Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-05-2014

Ucrania: El juego de la espera

Pepe Escobar
Asia Times Online

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Todo lo que uno necesita saber sobre elites polticas mediocres que supuestamente representan los valores de la civilizacin occidental ha sido puesto al desnudo por su reaccin a los referendos en Donetsk y Lugansk.

Los referendos podrn haber sido un asunto de ltimo minuto; organizados apresuradamente; en medio de una guerra civil de facto; y para colmo, bajo la amenaza de fusiles suministrados por la junta neofascista neoliberal de la OTAN en Kiev, que incluso lleg a matar a algunos votantes en Mariupol. Un proceso imperfecto? S. Pero absolutamente perfecto en trminos de mostrar grficamente un movimiento de masas a favor de la autodeterminacin y la independencia poltica de Kiev.

Fue democracia directa en accin; no es sorprendente que el Departamento de Estado la haya odiado desaforadamente. [1]

La participacin fue inmensa. La aplastante victoria por la autodeterminacin fue indiscutible. Lo mismo vale para la transparencia: una votacin pblica, en urnas de vidrio, con monitoreo por periodistas occidentales sobre todo de importantes medios alemanes, pero tambin de la Agencia de Noticias Kyodo y el Washington Post.

Lo que debiera tener lugar despus que la Repblica Popular Donetsk se proclam Estado soberano, y pidi a Mosc que considere su acceso a Rusia, no es una secesin, ni una guerra civil inmediata, sino una negociacin.

Ese hecho es obvio por la reaccin oficial ponderada del Kremlin: Mosc respeta la voluntad del pueblo en Donetsk y Lugansk y espera que la realizacin prctica del resultado de los referendos tenga lugar de manera civilizada.

El tono cauteloso tambin se refleja cuando el Kremlin insta que la Organizacin para la Seguridad y la Cooperacin en Europa (OSCE) ayude a mediar en la negociacin.

Una vez ms, sin embargo, hay pruebas concretas de que la junta neofascista neoliberal de la OTAN no quiere negociar nada. El ridculo Presidente interino Oleksandr Turchynov calific el ejercicio en democracia directa de farsa, que los terroristas llaman referndum; y Washington y Bruselas lo llamaron ilegal.

Y todo esto despus de la masacre de Odesa; despus del despliegue de paramilitares neonazis disfrazados de Guardia Nacional (los pistoleros que los medios corporativos de EE.UU. llaman nacionalistas ucranianos); docenas de agentes de la CIA y del FBI en el terreno; ms 300 de los inevitables mercenarios de Academi ex Blackwater. Qu otra cosa se poda esperar cuando el actual Secretario de Seguridad Nacional ucraniano es el neonazi

Andriy Parubiy, ex comandante de las fuerzas de autodefensa de Maidan y animador del colaboracionista nazi de la Segunda Guerra Mundial, Stepan Bandera.

Banderastn con su remix de escuadrones de la muerte al estilo centroamericano de los aos ochenta no realiza referendos; prefiere quemar hasta la muerte a insectos civiles tnicos rusos que se atreven a ocupar edificios.

Por lo tanto este es el mensaje clave de los referendos: Rechazamos la junta neoliberal neofascista de la OTAN en Kiev. Es un gobierno ilegal de golpistas. No somos separatistas prorrusos. No queremos independizarnos. Lo que queremos es una Ucrania unida, federal y civilizada, con fuertes provincias autnomas.

Alguien quiere R2P?

El Imperio del Caos quiere qu otra cosa? caos. Crucialmente, el Imperio del Caos ahora apoya abiertamente el despliegue de un ejrcito contra su propia poblacin; esto estaba estrictamente prohibido castigado por bombas de la OTAN o una yihad posibilitada por la OTAN en Libia y Siria, pero ahora es la nueva situacin normal en Ucrania.

En Libia y en Siria trataron tres veces en la ONU esto era el mximo pretexto para R2P

("responsibility to protect"= responsabilidad de proteger). Pero en Ucrania los terroristas incluyendo la terminologa de Bush hijo son la poblacin, y los buenos son las milicias neonazis de Kiev. La embajadora en la ONU y mxima animadora de R2P, Samantha Power, excedi todos sus niveles anteriores de verborrea demencial cuando present el ataque de la junta de la OTAN contra civiles como razonable y proporcional, agregando que cualquiera de nuestros pases hubiera hecho lo mismo ante semejante amenaza.

Berln, por su parte, quiere, manifiestamente, seguir el camino diplomtico, aunque existe una clara divisin entre duros atlanticistas y capitanes alemanes de la industria quienes han identificado claramente cmo Washington quiere destruir sin ningn tipo de restricciones la sinergia econmica ruso-alemana. El juego del Imperio del Caos es erigir un muro entre ellos, manifestado en la prctica por una invasin rusa. Es verdad que Mosc podra intentar una jugarreta al estilo de Samantha e invocar R2P para proteger a rusos y rusoparlantes en Ucrania. Pero el campen de ajedrez Putin sabe mejor que inventar un nuevo Afganistn en sus tierras fronterizas occidentales.

Para Berln todo lo que importa es la economa. Alemania crecer 1,9% en el mejor de los casos en 2014. Con 6.200 empresas alemanas en Rusia y ms de 300.000 puestos de trabajo alemanes que dependen del flujo comercial bilateral, las sanciones al estilo estadounidense son peores que contraproducentes, aunque la rusofobia y la histeria de la Guerra Fra 2.0 se mantienen algo rampantes.

Pars, por ejemplo, ve lo que se avecina. El contrato por 1.660 millones de dlares para la venta de 2 porta-helicpteros de la clase Mistral a Rusia seguir adelante, ya que diplomticos en Pars admitieron que la cancelacin en trminos de penalidades y puestos de trabajo perdidos afectara a Francia mucho ms que a Rusia.

Hace ms de un mes, el 10 de abril, Putin envi una carta crucial a los 18 jefes de Estado (cinco de ellos fuera de la UE) cuyos pases importan gas ruso a travs de Ucrania. Fue ms que explcito; Mosc no puede seguir financiando solo la economa ucraniana a punto de entrar en default. Entre un descuento detrs del otro y la no imposicin de una penalidad tras la otra, desde 2009 Mosc ha subvencionado a Kiev con sorprendentes 35.400 millones de dlares. Los europeos, escribi Putin, tambin tendrn que hacerse cargo de la situacin.

Esa espectacular nulidad, el presidente saliente de la Comisin Europea (CE), Jose Manuel Barroso, aunque est de acuerdo con que un dilogo es necesario, respondi que la nueva regla de Gazprom que permite que gas fluya a Ucrania solo si es pagado por adelantado era preocupante. Como si algn gigante europeo de la energa aceptara de buenas ganas cuentas impagadas.

Una Ucrania neutral, finlandizada, terminara de una vez el actual lo. Solo hay que esperar hasta que la junta neoliberal neofascista de la OTAN vaya a la bancarrota, y sea congelada hasta morir.

Nota:

1. vea aqu

Pepe Escobar es autor de Globalistan: How the Globalized World is Dissolving into Liquid War (Nimble Books, 2007), Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge (Nimble Books, 2007), y Obama does Globalistan (Nimble Books, 2009). Contacto: [email protected]

(Copyright 2014 Asia Times Online (Holdings) Ltd. All rights reserved.

Fuente: http://www.atimes.com/atimes/Central_Asia/CEN-01-130514.html  



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter