Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-05-2014

El Imperialismo o la avaricia de EEUU

Pablo Ruiz
Rebelin


 En la tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos (Gandhi)

I - Sorprende leer nuevamente el libro El Imperialismo, Fase Superior del Capitalismo de Lenin. Si bien los datos son de casi un siglo atrs la esencia de las relaciones internacionales no ha cambiado mucho. Las guerras de tipo imperialista, invariablemente, siguen siendo de bandidaje y robo contra otras naciones ms dbiles. Cuando hay una guerra de un pas a otro hay que preguntarse entonces qu intereses se juegan en ella.

Ya, casi cien aos atrs, Lenin deca que el capitalismo "al arruinar a la pequea produccin, acrecienta la productividad del trabajo y da lugar a una situacin de monopolio para los consorcios de magnates capitalistas y mientras millones de obreros producen a gran escala un puado de capitalistas se apropian del producto del trabajo comn.

El capitalismo entonces aumenta la anarqua de la produccin, las crisis, la desenfrenada carrera en busca de mercados, la escasez de medios de subsistencia para masas de poblacin generando entonces las condiciones para la guerra de subsistencia del ms fuerte.

Por otro lado, "a medida que disminuye constantemente el nmero de magnates del capital, que usurpan y monopolizan todas las ventajas de este proceso de transformacin, aumenta en su conjunto la miseria, la opresin, la esclavitud, la degeneracin, la explotacin, pero tambin aumenta, al mismo tiempo, la rebelda de la clase obrera, sostiene Lenin.

En pocas palabras, siempre hay intereses econmicos detrs de las guerras imperialistas. Detrs del golpe de estado en Chile, y vamos ms cerca, el de Honduras y Paraguay en los ltimos aos, detrs de la invasin a Panam en 1989, del apoyo a la Contra en Nicaragua, y de tantos otros hechos, silenciosos, desconocidos, estn los grandes intereses de las oligarquas locales y de las grandes corporaciones capitalistas, donde EEUU es su brazo armado, que quieren seguir aprovechando las ventajas del hipcrita libre mercado despiadado y depredador.

II - Recuerda la historia que en el ao 1823 naci la Doctrina Monroe, sintetizada en la frase Amrica para los americanos, frase atribuida a James Monroe el quinto presidente de los Estados Unidos.

Posteriormente, dice Telma Luzzani que fue John O Sullivan, en 1845, quien acu el concepto de destino manifiesto al sostener la necesidad de anexar a Texas a EEUU. El argumento del periodista se basaba en una conviccin que llega hasta nuestros das que Dios haba elegido, no simplemente a un grupo de hombre y mujeres anglosajones, racialmente superiores, sino a un pueblo en su conjunto, EEUU, para llevar a cabo su proyecto divino en este planeta.

Luzzani es autora de Territorios Vigilados donde documenta, a modo de reportaje de investigacin, que en Amrica Latina EEUU tiene, actualmente, 72 bases militares de distinto tipo, tamao, justificacin, desplegadas por todo nuestro continente.

En el capitulo uno Sin bases, no hay imperio, Luzzani trae a la memoria un dicho de Norman Mailer: La enfermedad poltica mas seria de los EEUU es ser una nacin que se cree superior.

Y es tanto as, que el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, dijo que Amrica Latina sigue siendo el patio trasero de Estados Unidos.

III - En la poltica internacional pocas veces se habla claro sobre las verdaderas ganancias de los acuerdos comerciales que se firman especialmente con la sper potencia Made In USA.

En general, la diplomacia es la forma de adornar la realidad y que todo parezca bueno, normal, y ojala bello. Con frases para el bronce se dice aqu ganamos todos, la cooperacin bilateral es vital, con este acuerdo se fortalece nuestra economa, etc.

En los aos cincuenta, por ejemplo, la embajada de EEUU en Costa Rica recomendaba que la United Fruit Company introdujera un relativamente simple y superficial inters humano por las condiciones de los trabajadores ya que esto podra tener un gran efecto psicolgico.

El secretario de Estado de entonces, John Foster, estaba de acuerdo con esa poltica, y le coment al presidente Eisenhower que para mantener tranquilos a los latinoamericanos es preciso darles una palmadita de vez en cuando, y hacerles creer que te gustan.

Esa ha sido la poltica engaosa del imperio hasta nuestros das. Pero el saqueo ha contado con la complicidad de nuestros polticos nacionales y de nuestras fuerzas armadas, cada uno a cambio de su respectiva comisin, han minado y entregado la soberana y los recursos de nuestros pueblos a precio de huevo al gran capital extranjero.

Es triste decirlo, en general los acuerdos comerciales con una sper potencia se ven como una buena oportunidad para los pases pobres y mucho mejor si son con los mismos EEUU la cuna de la democracia, los derechos humanos y la libertad, relato largamente inoculado por toda la produccin de Hollywood. No importa si se llevan el cobre, por ejemplo, que puede financiar la educacin de millones de estudiantes en Chile, ser aliados de EEUU es un honor.

IV - Noam Chomsky, en el libro Lo que realmente quiere el To Sam, recuerda a George Kennan, considerado uno de los arquitectos de la poltica exterior estadounidense.

Kennan, dijo, en 1948, que tenemos que dejar de hablar de objetivos vagos, e irreales, como los derechos humanos, la elevacin del nivel de la vida y la democratizacin. No esta lejano el da que tendremos que lidiar con los conceptos de poder directo y siendo mas sincero agreg que nosotros los Estados Unidos, representamos solo el 6,6% de la poblacin mundial, pero controlamos del 50 al 60% de los recursos mundiales y nuestra responsabilidad es, en esta nueva era, mantener esa desigualdad.

Tambin Chomsky trae a nuestra memoria, en este libro, a otro grande, al famoso Henry Kissinger, quien, con el triunfo de Allende, se dio cuenta inmediatamente que los intereses de EEUU estaban en peligro con la llegada al poder de la Unidad Popular en Chile.

Por qu estbamos tan preocupados por este pas? Segn Kissinger, Chile se poda convertir en un virus y poda ''infectar a la regin. La teora de la manzana podrida. Ya sabemos que pas en nuestro pas y sabemos que adems fue el laboratorio del neoliberalismo.

Por otro lado, Chomsky entrega datos estremecedores. Un estudio realizado por Lars Schoultz y otro por Edward Herman sealan que EEUU ha distribuido su principal ayuda en los gobiernos latinoamericanos que torturan a sus ciudadanos'' y que se revela una estrecha correlacin mundial entre la tortura y la ayuda de EEUU y que esto se correlacionan con la mejora de las operaciones comerciales. Vale decir a mayor nmero de torturados, detenidos, ejecutados, los negocios funcionan mejor.

En ese mismo sentido, la Escuela de las Amricas -hoy llamada Instituto de Cooperacin y Seguridad del Hemisferio Occidental- sigue siendo la puerta de entrada, el campo de entrenamiento, para futuros golpistas y asesinos en nuestro continente. Chile y muchos pases de America Latina siguen enviando a sus soldados a esta academia militar en EEUU.

Chomsky, afirma, que efectivamente EEUU quiere estabilidad. Es decir, la seguridad de las clases dominantes y de la libertad para las empresas extranjeras. Si esto se puede conseguir con una democracia, como la chilena por ejemplo, tan bondadosa con las trasnacionales, bien. Pero si los derechos de los inversionistas se ven amenazados, la democracia tiene que desaparecer y los asesinos y torturadores son bienvenidos.

Todos los presidentes de Estados Unidos, desde la Segunda Guerra Mundial, hasta hoy Todos ellos han sido verdaderos criminales de guerra o han estado implicados en crmenes de guerra, concluye Chomsky.

V - En un discurso en solidaridad con Vietnam pronunciado por Ernesto Che Guevara, en 1963, en plena guerra, seal la importancia de la solidaridad entre los pueblos ya que en la suerte de otros esta nuestra propia suerte.

Cuando nosotros levantamos hoy, con todo entusiasmo, la bandera de Vietnam del Sur dijo el Che no lo hacemos slo por el internacionalismo proletario por el afn de justicia que la revolucin ha inculcado en todos nosotros. Lo hacemos tambin porque aquel frente de lucha es importantsimo para todo el futuro de Amrica. All, en Vietnam, se estn entrenando las fuerzas que un da podrn reprimir a nuestros pueblos. All se estn probando todas las nuevas armas de exterminio y las tcnicas ms modernas para luchar contra la libertad. Y, a modo de presagio, dijo que En este momento Vietnam del Sur es el gran laboratorio del imperialismo yanqui para preparar todos sus equipos con vistas a una contienda, ms impresionante si cabe, acaso ms importante, que tendr que darse en el traspatio de su posesin colonial en todo el continente americano.

VI - Estados Unidos no tiene amigos, sino intereses, afirm John Foster. Y en Amrica Latina EEUU tiene muchos intereses. De acuerdo a Heinz Dieterich, doctor en Ciencias Econmicas de la Universidad de Bremen de la Repblica Federal de Alemania, en Amrica Latina, en la Amazona, se produce el 40% del oxgeno del mundo. En segundo lugar, tenemos una rica biodiversidad, y la mayor parte de ella est en la Amazona. En tercer lugar, el agua dulce. Casi el 30% del agua dulce renovable est en Amrica Latina y la mayor parte en la Amazona. Y, por supuesto, el petrleo.

Por todo lo anterior, Venezuela y Brasil estn en la mira y apetito del imperio. Todas las bases militares de EEUU instaladas en el continente conforman un anillo casi perfecto para atacar eventualmente. Las bases son una suerte de nodo, para saltar de una a otra con sus aviones de combate y ganar.

VII - En Brasil, en agosto del 2011, en el Encuentro Nacional de la Asociacin Brasilea de Estudios de Defensa, Rina Bertaccini present su ponencia Militarizacin imperialista: Mscaras nuevas para proyectos viejos.

Dijo que la La militarizacin imperialista en Amrica Latina se ha expresado histricamente de maneras diversas, pero su esencia no ha variado. Tanto en las nuevas como en las viejas formas el objetivo ha sido y sigue siendo el mismo: lograr la dominacin y la explotacin de nuestros pueblos.

En el plano militar, Bertaccini, coment el documento Joint Visin 2020 (Visin conjunta 2020) del Ejrcito de EEUU donde se seala que hoy la dominacin es concebida de espectro completo.

Con toda crudeza nos estn advirtiendo qu podemos esperar de las guerras imperialistas del siglo XXI: una accin global desplegada en todos los dominios: el especficamente militar con su poder letal, pero tambin en el plano poltico, econmico, ideolgico y cultural, sin limitacin o condicionamiento jurdico o moral de ninguna clase.

A modo de mensaje, Rina, nos dice que Las fuerzas polticas populares, los movimientos sociales, los militantes de la paz y en particular los docentes y alumnos de las universidades tenemos que conocer sus planes para denunciarlos y enfrentar con xito la actual ofensiva de militarizacin imperialista en nuestro continente. De otra forma, y parafraseando al Che, "No se puede confiar en el imperialismo ni un tantito as, nada".

VIII - El escenario esta complicado. La poltica internacional es un completo ajedrez donde se mueven las piezas con mucho cuidado. No le ser fcil al imperio atacar directamente y a mansalva sin encontrar la resistencia de muchos pueblos del mundo.

Dos conceptos, dos escenarios, dos disputas, se juegan hoy en la escena internacional: un mundo unipolar, donde el sheriff seguir siendo Estados Unidos y todo lo que se haga y diga debe contar con el beneplcito de este pas o la construccin de un mundo multipolar, donde todas las naciones se respeten entre si y mantengan relaciones de solidaridad e intercambio justo.

En Brasil por ejemplo, en su Estrategia Nacional de Defensa, se sostiene que incluso se esta dispuesto a usar guerra de guerrillas si es atacada su soberana sobre la Amazona con pretextos de supuestos intereses para la humanidad. El 2004, su Estado Mayor envi a un grupo de oficiales a Vietnam para aprender las tcnicas de guerra de guerrillas con las que el Vietcong haba derrotado a las tropas estadounidenses. Al mismo tiempo, Brasil desarrolla su industria militar para tener completa autonoma. En Venezuela, miles de fusiles AKA han sido repartidos en la poblacin para resistir una posible invasin. Ms lejos, Rusia y China, enemigos de los EEUU, siguen con la diplomacia al mismo tiempo que renuevan y avanzan en la consolidacin de sus sistemas de defensa.

Vivimos en un escenario complejo que incluso puede arrojarnos a una nueva guerra mundial con consecuencias inimaginables para toda la humanidad y donde los afectados sern los pueblos del mundo porque, seguramente, los multimillonarios estarn en lugar seguro.

Albert Einstein, dijo: No s como ser la tercera guerra mundial, slo se que la cuarta ser con piedras y lanzas. Que as no sea, depender de nuestros pueblos.

* Pablo Ruiz, periodista, es parte del Observatorio por el Cierre de la Escuela de las Amricas. Estas notas contaron con la colaboracin de Olga Benrio de Brasil.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter