Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-05-2014

Trabajadoras sexuales marchan en la Ciudad de Mxico para reivindicar sus derechos en el Da Internacional del Trabajo
La esquina es de quien la trabaja

Marta Molina
Rebelin


Por sexto ao consecutivo, las trabajadoras sexuales de la Ciudad de Mxico, marcharon desde el barrio de La Merced hasta la Plaza de la Constitucin para reivindicar sus derechos laborales y celebrar que el pasado mes de febrero, despus de 2 aos de lucha, el gobierno de la ciudad las reconoci como trabajadoras no asalariadas.

Marchamos desde hace aos para que se reconociera nuestro oficio como un oficio ms. El pasado mes de febrero, a partir de un amparo que presentamos, lo ganamos y se nos reconoce ya como trabajadoras no asalariadas. Ahora vamos sobre los sindicatos porque tenemos que ir mejorando estas condiciones laborales, comenta en entrevista Elvira Madrid presidenta de la organizacin Brigada Callejera e integrante de la red mexicana de trabajo sexual.

El mes de febrero pasado, los abogados y abogadas del bufete Tierra y Libertad obtuvieron el amparo definitivo que oblig al gobierno del Distrito Federal (GDF), a travs de la jueza Paula Mara Garca, a reconocer a las trabajadoras sexuales como trabajadoras no asalariadas, una conquista importante dentro de la historia del trabajo sexual mexicano y latinoamericano.

-Qu es lo que quiere el trabajo sexual? -Respeto!

Este fue uno de los lemas de alrededor de 200 trabajadoras sexuales que marcharon desde las 10 de la maana partiendo de La Merced, uno de los barrios en donde ms se desarrolla su actividad en la ciudad. Algunas con antifaces carnavalescos, otras con tapabocas y otras con el rostro descubierto ondeaban pancartas como por el respeto total al trabajo sexual independiente, vamos por ms respeto o todos los derechos laborales para todas las trabajadoras sexuales.

A pesar de ejercer el trabajo ms viejo del mundo, les llev dos aos esta primera conquista para el reconocimiento de su oficio como uno ms y empezar a dejar en claro que hay que diferenciar entre la trata de personas y el trabajo sexual, entre las que son menores de edad o estn forzadas y las que estamos por cuenta propia, comenta Rebeca Alejandra quien lleva 7 aos ejerciendo y se siente orgullosa de celebrar este reconocimiento delante de algunos vecinos del barrio que la discriminan por su oficio.

Las trabajadoras sexuales mexicanas llevan ya ms de 25 aos luchando. Cada ao celebran un encuentro a nivel nacional donde identifican las demandas y piensan en conjunto las estrategias a seguir para alcanzarlas. Tenemos un plan de lucha a 25 aos, tenemos muy clarito lo que queremos y hacia donde vamos, comenta Elvira Madrid despus de preguntar a las presentes a travs de su megfono de quin es la esquina, muchachas? y provocar una respuesta al unsono: de quien la trabaja.

Hartas de la discriminacin de los vecinos y de los levantones por parte de los policas siguen organizndose porque todava, comentan, les quedan muchas luchas por conquistar. Ahora si un polica se las lleva, es l quien se va a la crcel porque ya se demostr que el trabajo sexual es un oficio ms frente a la ley, comenta Nayely, trabajadora sexual transgnero de la Cooperativa ngeles en Bsqueda de Libertad .Los clientes son extorsionados por la polica y luego se nos quejan a nosotras y a veces perdemos clientes. Queremos que los polis trabajen bien, igual que nosotras, aade.

Alguien de ustedes trabaja obligada?, grita una de las manifestantes. La pinche obligacin es la miseria que ganamos donde como amas de casa vamos al super y no alcanza ni para la canasta bsica, la miseria son las sbanas sucias de los hoteles, la miseria es el poco apoyo que tenemos en servicios mdicos. Y mientras, los polticos, ganando 90mil pesos mensuales, coment Elvira Madrid en entrevista mientras las trabajadoras organizadas gritaban Taln unido jams ser vencido.

Blog de la autora: http://martamoli.wordpress.com/

@martamoli_RR

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter