Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2014

Uno de los ltimos comentaristas militares valientes de Israel

Gideon Levy
Haaretz

Traducido del inglz para Rebelin por J. M.


El periodista de Haaretz Reuven Pedatzur, que muri esta semana, hizo preguntas que pocos se atrevan a hacer. Para qu necesitamos el sistema de defensa antimisiles Cpula de Hierro? Por qu atacar a Irn?


Hace unos das nos topamos de repente por la noche, en el barrio de Neve Tzedek de Tel Aviv. Tamar y Reuven Pedatzur regresaban de ver Le Week-End", la nueva pelcula sobre una pareja britnica que celebra su aniversario nmero 30 en Pars. Tamar dijo que la pelcula le haba causado una fuerte impresin; no es fcil de mantener una relacin durante un tiempo tan largo. Ella y Reuven iban a celebrar pronto sus 20 aos juntos.

Por supuesto, no podamos saber que su tiempo de estar juntos terminara tan slo unos das ms tarde en un trgico accidente de carretera. El da despus que Pedatzur muri mientras trataba de arreglar su motocicleta, un amigo y yo fuimos a ver "Le Week-End", que fue, tambin, la ltima pelcula que Reuven vio. Para nosotros fue una despedida personal a un colega muy querido y apreciado.

Durante aos, el capitn Pedatzur fue una voz nica crtica entre nuestros comentaristas militares y periodistas, de esos que detestaba las Fuerzas de Defensa de Israel, de esos que ilusionadamente haban servido en sus filas. Algunos simplemente regurgitan lo que los oficiales del ejrcito les sirvieron como alimento, manteniendo un tiempo difcil la borrosa lnea entre periodista y portavoz . Pedatzur no tena ese problema. Fue crtico con la institucin.

En Israel, los informes militares son un factor clave en el lavado de cerebro de la poblacin y la formacin de la opinin pblica, algo muy alejado del periodismo. Cubrir los hechos policiales es algo que slo ha comenzado a ponerse al da en los ltimos aos, gracias a la glorificacin de la polica en la televisin. La voz de Pedatzur brillaba desde el turbio pantano en el que los periodistas y los funcionarios nadaron, quiz fue nuestro ltimo comentarista militar valiente.

Al igual que algunos de sus colegas tambin l "vino de all", haba sido piloto de combate. l comi del mismo plato de campaa. Pero como periodista, dej caer sus recuerdos de la fiambrera. Claro, l llevaba una gran chaqueta de cuero como los otros comentaristas militares, pero l no era uno de ellos. Durante las guerras l no nos instaba a seguir luchando, y no aplauda cuando comenzaron esas guerras.

Pedatzur investig ferozmente a sus sujetos de anlisis, rompiendo las convenciones. Para l, las cosas que aceptamos con un incmodo silencio como el presupuesto de defensa, la industria de las armas, la opcin nuclear y de defensa de misiles eran temas de penetrantes anlisis crticos.

l escribi acerca de ellos con seriedad, conocimiento y rigor. l hara preguntas que pocos se atrevan a hacer. Por qu necesitamos el sistema antimisiles Cpula de Hierro? Y el misil Arrow? Por qu el avin Lavi? Por qu atacar a Irn?

Trat de dejar al descubierto todos los trucos en el presupuesto de defensa, sin ningn resultado. Pocos de sus colegas se preocupaban por esas cuestiones, los que se daban por satisfechos citando la declaracin del ejrcito israel en el ltimo asesinato selectivo, incluso si se trataba de una mentira o propaganda.

Su escritura era concisa y evit el sensacionalismo. l no era un hombre de izquierda radical, pero estaba preocupado por las acciones de sus colegas, los pilotos de los bombarderos. Le interesaba ms los impactantes derroches de las FDI. Fue su mayor motivo de lucha, como un Don Quijote sin su Sancho Panza. Slo Haaretz le proporcion el marco de sostn.

Pedatzur libr una guerra santa contra las vacas sagradas. No es fcil ir en contra de la manada, sobre todo cuando se escribe sobre el ritual de la seguridad. Pedatzur no fue disuadido, aun cuando trataron de procesarlo por "espionaje".

El nieto del primer alcalde judo de Safed y sobrino del ltimo editor del difunto peridico Lamerhav saba que sin la crtica, no hay periodismo. En los ltimos aos trat de difundir esto entre sus estudiantes, pero fue en vano - Pedatzur lamentara su ignorancia y falta de inters.

En su ltimo artculo, que apareci en hebreo poco antes de morir, golpe a la actual querida de Israel, el Jefe de Estado Mayor de las IDF, Benny Gantz. "La derecha radical est dictando su comportamiento", escribi Pedatzur, mientras que sus colegas periodistas, en sus entrevistas de la Pascua, siguieron cantando alabanzas personales alrededor de la fogata.

Fuente: http://www.haaretz.com/opinion/.premium-1.585865



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter