Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-04-2014

Crece el clamor para que Obama cambie la poltica migratoria

David Brooks
La Jornada

Jeb Bush, figura republicana clave, declara que su postura en la materia es "dar la bienvenida". Aumenta la desconfianza de los latinos en el demcrata en este ao de elecciones legislativas ONG, sindicalistas y lderes polticos se suman al coro que exige freno a las deportaciones


Una investigacin periodstica comprob que el gobierno de Barack Obama no cumple con su promesa de deportar slo a criminales; una de las figuras republicanas ms conocidas toma una posicin a la izquierda no slo de su partido, sino del presidente, al considerar la migracin a Estados Unidos un acto de amor, y un creciente coro de opinin en las cpulas demanda el cese de las deportaciones masivas. Todo esto intensifica la presin por un cambio en las polticas antimigrantes en este pas.

Un extenso reportaje del New York Times publicado hoy revel que la gran mayora dos tercios de los casi 2 millones de deportados durante el gobierno de Obama eran acusados de infracciones menores, a pesar de las promesas de la Casa Blanca de que su enfoque es expulsar a los que cometan delitos graves.

Slo 20 por ciento de los deportados son acusados de delitos graves, mientras los que ms han aumentado y sobrepasado por mucho los totales alcanzados en el gobierno de George W. Bush son los casos de indocumentados detenidos por infracciones menores, sobre todo de trnsito, o que no tenan antecedentes.

A la vez, el Times reporta que tambin se ha multiplicado la criminalizacin por cruzar la frontera sin documentos. Esto implica que son devueltos a sus pases, pero fichados con un antecedente criminal, en lugar de una violacin civil, lo cual puede llevar a su encarcelacin si intentan ingresar otra vez a este pas.

Segn los datos analizados por el diario, la mayora de los deportados son hombres mexicanos menores de 35 aos.

Todo esto contrasta con la posicin pblica de Obama de que la prioridad era la deportacin de criminales peligrosos, y no trabajadores y sus familias y, ms recientemente, que buscara aplicar la ley de manera ms humana.

Todo esto demuestra lo que cada vez ms agrupaciones inmigrantes denuncian: que las promesas y retrica de Obama y su gobierno simplemente carecen de sustento en los hechos. Esto nutre el desencanto entre el sector latino, que es clave para Obama y los demcratas en el terreno electoral, sobre todo este ao, que est en juego el control del Congreso.

Por otro lado, ayer una de las figuras de la cpula poltica nacional sacudi a varios en el Partido Republicano al declararse en contra de las polticas migratorias actuales, y ms an, sobre la posicin antimigrante de su propio partido. Jeb Bush, ex gobernador de Florida, hermano del ex presidente George W. Bush e hijo del ex presidente George H.W. Bush, y potencial candidato presidencial republicano para la contienda de 2016, coment en pblico y ante medios nacionales que su posicin sobre poltica migratoria es dar la bienvenida.

"La manera en que lo veo es que alguien que viene a nuestro pas, aunque no pueda llegar legalmente, lo hace porque estaba preocupado porque sus hijos no tenan comida en la mesa. Quera asegurar que su familia quedara intacta y cruzaron juntos la frontera porque los padres no tenan opciones de trabajo para mantener a la familia. S, violaron la ley, pero no es un crimen. Es un acto de amor. Es un acto de compromiso con la familia. Honestamente creo que es un tipo diferente de delito, y que se debe pagar un precio, pero no debera indignar a la gente", declar Jeb Bush.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2014/04/08/mundo/018n1mun


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter