Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Turqua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-04-2014

Las dudas polticas de Tayip Erdogn mantienen en vilo a toda Turqua

Manuel Martorell
Cuarto Poder


El prximo mes de mayo Tayip Erdogn tendr que tomar una decisin sobre su candidatura a la Presidencia de Turqua. Ese mes, el gubernamental Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) celebrar una conferencia especial para definir la estrategia respecto a las elecciones presidenciales de agosto, las primeras en las que los electores turcos podrn elegir directamente al presidente del pas.

Pero, hasta entonces, el actual primer ministro no deja de deshojar la margarita sin dar una seal clara de lo que piensa hacer. Tras la inesperada victoria en los comicios locales del 30 de marzo, se encuentra en las mejores condiciones para imponer su poltica durante otra dcada ms. Bajo el liderazgo de Erdogn, el AKP no ha perdido ninguna eleccin importante y lo mismo ocurrir el prximo mes de agosto.

As se desprende de lo ocurrido en la jornada electoral del 30 de marzo, que se haba convertido en un autntico plebiscito sobre su forma de gobernar. Erdogn compareca en las peores circunstancias que se pueden imaginar, cuando todava coleaban las revueltas populares del pasado verano, salpicado su Gobierno por continuas denuncias de corrupcin, bajo duras crticas internacionales por su acoso a las redes sociales de internet y bajo la amenaza del boicot electoral por parte de sus antiguos e influyentes aliados de la Cofrada Guln.

Los electores, que confluyeron a las urnas en un porcentaje mayor respecto a otros comicios locales, se comportaron realmente como si se tratara de un plebiscito porque el pas amaneci ms polarizado que nunca. Tanto el partido en el Gobierno como la principal opcin opositora, el socialdemcrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), aumentaron sus votos, mientras que los ultranacionalistas del MHP apenas si conseguan mantenerse. Erdogn consolidaba su hegemona en las extensas regiones de la Anatolia pero el CHP segua ganando en las grandes metrpolis de la costa mediterrnea, obtena dignos resultados en Istanbul (13 millones de habitantes, un quinto de la poblacin total) y pona en cuestin la mayora del AKP en la capital, Ankara.

Al margen de esta correlacin de fuerzas, el partido kurdo de la Paz y la Democracia (BDP) volva a imponerse en las provincias del sureste, desvanecindose as la ilusin de que los kurdos abandonaran a los herejes del PKK y volvieran al redil de la fe musulmana. El mismo sentido tena el fracaso de la operacin Huda Par, un partido kurdo islamista que haba sido legalizado para restar votos al BDP pero que apenas ha conseguido 90.000 papeletas frente a los ms de dos millones del BDP.

Erdogn, en la nueva etapa de gobierno que le espera, deber gestionar tres Turquas distintas: la suya, rural e islmica, la de las grandes ciudades con fuerte presencia de la oposicin y la de un Kurdistn ansioso por poner en marcha ya cualquier frmula de autonoma, sea constitucional o no.

Pero Erdogn, primero, debe decidir si esta nueva etapa que comenzar con las presidenciales de agosto la va a dirigir como Presidente de Turqua o continuando en su cargo actual de primer ministro. Y aqu es donde se le complican las cosas. Si quiere seguir dirigiendo el Gobierno como ahora, deber cambiar la norma interna del AKP que pone como lmite tres mandatos consecutivos al frente del Gobierno.

Si, como est previsto, opta por presentar su candidatura a la Presidencia, entonces se ver en la tesitura de sacrificar polticamente al actual presidente, Abdullah Gul, que no ha dejado de cuestionar su lnea autoritaria y que ya ha anunciado su rechazo a que en Turqua se repita el intercambio de cargos experimentado en Rusia por Validmir Putin y Dimitri Medvedev.

En ese caso, Erdogn necesitara un hombre de paja como primer ministro, una correa de transmisin entre las decisiones de la Presidencia y el Consejo de Ministros, a no ser que, forzando las prerrogativas constitucionales, acuda a presidir las sesiones de Gobierno de forma continuada. Abdullah Gul ha dejado claro que l no va a jugar ese papel, no descartndose que, si es relegado del Gobierno, opte por crear una nueva organizacin poltica y competir con el AKP. La reaccin de los gulenistas ante esta tesitura es otra incgnita que solo aade tensin a estos delicados momentos por los que atraviesa el pas otomano.

Tayip Erdogn, por lo tanto, aun habiendo salido considerablemente reforzado de las ltimas elecciones municipales, tiene por delante la difcil tarea de gobernar tres Turquas distintas y una oposicin todava fuerte, manteniendo el equilibrio suficiente para que estas cuatro realidades no terminen provocando nuevos estallidos de violencia en la calle.

Fuente original: http://www.cuartopoder.es/terramedia/las-dudas-politicas-de-tayip-erdogan-mantienen-en-vilo-toda-turquia-2/5747



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter