Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-04-2014

Los grandes desafos

Eduardo Paz Rada
Rebelin


En el contexto de los procesos de liberacin nacional y de bsqueda de horizontes de construccin socialista y comunitaria, los gobiernos nacionalistas y antiimperialistas de Amrica Latina, entre ellos el de Bolivia, tienen como prioridades histricas conseguir la autosuficiencia en alimentos, vestido y vivienda, impulsar polticas de industrializacin y empleo productivo, dotar de los medios de vida esenciales a los pueblos y solucionar las demandas de servicios bsicos para la poblacin ms necesitada, sobre la base del esfuerzo endgeno y el uso coherente de los excedentes procedentes de la explotacin de los recursos naturales.

La Agenda Patritica 2025 lanzada por el gobierno incorpora estos objetivos y lo que corresponde es que, para alcanzar esos resultados dentro de una dcada, se adopten de urgencia acciones inmediatas, ms an si se toma en cuenta que las fuerzas polticas y econmicas restauradoras de un orden neoliberal se mantienen en actividad constante, esperando activar sus mecanismos de influencia y poder para revertir el proceso.

Los mecanismo legales e institucionales que facilitan la presencia de los tentculos del imperialismo a travs de las transnacionales petroleras y mineras, de la banca y las finanzas, de organismos como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se asocian a los poderosos medios de comunicacin nacionales e internacionales buscando desestabilizar los procesos iniciados en el inicio del siglo veintiuno. Estos medios, sobretodo los que responden a las cadenas mundiales de televisin, los de redes sociales digitadas y los que se apoyan en nuevas tecnologas, emiten y desarrollan mensajes alienantes de consumismo sin medida, violencia diaria, morbo y descrdito a los gobiernos progresistas, de esta manera condicionan fuertemente a la poblacin y orientan prcticas y comportamientos que se reflejan en la vida cotidiana.

As, los desafos actuales se encuentran tanto en aspectos materiales de la produccin, el trabajo o la administracin soberana de las riquezas, como en simblicos que se manifiestan en los valores y los mensajes y discursos. La dependencia y dominacin no es, ni ha sido, solamente un asunto de colonizacin econmica y poltica sino, y sobretodo, de colonizacin mental y pedaggica que han utilizado las metrpolis para domesticar y someter a los pueblos del Tercer Mundo.

La historia de nuestros pases est marcada por la explotacin de las materias primas para beneficio de las potencias en coincidencia con el debilitamiento del Estado Nacional y del Mercado Interno, con un discurso de supervaloracin del librecambio y la liberalizacin econmica y poltica. Ante esto corresponde recuperar plenamente el rol fundamental del Estado, en coordinacin con los proceso de integracin y unidad de Amrica Latina.

En el actual momento de crisis capitalista, sobretodo en los centros hegemnicos de Europa y Norteamrica, a pesar de la emergencia de otros polos como China y la India, los ciclos del capital pueden afectar a nuestras economas, ante lo cual corresponde orientar adecuadamente una poltica proteccionista con el uso de los recursos no renovables, especialmente la renta petrolera y minera, en una perspectiva sostenible en el desarrollo y produccin de recursos renovables, en la industria, la agricultura y la agroindustria y no en el despilfarro y el consumismo desmesurado de productos suntuarios (automviles de lujo, construcciones millonarias, viajes, gastos fuera de lugar y otros).

Es una responsabilidad del actual gobierno determinar como se van a utilizar los millonarios recursos procedentes de la exportacin de gas, minerales y soya y las reservas del Banco Central, fomentar la industrializacin y la agricultura campesina y proteger la produccin interna poniendo mayores aranceles a la importacin de productos suntuarios y frenar la corrupcin y el clientelismo. Esto debe ir paralelo a la profundizacin de la conciencia nacional, la politizacin de la sociedad y el debate de los grandes temas nacionales e internacionales.

Sin duda se ha avanzado en los mbitos sociales, econmicos, culturales e internacionales, sin embargo existe un estancamiento, condicionado por las potencias y las trasnacionales y por sectores del propio gobierno, en las polticas que frenen a las empresas imperialistas y a las tendencias que buscan dividir el pas. Junto al desafo de ganar las elecciones a fin de ao, estn los de fortalecer la movilizacin popular, desarrollar acciones para avanzar en la revolucin productiva endgena y consolidar el estado Nacional y el Mercado Interno.

*Eduardo Paz Rada es socilogo boliviano, escribe en publicaciones de Bolivia y Amrica Latina.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter