Portada :: Europa :: Grecia, laboratorio neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2014

Grecia
Ultraderecha, mentiras y cintas de vdeo

Antonio Cuesta
Rebelin


La coalicin de gobierno en Grecia se encontr ayer con un escndalo poltico inesperado y que augura proporciones y resultados desconocidos. Todo debido a la filtracin de un vdeo 'robado' donde se recoge parte de una entrevista entre el jefe de la oficina del Primer Ministro, Takis Baltakos, y el parlamentario y portavoz del partido ultraderechista Amanecer Dorado (AD), Ilias Kasidiaris.

Los medios de prensa al unsono destacaron en primera plana el contenido de la conversacin, haciendo lea del rbol cado (Baltakos) y rasgndose las vestiduras ante tamao escndalo, como si hasta ahora no hubieran sido claras las conexiones entre el partido de Antonis Samars, Nueva Democracia (ND), y el grupo fascista. Como si no hubiera casos denunciados sobre la connivencia policial con los ataques racistas, como si los ministros de Orden Pblico, Justicia y Sanidad no fueran lo suficientemente fascistas (acreditados y confesos), como si las decenas de miles de inmigrantes recluidos en campos de concentracin estuvieran all por decisin propia y, en fin, como si ND no hubiera mirado hacia otra parte ante cada atentado y asesinato cometido por los grupos de choque de Amanecer Dorado.

La noticia cay como una bomba en la mansin Maximos, sede del ejecutivo griego, desde donde se neg cualquier relacin con las actuaciones de Baltakos (que para entonces ya haba presentado su dimisin) y aseguraron que se haba convertido en independiente y segua una agenda personal. Algo en extremo increble teniendo en cuenta que Nueva Democracia trata por todos los medios de captar los votos que se le van por la derecha, y que Baltakos integra el crculo de confianza de Samars, con el que colabora estrechamente desde hace ms de 30 aos.

Las revelaciones, sin decir nada que no se supiera, muestran claramente las estrechas y hasta cordiales relaciones entre la Secretara del Primer Ministro y AD, y apuntan hacia un presunto trato de favor por los ministerios de Orden Pblico y Justicia en el proceso judicial que se sigue contra la formacin ultra. Resulta curioso que el ministro de Orden Pblico, Nikos Dendias, se extrae ante las crticas por la pasividad de su ministerio con la violencia fascista cuando durante meses han tenido almacenados y sin resolver 32 expedientes de acciones terroristas, y que solo tras el asesinato de Pavlos Fyssas -y gracias a la enorme presin recibida desde el exterior (especialmente de Washington y del lobby judo)- se decidiera pasarlos a los juzgados.

El experto en derecho constitucional Yorgos Katrugalos explic al diario digital TPP que el vdeo no muestra nada nuevo pero confirma lo que sospechbamos de Nueva Democracia, su benevolencia con la impunidad delictiva de Amanecer Dorado y el coqueteo electoral para tratar de impedir la victoria de la izquierda.

Tambin desde el partido Izquierda Democrtica (Dimar), que form parte de la coalicin de gobierno hasta junio de 2013, se comunic que miembros de ND amenazaron con gobernar junto a Amanecer Dorado, durante la tramitacin de la ley antirracista, y promovieron el endurecimiento de leyes. El que fuera ministro de Justicia de esta formacin, Antonis Rupakiotis, fue claro ayer al asegurar que las actividades de Balkatos no eran personales y respondan a una poltica del gobierno, que ahora trata de quitar hierro al asunto. Fue Baltakos quien trat de introducir disposiciones abiertamente xenfobas en numerosas leyes y quien amenaz con integrar al grupo fascista en la coalicin de gobierno opara presionar a Dimar hacia posiciones ms derechistas y vencer la resistencia de Rupakiotis, al que consideraba un comunista peligroso y cuya eliminacin del gobierno solicit a Samars en, al menos, dos ocasiones.

El juego de Nueva Democracia consisti en quitarse polticamente de en medio a AD. Por eso tra el asesinato de Fyssas criminalizaron y encarcelaron a sus diputados (pensando que con ello recogeran los votos de la extrema derecha), pero dejaron libre al ala paramilitar (y de ah la concesin de la libertad condicional de Kasidiaris). Pero el portavoz de los neonazis, para tratar de asegurar su defensa y ante el complicado futuro que se le presenta, decidi grabar sus encuentros aunque ello supusiera derribar a su hombre en el gobierno con el objetivo de salvarse a s mismo. Hay ms cintas y es muy probable que en los prximos das vayan apareciendo nuevos captulos.

En una entrevista concedida ayer a una emisora de radio, Baltakos dijo haber actuado de buena fe, y en beneficio del pas y de su partido. Asegur que del medio milln de votantes de Amanecer Dorado ninguno es nazi, y sobre el contenido del resto de las cintas que est por aparecer dijo no recordar nada (les suena la cantinela?).

Todos los grupos polticos han pedido la comparecencia de Samars y de los ministros sealados ante el Parlamento, para que expliquen el contenido de las conversaciones y asuman sus responsabilidades polticas. Incluso desde el Pasok, socio en la coalicin de gobierno, voces como la del exprimer ministro Yorgos Papandreu dijeron que la responsabilidad del ejecutivo es evidente y no basta con la dimisin de Baltakos, pidiendo que se elimine a los elementos de extrema derecha que hay en el gabinete.

A su vez el Jefe de la Fiscala del Juzgado de Primera Instancia de Atenas dio instrucciones para llevar a cabo una investigacin preliminar para determinar si la grabacin y posterior publicacin del vdeo, por parte del diputado fascista Kasidiaris, podra ser constitutiva de delito.

El circo no ha hecho sino empezar.

Antonio Cuesta es corresponsal en Grecia de la agencia Prensa Latina. Su blog de noticias es: http://deatenas.tumblr.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter