negligencia y desastres ecolgicos.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=154653

5/ Estamos a tiempo de aplicar una moratoria al fracking El espectador.com 24 04 2013. La empresa estadounidense Schuepbach Energy especialista en fracking tiene 9.880 km cuadrados adjudicados desde 2009 para explorar y va a llegar a tener 1.400.000 hectreas para explorar en 2014, adjudicados por Ancap.

http://www.espectador.com/politica/263413/walter-verri-pc-estamos-a-tiempo-de-aplicar-una-moratoria-al-fracking-un-sistema-de-extracci-n-complejo-y-cuestionado

6/ Marcelo Aguilar Plan para hoy, agua para maana Brecha Digital 21 3 2014.

http://brecha.com.uy/index.php/sociedad/3443-plan-para-hoy-agua-para-manana

7/ Nano-gramos es mil millonsima de gramos. Una medida que hoy es posible de apreciar con las tcnicas ms modernas.

8/ Interdisciplinary Toxicology Glyphosate, pathways to modern diseases II: Celiac sprue and gluten intolerance

http://nhrighttoknowgmo.org/BreakingNews/Glyphosate_II_Samsel-Seneff.pdf

Se puede leer un resumen en portugus de la investigacin en: Terra de dereitos. AS-PTA | Doena celaca: intolerncia ao glten ou ao glifosato?

http://terradedireitos.org.br/biblioteca/doenca-celiaca-intolerancia-ao-gluten-ou-ao-glifosato/

9/Global Footprint Network The Ecological Footprint

http://www.footprintnetwork.org/es/index.php/gfn/page/footprint_basics_overview/

10/ Planeta Vivo, Informe 2012, Huella Ecolgica p. 36 y siguientes.

http://d3nehc6yl9qzo4.cloudfront.net/downloads/informe_planeta_vivo_2012.pdf

11/ Planeta Vivo, informe 2012, Huella Hdrica p. 63 y siguientes.

http://d3nehc6yl9qzo4.cloudfront.net/downloads/informe_planeta_vivo_2012.pdf

12/ La ropa de los jvenes es la que presenta mayor huella hdrica. Fabricar su vestimenta puede sumar hasta 15.000 litros de agua. Las zapatillas de deporte consumen 4.400 litros; un pantaln vaquero de algodn, 3.000 litros; una camisa de fibra sinttica, 1.000 litros y una camiseta de algodn requiere 1.200 litros. Estas cifras corresponden al consumo de agua dulce de la produccin en Europa.

http://www.expansion.com/2013/04/25/empresas/distribucion/1366907722.html

13/ Clasificacin de las fuentes de agua en la huella hdrica.

http://articultores.net/free/huella-hidrica/

14/ Diagnstico de la justicia uruguaya realizado por la ONG Red Iberoamericana de Jueces (RIJ) Uypress 29 10 2013 La SCJ uruguaya no cumple con el Estatuto del Juez Iberoamericano, ni con el Cdigo de tica Judicial, ni con la declaracin que conforma las 100 reglas de Brasilia para la mejor administracin de justicia. Dando una seal muy clara a todos los jueces: si quieren hacer carrera no apliquen el derecho internacional.

http://www.uypress.net/uc_45727_1.html

15/ John Peale Bishop. Tema de las mutaciones del mar Poesa traducida del ingls por Bioy Casares y J. L. Borges publicada en Sur, Buenos Aires Ao XIV n 113-114 marzo abril 1944.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter