Portada :: Mentiras y medios :: Entrevistas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-04-2014

Entrevista al periodista Pere Rusiol
El Pas necesita mucho al Gobierno, eso se nota en la informacin y va a notarse an ms

Enric Llopis
Rebelin


El periodista Pere Rusiol es socio y redactor de las publicaciones Alternativas Econmicas y Mongolia, al tiempo que colabora en eldiario.es. Trabaj diez aos en El Pas, sobre todo en poltica catalana e Internacional, y en este rotativo fue tambin redactor jefe de la seccin de Sociedad. En Pblico ocup el cargo de Adjunto a la direccin. Opina que debido al ingreso de los medios en las dinmicas de financiarizacin y capitalismo especulativo, el terreno de juego se ha hecho mucho ms estrecho. Augura, asimismo, un porvenir oscuro a la profesin periodstica en los medios convencionales. Uno de ellos, El Pas, considerado la referencia durante muchos aos, necesita muchsimo al gobierno, eso se nota en la informacin y se va a notar todava ms.

-P-Sostienes que los medios de comunicacin han ingresado en las dinmicas del capitalismo de casino, lo que les ha abocado a las garras de las entidades financieras. Supone esto idealizar el pasado?

-El pasado nunca fue perfecto y tena muchos problemas: Chomsky los diagnostic muy bien. Pero haba mucho margen para rendijas y los intereses de los dueos no eran omnicomprensivos. El terreno de juego se ha hecho muchsimo ms estrecho.

-P-La empresa editora de El Pas ha colocado a Antonio Cao, anteriormente corresponsal en Washington, al frente del peridico. A qu razones obedece este cambio?

-El director decapitado fue en su da la mano derecha de Cao, con lo cual hay en el fondo una continuidad. No se pueden esperar grandes cambios porque la lnea ya est muy escorada a la derecha y a la supeditacin ante el poder financiero. Pero se acentuar an ms y sobre todo se molestar menos a Rajoy, cuyo Gobierno es clave para que el grupo trate de recuperar algo de salud financiera.

-P-Son un mito los vnculos entre El Pas y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Senz de Santamara?

-El Pas necesita muchsimo al Gobierno porque el grupo necesita socios o vender activos y en su delicadsima situacin el Gobierno es clave. Esto se nota en la informacin y se va a notar an ms.

-P-Trabajaste como Adjunto a la Direccin en Pblico. Se ha escrito mucho sobre el final de este peridico. Qu ocurri realmente? A veces se seala un punto de inflexin previo, cuando gradualmente fueron desapareciendo firmas duras (al estilo de Javier Ortiz o Carlos Taibo) y el peridico se fue escorando hacia un zapaterismo ms o menos de izquierda. Compartes este anlisis?

-En mi opinin, Pblico fue el proyecto de un magnate para ensimismar a un presidente de Gobierno con mucho poder ms all del Gobierno con el fin de recibir muchos contratos. Cuando este presidente sali de escena, se baj la persiana y a por otros. No comparto el segundo anlisis. Ortiz dej de publicar porque muri y Taibo, por lo que tengo entendido, se enoj por algo y dej de enviar artculos.

-P-Recientemente se ha producido la defenestracin de Pedro J Ramrez en la direccin de El Mundo. Qu factores precipitaron su cada?

-Creo que la mano del Gobierno es clara, sobre todo en el ahogo financiero inducido por la retirada coordinada de la publicidad. Hoy ya molesta mucho menos a Rajoy y cada vez le ir molestando menos.

-P-Poco antes el grupo God se deshizo de Jos Antich, director de La Vanguardia.

-God es noble, Grande de Espaa, y se pleg a la orden del Rey, muy enfadado por el papel del peridico conservador en el proceso soberanista. El nuevo director es su periodista de confianza en Catalua desde hace dcadas. Siempre hay excepciones, pero hoy el diario es an ms controlable por el poder.

-P-Cmo definiras la lnea editorial de La Sexta y qu opinin te merecen programas como El Intermedio?

-De centroizquierda con un propietario del PP y vicepresidente del Banco Sabadell. El Intermedio es un programa estupendo que est en el lmite de lo que puede hacerse en este canal.

-P-Observas diferencias entre los medios de Madrid y los de Barcelona?

-Ambos tienen los mismos tipos de problemas: la supeditacin al poder de cada lugar y particularmente al sector financiero. La diferencia es de estilo: ms estridente en Madrid, ms pastelero en Barcelona.

-P-Por otro lado, qu futuro le aguarda a la profesin/oficio del periodismo en una atmsfera de paro y precariedad?

-En los medios tradicionales, muy poca salida. Pero la informacin con alto valor de cambio tiene sentido tambin en una sociedad capitalista si la informacin es independiente y buena. Desde un punto de vista meramente capitalista, hay todo un mercado desocupado por conquistar.

-P-Ves diferentes maneras de funcionar y de entender el oficio entre el veterano periodista y el novel?

-Yo siempre aprend de los veteranos. A m me gusta el periodismo de antes, sin idealizarlo: su mtodo, su perspectiva, su manera de vivir la profesin. La gracia es juntar ambos mundos bajo la maestra del veterano y as se aprenda antes el oficio. Pero han echado de las redacciones a los veteranos y ahora es ms difcil.

-P-Por ltimo, qu opinin te merece el tratamiento que los medios espaoles hacen de la realidad latinoamericana?

-Si la evolucin del sector es la que describo, ello es una consecuencia lgica: basta con mirar la propiedad de los medios y ver qu intereses tienen, que son muy obvios.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter