Portada :: Europa :: Grecia, laboratorio neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-04-2014

Grecia
La extrema derecha enturbia el camino electoral al gobierno de Samars

Antonio Cuesta
Prensa Latina


La firma del acuerdo entre Atenas y los acreedores internacionales, con la consiguiente nueva entrega de dinero, y la posibilidad de salir a los mercados internacionales de la deuda deban servir al gobierno griego para presentarse como triunfador ante la prxima convocatoria electoral.

Las optimistas previsiones se vieron truncadas el pasado 2 de abril cuando se hicieron pblicos los encuentros secretos entre el jefe de la oficina del primer ministro, Takis Baltakos, y el portavoz parlamentario del partido neofascista Amanecer Dorado (AD), Ilias Kasidiaris.

En uno de los vdeos que sali a la luz, Baltakos aseguraba que el Gobierno presion a la justicia para mantener en prisin preventiva a varios diputados del partido ultraderechista, al inicio del proceso judicial en el que se acus a sus dirigentes de crear una organizacin criminal.

La noticia cay como una bomba en la mansin Maximos, sede del ejecutivo griego, y los medios de comunicacin no han dejado de airear nuevas conexiones entre los miembros del partido de gobierno, Nueva Democracia (ND), y sectores de la extrema derecha griega.

Al mismo tiempo el poder judicial dio inicio a una investigacin urgente sobre si sacar a la luz pblica la grabacin, que fue el producto de la filmacin clandestina, viol la ley de privacidad y qu posicin adoptar ante la publicacin de otras nuevas, como amenaz AD.

El mismo partido asegur estar en posesin de ms vdeos comprometedores para altos cargos del Gobierno, incluido uno del propio Samars, y con los que pretende presentarse ante la opinin pblica como vctimas de un proceso poltico orquestado en su contra.

Los dirigentes de AD fueron detenidos tras el asesinato del rapero Pavlos Fyssas, en septiembre de 2013, por un miembro de la organizacin, y acusados de mltiples cargos criminales que iban desde el blanqueo de capitales hasta la extorsin, pasando por su participacin en actos de violencia.

Con ello el gobierno pretendi obtener rditos polticos y tratar de captar a los votantes del partido ultra, sin embargo las encuestas realizadas en los ltimos das muestran que el escndalo protagonizado por Baltakos ha tenido un efecto contrario de cara a las elecciones europeas de finales de mayo.

Amanecer Dorado, cuya popularidad haba cado ligeramente en los ltimos meses volvi a afianzarse, mientras que el gubernamental ND comenzaba a perder terreno en relacin con su principal competidor, el izquierdista Syriza.

Casi todos los sondeos realizados coincidieron en mostrar esas tendencias y en presentar como principales beneficiarios de la situacin a Syriza y a Amanecer Dorado.

Adems, medios de prensa y partidos opositores no dejaron de criticar duramente al primer ministro, Antonis Samars, por estar rodeado de asesores y polticos cercanos simpatizantes con la extrema derecha, como es el caso del abogado Failos Kranidiotis.

Este "amigo personal de Samars", segn sus propias palabras, fue elegido miembro del comit poltico de ND, su mximo rgano, y tras el asesinato de Fyssas sostuvo que el principal problema en el pas era la violencia de la izquierda y que l no condenara a los "nacionalistas y patriotas", en referencia a los neofascistas de AD.

Las crticas sirvieron para que Kranidiotis renunciara a presentarse como candidato de la formacin conservadora a las elecciones al Parlamento Europeo, a pesar de que su inclusin se daba como segura.

Un detallado estudio sobre la infiltracin de la ultraderecha en los aparatos del estado griego, realizado por el profesor de ciencias polticas de la Universidad de Atenas, Dimitris Jristopulos, vino a corroborar las complejas interrelaciones entre extremistas, polica, ejrcito, judicatura y tambin la iglesia ortodoxa.

Jristopulos, quien tambin es vicepresidente de la Federacin Internacional de Derechos Humanos, se pregunt porqu pese a las claras evidencias de las actividades criminales de AD durante aos, el Tribunal Supremo nunca inici una investigacin penal en su contra, salvo cuando recibi instrucciones por parte del Ministerio de Orden Pblico.

Las revelaciones de los vnculos entre el partido de Samars y la organizacin fascista tambin desestabiliz a la frgil coalicin de gobierno, pues varios legisladores de su socio del Pasok mostraron abiertamente su rechazo a que todo se saldara nicamente con la dimisin de Baltakos.

Todos los grupos polticos pidieron la comparecencia ante la Asamblea Nacional de Samars y los ministros concernidos para que explicaran el contenido de las conversaciones y asumieran sus responsabilidades polticas, sin embargo la vista tendr lugar despus de las vacaciones de Semana Santa.

Antonio Cuesta es corresponsal de Prensa Latina en Grecia.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter