Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-08-2005

A estas alturas el viejo argumento de la "caza cientfica japonesa" ya no se lo cree ni Japn
Ballenas peligrosas. 57 reunin de la comisin ballenera internacional

Tito Rodrguez
Ecoportal.net


La 57 reunin de la Comisin Ballenera Internacional presagiaba ser una reunin ms. La Comisin Mundial insta enrgicamente a Japn a detener lo que Japn denomina "cacera cientfica". Japn, en respuesta, pide aumentar la cuota de ballenas y abrirla a nuevas especies, a lo que el mundo se niega enrgicamente.

A estas alturas el viejo argumento de la "caza cientfica japonesa" ya no se lo cree ni Japn, de hecho en aos de caza cientfica no hay trabajos japoneses sobre el rea que sean apenas relevantes. Pero Japn sigue obstinado en matar ballenas para lo cual suma a su bando a un puado de pases subdesarrollados que, a cambio de "favores" o por simple corrupcin, entregan su voto a favor de la cacera.

Es bueno saber quienes son aunque en muchos casos haya que hacer un gran esfuerzo para encontrarlos en el mapa: Antigua y Barbuda, Benin, Camaroon, Cote dIvoire, Dominica, Gabon, Grenada, Guinea, Icelan, Mauritania, Mongolia, Moroco, Nauru, Nicaragua, Norway, Oman, Palau, Salomn, Islandia, St. Kitts and Nevis, St. Luca, St. Vincent and the Grenadines, Senegal, Suriname y Tuval. Nos guste o no, son pases y su voto cuenta como tal. Con slo tres pases ms, Japn podra reabrir impunemente la caza de ballenas al aduearse de la Comisin Ballenera Internacional.

Ms de lo mismo. Pareca ser una reunin ms hasta que, el ltimo da de la reunin de la CBI, Japn decidi abrir una cadena de fast food basada en carne de ballena con el fin de atraer a la juventud japonesa al consumo de carne del casi extinguido animal. Para que la noticia no pase desapercibida, inund los diarios de todo el mundo con fotos. Un flagrante cachetazo en el rostro de la CBI y un mensaje claro y contundente "haremos lo que queramos sin importarnos lo que el mundo diga".

Si algo le faltaba a esta agresin fue la reciente "auto entrevista", que publica en un diario nicaragense el Sr. Miguel Marenco que es nada menos que el Comisionado por Nicaragua ante la CBI, donde se ve una lista de "Mitos y Realidades" que, curiosamente, son los mismos que se enumeran en un folleto de la Agencia de Pesca de Japn. Entre ellas una de las ms destacadas es: "las ballenas ms apetecibles son las Minke y que estas se encuentran por encima de los niveles normales". Por otro lado, en el mismo artculo responsabiliza a las ballenas Minke por la escasez de peces y "pone en aviso de que son una grave amenaza para la humanidad por su crecimiento incontrolado".

Sin duda alguna, el Comisionado Marenco ignora que hoy existen en el mundo un 10% de las ballenas que existan antes de la caza comercial y que en algunos casos las cifras an son menores como la ballena franca del Atlntico Norte con apenas 300 ejemplares vivos y la ballena gris del Pacfico Occidental con slo 100 ejemplares. Sin duda alguna es un ignorante, o pretende tratar por ignorantes al resto de los habitantes de su pas al culpar a las ballenas por la escasez de peces, que sera como culpar a los pjaros carpinteros por la deforestacin. Ignora o quiere ignorar que las ballenas existieron millones de aos antes de que naciera el primer japons que decidiera regularla y que, en ese entonces vivan en paz en un mundo equilibrado.

Pareca ser una reunin ms, el mundo tratando de hacerle entender a Japn que hay que detener la matanza. Los cientficos ms prominentes del sector augurando que si se contina con la cacera, el mar entero corre peligro y con l la salud del planeta. Pareca ser una reunin ms pero no, no lo fue, fue la reunin ms triste, incomprensible y corrupta de la que se tiene memoria.

El mundo tiene un ao para pensar cmo detener la matanza. Mientras tanto, una joven japonesa muerde una hamburguesa de ballena y sonre despreocupadamente. Al mismo tiempo, en el otro extremo del globo, un nio nicaragense mira el mar con desconfianza, su gobierno le acaba de decir que hay unas ballenas peligrosas que atentan contra su futuro.

Tito Rodrguez es Director del Instituto Argentino de Buceo
www.iab.com.ar


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter