Portada :: Europa :: Elecciones europeas 2014
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-05-2014

Entrevista a Michael Hardt
Es el momento de utilizar a los partidos polticos como tctica en la estrategia de los movimientos sociales

Lola Matamala


Michael Hardt da clases de Crtica Literaria y Filosofa Comparada en la Universidad de Duke, y a la vez, no deja de pensar y analizar el mundo a travs de la poltica. La muestra se refleja en Imperio, Multitud, Commonwelth y, su ltimo libro, Consolidation. En todos ellos, tambin aparece la firma de Antonio Negri, uno de los pensadores italianos ms destacados en las ltimas dcadas.

En esta entrevista, Hardt responde a algunas cuestiones que se enmarcan en el pasado y en el futuro ms inmediato en la poltica nacional e internacional.

Aunque usted vive en Estados Unidos, conoce la celebracin de las prximas elecciones para el Parlamento Europeo. Qu opinin le merece esta convocatoria?

El espacio nacional no es el nico campo en donde hay que luchar porque en Europa es donde est el terreno de batalla, y aunque es complicado que se unan [email protected] activistas de Italia, de Grecia, de Alemania o de otros pases, considero hay que crear ese espacio europeo de lucha. Otra cuestin es la cuestin electoral de [email protected] [email protected] y yo no creo que haya contradiccin entre una crtica muy fuerte de la representacin electoral y participar en las elecciones, y particularmente en esta prximas: es posible hacer las dos cosas. En el terreno europeo se pueden hacer algunos progresos con una nueva forma electoral y se puede participar sin pensar que es la nica manera de la accin poltica. Votar es algo importante pero con un objetivo claro o con una buena lnea de conducta que estuviera basada en que la izquierda tuviera ms representacin parlamentaria a la vez que se produjeran movilizaciones y acciones protagonizados por los movimientos sociales.

Y para usted en qu consistira esa representacin de un gobierno de izquierdas en el Parlamento Europeo?

Sobre los gobiernos de izquierdas, recuerdo una pregunta que le hicieron a Deleuze. El respondi que no hay un gobierno de izquierdas, hay un gobierno que da espacio a la izquierda, y en estas europeas, se puede crear un gobierno con elementos de apertura progresista para toda Europa, solamente en el sentido que de espacio a una accin autnoma para la verdadera accin autnoma de los movimientos sociales. Tradicionalmente, se ha pensado que los movimientos sociales representaban la herramienta desde el punto de vista tctico y los partidos eran la parte estratgica. Ahora es el momento de utilizar el partido como tctica en la estrategia de los movimientos sociales. Slo as tiene sentido la participacin en las elecciones.

Entonces considera que es muy importante la participacin en este momento en el que vive Europa?

Tal vez no sea tan necesario participar, pero si no se participa, la estrategia de la abstencin tendr sentido si es organizado como resultado poltico.

Cree que en la prxima legislatura europea el tema de la deuda soberana es clave?

No considero que sea el nico espacio en donde confrontar este problema, pero puede ser una estrategia, a travs de los partidos representados, para que los movimientos sociales europeos ejerzan una poltica contra la poltica de la deuda. El trabajo de los activistas tiene que convertirse en el referente de la poltica contra la deuda. Y en el caso espaol, igual que en el resto de pases europeos, el movimiento social no puede tener suficiente fuerza si no trabaja conjuntamente con el resto.

A Occupy Wall Street le sali un brote- como le llaman ellos-que se llama Strike Debt Las luchas estadounidenses contra la poltica de la deuda pueden importarse a Europa?

En EEUU hay muchas y diferentes formas de deuda, por lo tanto hay un nmero muy grande de personas que las sufren en forma de hipotecas, en crditos solicitados para estudios, para asistencia mdica. et. Despus de Occupy, para un gran nmero de activistas, esas diferentes deudas, se convirtieron en su principal objetivo de lucha. A travs de Strikedebt se visibiliza esas diversas formas de endeudamiento para diferentes generaciones de ciudadanos.

Sin embargo, los mtodos de trabajo que emplea Strikedebt no se pueden trasladarse directamente a Europa o a otros pases porque, fundamentalmente, los mecanismos y las formas de deuda no son las mismas. En Espaa, adems, creo que la PAH est ms avanzada en las acciones organizadas alrededor de cualquier clase de deuda. Es ms, dira que los activistas estadounidenses tienen que aprender de los espaoles, y no viceversa.

Michael, cambiando de tema, aunque est estrechamente relacionado, en este 2014 se cumplen tres aos de las primaveras rabes. Desde su punto de vista, hay un antes y un despus en los pases que protestaron contra sus respectivos gobiernos?

Considero que s que hay un antes y un despus y que la multitud continuar resistiendo porque es como un len que se ha despertado. Pero tambin ha sido horrible para algunos pases. Egipto es el ejemplo de cmo el autoritarismo militar y el fundamentalismo religioso crece y ocupa todo el terreno. En este pas, son las nicas opciones y el efecto es que se van abandonando los deseos revolucionarios como espacio para la expresin: ha habido una trgica derrota. En Siria esa dinmica es an mucho ms dramtica y cruel. Ciertamente, esto es un fase muy desalentadora en el proceso.

Y cuando tambin faltan pocos das para el tercer aniversario del 15M cree que sigue vivo?

Por supuesto que el 15M est vivo! Los movimientos sociales como el 15M son ros krsticos que flotan en la superficie un tiempo y que luego van al subsuelo, para, ms tarde, volver a la superficie. Tal vez, si no lo vemos ahora, es que, de momento, flota fuera de la vista. Cuando regrese, ser diferente.

Se podra decir que tiene una influencia anticapitalista o al menos antineoliberal?

El 15M se compone de muchos elementos y algunos de ellos tienen dificultades para ir juntos. Lo elementos antineoliberales son ciertamente una parte importante del 15M tanto en sus acampadas como en sus ocupaciones en los ltimos- recientes- aos. Pero,lo ms importante, desde mi punto de vista, no es slo el rechazo a las privatizaciones, sino, junto con eso, un deseo por lo comn.

Espaa est en el punto ms alto de la prctica y del desarrollo terico de los movimientos sociales, no solo con lo de las hipotecas, de la deuda, etc. Para mi, es un momento de laboratorio en Espaa. Hay experimentos con nuevos partidos, con otras formas que son muy interesantes, muy positivas, muy ricos. No estoy diciendo que sean modelos para otra parte del mundo, porque an no tienen la respuesta, pero es un momento de una gran experimentacin,

Entonces, desde su punto de vistas estamos por delante de Italia en ese laboratorio de ideas?

Si, al menos para mi, y para Toni Negri tambin. En Espaa hay un increble desarrollo de ideas y prcticas.

Es curiosa su respuesta, porque,desde el punto de vista de la crisis econmica, estamos en medio de Grecia e Italia...

Por ejemplo, los historiadores que estudian la Revolucin Francesa ya nos dicen que la gente que sufre ms, no tiene por qu luchar ms.

Usted aboga por el comn como protagonista de las luchas...

Las pruebas en los campamentos y ocupaciones de los ltimos tres aos han sido pruebas para el comn, especficamente para hacer comn en el espacio metropolitano. En el caso de Turqua y en Brasil en el 2013 nacen como respuesta contra las amenazas hacia espacio urbano. En Turqua la chispa fue el proyecto de construccin de un un centro comercial en Gezi Park, y en Ro de Janeiro fue la subida del precio del transporte. Sin embargo, en las protestas como respuestas a estas estrategias neoliberales, la gente no demandaba que el gobierno ejerciera mayor control y que lo pblico les protegiera de la privatizacin, n o. Se pretenda que la ciudad tuviera un espacio comn caracterizado por el libre acceso a lo colectivo y en donde se tomaran las decisiones democrticamente. Es una manera, por la cual, el comn ha sido el espacio central de las nuevas luchas .

Pero cree que a priori, las personas que protestan saben que estn luchando por ese comn que usted describe o slo responden a un hecho que se ha producido en su ciudad?

En muchas pases, la gente primero se moviliza, y luego aparece el concepto del porqu y para qu. El concepto surge ms tarde que la accin.

Michael, y volviendo al Estado Espaol, en su ltima visita ha hablado sobre el concepto del tiempo en la sociedad industrial de Thompson. Ahora, ante el cambio de la situacin laboral de millones de personas cmo puede incidir ese tiempo libre en sus vidas?

Thompson analiz las formas que el trabajo en la produccin industrial cambi profundamente en nuestro sentido del tiempo. El tiempo en la sociedad moderna capitalista cambia nuestro tiempo, cuantifica en unidades homogneas que dividen el da.

Me gustara entender cmo hoy nuestro sentido del tiempo es cambiante. En un libro reciente llamado 24/7. Jonathan Crary pone en evidencia que nuestro incrustamiento en las nuevas tecnologas como internet o las redes sociales est creando una nueva temporalidad que rompe las fronteras tradicionales, no slo entre el trabajo y el ocio, sino adems entre el sueo y el desvelo. El autor plantea el debate sobre si la constante disponibilidad del email, de las compras online, de los entretenimientos y las innumerables pantallas que llaman nuestra atencin, socavan las bases para una vida sin capitalismo. Esto no responde solamente a la cantidad de personas que sufren trastornos del sueo y a que los frmacos para el insomnio prevalezcan: esta carencia de tiempo para el sueo, es una buena manera de entender nuestro nuevo y contemporneo sentido del tiempo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter