Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-04-2014

Los pliegos de firmas de la ILP por una renta bsica, en las oficinas de empleo este mircoles 30 de abril
Las marchas por la dignidad confluyen con el movimiento Renta bsica ya!

Javier Mestre
Rebelin


Las marchas por la dignidad no se agotaron con la manifestacin del 22 de marzo. Las fuerzas que las hicieron arrancar y muchas de las que brotaron sobre la marcha aprovechan el impulso para generar un movimiento que se despliega en el tiempo. La dignidad se ha convertido en una bandera para la unidad en la lucha. Y por primera vez en mucho tiempo, el corazn del movimiento est en los pies de la clase obrera. No es una casualidad que la primera convocatoria tras el parto de marzo sea en las oficinas de empleo el mircoles, 30 de abril. Va siendo hora de estar a la altura de la realidad, que es una altura muy bajita, la altura de abajo del todo. De ah est brotando una energa motriz que ya desbord todos los cauces el 22M y que est destinada a espabilar el trote cansino de las fuerzas de la izquierda.

El concepto de dignidad aclara mucho las cosas, porque rompe el hechizo de la democracia como fetiche que ha servido durante tantos aos para domesticar a las organizaciones que pretenden representar a la clase obrera. La dignidad tiene que ver con la ciudadana, claro que s, y con la democracia y el estado de derecho, que tienen que ser nuestras conquistas. Pero tambin nos recuerda que los derechos y libertades no son una mera cuestin formal, sino que dependen de cuestiones muy materiales, a saber: el derecho a una existencia digna, a que las condiciones de trabajo no sean indignas, a una vivienda digna, a unos servicios pblicos dignos De qu ciudadana nos estn hablando si el paro obliga a aceptar trabajo en condiciones de esclavitud? Democracia en estado de derecho es un sintagma hueco con seis millones de parados, de los cuales la mitad ya no cobran prestacin alguna, y ms si el 85% de las personas en situacin de pobreza tienen un serio problema de vivienda en un pas con millones de pisos vacos. De qu zarandajas nos hablan si no se encuentra por ningn lado la dignidad popular de la soberana, porque a cuenta del euro y la deuda ilegtima nos han privado de la menor posibilidad de democracia, es decir, de gobierno del pueblo (y no de la troika o eso que denominan los mercados)?

La renta bsica a las puertas de las oficinas de empleo

Uno de los aciertos de las Marchas de la Dignidad fue colocar en el primer plano reivindicativo la renta bsica. A cualquier currante con dos dedos de frente no se le escapa que tener la garanta incondicional de una paga que nos pone por encima del umbral de la pobreza es la base de la dignidad ms elemental. La que te permite decir no a los abusos de los empresarios y afrontar con libertad tu futuro. La que te hace ciudadano porque te libera de toda forma de esclavitud y te libera de tener que decidir siempre a favor de lo que le interesa al patrn que te da de comer, aunque sea mal. Y cualquier persona con ojos en la cara y corazn, por muy bien que le vayan las cosas entiende que la renta bsica es muy urgente. As que el Movimiento Contra el Paro y la Precariedad-Renta bsica ya! ha decidido llevar a las puertas de las oficinas de los servicios pblicos de empleo, este mircoles, 30 de abril, los pliegos de firmas de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por una Renta Bsica en todo el Estado Espaol. El movimiento necesita que toda la ciudadana que confluye en la reivindicacin de la dignidad asuma la ILP como propia y la emplee como herramienta de lucha. Porque cuando la presidenta del Crculo de Empresarios espaol, Mnica Oriol, seora de muy buena familia y reconocida vocera de la oligarqua, dice que hace falta que los jvenes sin cualificacin trabajen para cobrar por debajo del salario mnimo (645 euros), le vamos a contestar con ms de un milln de firmas que exclaman que tenemos derecho a esos seiscientos euros sin trabajar para ella y los de su clase, slo por haber nacido, porque todos tenemos derecho a subsistir dignamente como hombres y mujeres libres y no somos sus siervos para quemar nuestras vidas a cambio de salarios de hambre. Y que si pagar la renta bsica implica que ella por fin tiene que pagar impuestos como Dios manda, pues ajo y agua.

Ya rugen las tripas y las piernas se han puesto en movimiento. Las marchas siguen adelante, caminando. Se anda de muchas maneras, pero se anda.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter