Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-04-2014

Alternativa Antimilitarista-MOC inicia la campaa de objecin fiscal a la guerra
El gasto militar y para control social rond los 35.000 millones de euros en 2013

Enric Llopis
Rebelin


La organizacin Alternativa Antimilitarista-MOC ha iniciado la Campaa de Objecin fiscal al gasto militar correspondiente al ao 2014, con la consigna No paguemos la guerra. Se pretende con esta iniciativa que los ciudadanos renuncien a pagar en su contribucin de la renta el mismo porcentaje que el estado destina en sus presupuestos a gasto militar y control social (polica, prisiones y captulos similares). La propuesta de la Campaa es que el contribuyente destine esa parte del IRPF a organizaciones sociales o iniciativas solidarias, en todo caso, ni un cntimo para el ejrcito.

De este modo, sealan los impulsores de la Campaa, los ciudadanos expresan su rechazo al sostenimiento del ejrcito y otros cuerpos armados, reclama activamente la anulacin del presupuesto militar, y promueve la participacin social directa en la definicin de las prioridades en los presupuestos pblicos.

El porcentaje de los Presupuestos Generales que el estado destina a los captulos de Defensa y Control Social representa el 9,8% del total y es, por tanto, el porcentaje que se propone al ciudadano contribuyente que descuente de su declaracin de la renta (721,83 euros). Sin embargo, sealan fuentes de Alternativa Antimilitarista-MOC, lo fundamental no es la cantidad sino el gesto simblico, de ah que se considere suficiente detraer aunque sea un euro del pago al fisco si es por objecin al gasto militar.

El mtodo para objetar consiste en anotar en una casilla de la declaracin la cantidad entre un euro y 721,83 euros- que se pretende sustraer al gasto militar y para control social. La cantidad se ingresa a continuacin en la organizacin social y proyecto solidario que se desee, y se solicita el recibo por el ingreso realizado. En la hoja de la declaracin de IRPF, previamente impresa, se anota junto al cuadro donde se ha apuntado el ingreso que el motivo es el rechazo a las inversiones en ejrcitos, polica, prisiones y captulos similares. El proceso finaliza con el envo en un sobre de la declaracin al Ministerio de Hacienda, junto al recibo del ingreso en el colectivo social, y una carta al ministerio en la que se explica el porqu de la oposicin a los gastos para la guerra (el modelo de escrito es facilitado por la organizacin antimilitarista). Para informacin ms detallada, www.nodo50.org/objecionfiscal.

Carlos Prez, miembro de Alternativa Antimilitarista-MOC, destaca que esta prctica es alegal. Se trata de una accin simblica y de desobediencia civil que va ms all de un gesto netamente individual, es decir, forma parte de una campaa pblica y colectiva contra el gasto militar. Es un gesto activo y comprometido en que se reivindica un derecho colectivo, as como abrir un debate social con el fin de vivir en un mundo sin guerras, aade.

La campaa comenzaron a desarrollarla grupos antimilitaristas y pacifistas a partir de 1982, cuando el gobierno del PSOE aprob un programa de compra y renovacin de aviones de combate F-18 en el estado espaol.

En la declaracin de la renta del ao 2013, seala Alternativa Antimilitarista-MOC, al menos 916 personas plantearon la objecin al gasto militar en su declaracin de la renta y decidieron enviar el dinero a organizaciones sociales. La suma de estos ingresos alcanz los 116.494 euros, la cifra mxima alcanzada hasta ese momento, con 134 objeciones ms que en el ao 2012. Catalua, Pas Valenciano, Madrid y Aragn han sido las autonomas con ms dinero detrado de la declaracin de IRPF. Una parte considerable de estos recursos se destinan a las mismas entidades que promueven la campaa o algunas de las que stas proponen.

Los colectivos antimilitaristas recuerdan que los Presupuestos Generales del Estado de 2013 habilitaron 15.581 millones de euros para fines estrictamente militares (45,18 millones de euros diarios), de los que slo un tercio viene recogido en las cuentas del Ministerio de Defensa y, el resto, se halla escondida en 11 de los otros 12 ministerios. Pero si se incluyen los captulos destinados a cuerpos policiales y tareas de control social, advierten, la cifra se eleva a 23.605 millones de euros.

Critican las organizaciones sociales que el gasto realmente ejecutado es siempre superior al presupuestado. Teniendo en cuenta las cifras de aos anteriores, aaden, los gastos en defensa y control social podra alcanzar efectivamente los 34.000 millones de euros (el 9,8% de los presupuestos del estado). Mientras, los recortes en sanidad, educacin, pensiones y desempleo en 2013 se acercaron a los 40.000 millones de euros.

Los programas de investigacin son armamentsticos, intervencionistas y ofensivos, denuncia el movimiento antimilitarista. El avin de combate Eurofighter, las fragatas F-100, el submarino S-80, el helicptero de ataque Tigre, el tanque Leopard, el avin de transporte militar A400M y los misiles Taurus e Iris-T, entre otros, han recibido 15.559 millones de euros en crditos desde el ao 1997. La parte devuelta por las empresas que los han recibido no llega al 1,1% de esta cantidad. La deuda pblica acumulada por estos Programas Especiales de Armamento supera ya los 40.000 millones de euros, que deben pagarse hasta 2030.

Por ltimo, denuncia Alternativa Antimilitarista-MOC, el gobierno ha destinado 770 millones de euros en el ao 2013 para llevar a trmino o mantener las operaciones militares en el exterior, sobre todo en Afganistn (la cantidad presupuestada inicialmente era de 14,36 millones de euros). El estado espaol es el sexto exportador de armas del mundo, segn Amnista Internacional.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter