Portada :: Europa :: El rapto de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-05-2014

Sobre el Acuerdo Transatlntico sobre Comercio e Inversin
El mayor engao del PP y el PSOE ante las elecciones europeas

Ramn Trujillo
Rebelin


Las elecciones del prximo domingo debieran ser el referndum al que el PP, el PSOE, UPyD y CIU se han opuesto. El pasado da 6 de mayo, todos estos partidos rechazaron, en el Congreso de los Diputados, la propuesta de Izquierda Unida de celebrar un referndum para que la ciudadana decida si Espaa apoya o no el Acuerdo Transatlntico sobre Comercio e Inversin, entre la Unin Europea y Estados Unidos, que ya se est negociando a espaldas de la gente. El 92.5% del Parlamento se opuso a que la gente decida y slo el 6.5% apoy la va democrtica. Se trata de un Acuerdo que supondr nuevos y duraderos recortes.

PP y PSOE apoyan el Acuerdo y, mediante una Proposicin no de Ley presentada en el Congreso de los Diputados el pasado da 13 de junio, han instado al Gobierno de Rajoy a impulsar las negociaciones en la Unin Europea. As que, la firma del Acuerdo UE-EE.UU., que sera la iniciativa poltica de mayor importancia durante la prxima legislatura europea, contara con el apoyo de PP y PSOE y daara gravemente la calidad de vida de la mayora social. El bipartidismo est ocultando por completo la cuestin ms importante que debiera debatirse en la campaa electoral para el Parlamento Europeo. Es ms, si se aprobara el Acuerdo, el bipartidismo acabar echando las culpas de futuras desventuras no slo a Bruselas, sino tambin a Washington.

El ataque contra la democracia que estn perpetrando el PP y el PSOE, al ocultar su intencin de impulsar el Acuerdo UE-EE.UU., es particularmente grave porque el Parlamento Europeo tiene capacidad para impedir que salga adelante. Una vez ms, la esperanza estar en IU y en sus aliados europeos debido a su compromiso para amplificar la denuncia del Acuerdo y votar en contra.

Mientras PP y PSOE nos mienten sobre su compromiso con la transparencia, el negociador europeo del Acuerdo, Ignacio Garca Bercero, le ha escrito una carta a su homlogo estadounidense, Daniel Mullaney, en la que garantiza que los documentos referidos a las negociaciones del Acuerdo sern mantenidos en secreto durante un perodo de tiempo de hasta 30 aos (European Commission, Arrangements on TTIP negotiating documents, Bruselas, 5 de julio de 2013).

Un informe publicado, el pasado mes de octubre, por la Seattle to Brussels Network (A Brave New Transatlantic Partnership) muestra los devastadores efectos que tendra el Acuerdo que apoyan PP y PSOE sobre la economa, los derechos laborales, la salud y el medioambiente. Adems, al plantearse una armonizacin normativa con los Estados Unidos, reduciendo estndares laborales y sociales, el efecto sera favorecer a las empresas multinacionales y debilitar polticamente a una Unin Europea que tendera a convertirse en el Estado 51 de los Estados Unidos de Amrica.

Las autoridades europeas han hablado de la creacin de cientos de miles de empleos si se firma el Acuerdo, pero el estudio realizado por la Comisin Europea seala un crecimiento mnimo y advierte de la destruccin de puestos de trabajo en varios sectores (industrias de maquinaria electrnica, equipos de transporte y metalurgia, sectores madereros y de fabricacin de papel y empresas de comunicacin y servicios). El Acuerdo podra agravar las diferencias entre la Europa rica y la pobre al afectar negativamente a sectores que son ms importantes para la periferia, como el agrcola. Las explotaciones estadounidenses son trece veces mayores que las europeas, carecen de las exigencias medioambientales y de bienestar social y animal de este lado del Atlntico y, por lo tanto, compiten ventajosamente con nuestra agricultura. La Comisin Europea reconoce que el Acuerdo supondra una reduccin del empleo y la produccin agrcolas en la Unin Europea y que, adems, daara a los productores de carne.

La armonizacin de las normas laborales se hara mediante la convergencia con la normativa laboral de Washington, que no ha ratificado algunas convenciones de la Organizacin Internacional del Trabajo. Algo que encaja muy bien con la poltica antilaboral evidenciada en las orientaciones de la Comisin Europea que, por ejemplo, en mayo de 2013, recomend reducir o congelar salarios a doce de los pases de la zona euro.

Otro aspecto preocupante del Acuerdo se deriva del hecho de que Estados Unidos no reconoce el principio de precaucin en que la Unin Europea sustenta parte de su legislacin. Se trata de legislacin que protege la salud y el medioambiente ante riesgos que los datos cientficos no determinan perfectamente. Por ejemplo, en la Unin Europea estn prohibidas hormonas para el crecimiento del ganado que se sospecha que son cancergenas, pero son legales en Estados Unidos. El pollo estadounidense no puede ser exportado a la Unin Europea porque es lavado con cloro. Asimismo, hay miles de sustancias qumicas legalizadas por Washington que a este lado del Atlntico deben someterse a ensayos rigurosos por sus potenciales efectos negativos sobre la salud. Es ms, ante un proceso de armonizacin regulatoria, la normativa europea para atenuar el cambio climtico correra peligro, pues ha sido objeto de crticas por daar la competitividad de empresas europeas ante sus competidoras de otros lugares.

El fracking es una agresiva tcnica de extraccin de gas del subsuelo que est limitada en Europa a causa de los serios riesgos que conlleva para la salud y el medioambiente. En Estados Unidos se perforan miles de pozos cada ao. Pues bien, antes o despus, se abrirn camino las clusulas que protegen a los inversores frente a los estados para que se les compense por las oportunidades de beneficio perdidas a causa de la legislacin. Por ejemplo, en el marco del Acuerdo de Libre Comercio de Amrica del Norte, una empresa estadounidense ha demandado a Canad, y le exige una indemnizacin de 191 millones de dlares, a causa de la oportunidad de negocio perdida porque la provincia de Quebec aprob una moratoria sobre el fracking en funcin de consideraciones medioambientales. O sea, si prosperara el Acuerdo acabara plantendose el dilema de suprimir legislacin protectora del medioambiente o asumir compensar a determinadas empresas por lucro cesante.

El Acuerdo UE-EE.UU. reforzara los derechos de propiedad intelectual, con efectos claramente negativos sobre el precio de los medicamentos. Asimismo, la profundizacin en la liberalizacin de los servicios exigira, en palabras del profesor Vicen Navarro, el desmantelamiento del Servicio Nacional de Salud, eliminando su universalidad. Es ms, la liberalizacin de servicios financieros extendera la ms permisiva legislacin europea a Estados Unidos, favoreciendo as las condiciones para futuras crisis financieras.

En suma, es realmente preocupante que la cuestin ms importante que se decidir en la prxima legislatura europea haya estado fuera de la campaa electoral para el Parlamento Europeo. Y es an ms inquietante observar a todas esas personas que creen que van a castigar a los polticos responsables de la crisis abstenindose de ir a votar. Pues no, no van a castigar a esos polticos, se van a castigar a s mismas al dejarles las manos libres para seguir destruyendo derechos y al desperdiciar la oportunidad de votar a quienes se oponen al Acuerdo. Todava estn a tiempo de entender que el voto puede ser un arma que se utilice en defensa propia.

Ramn Trujillo es coordinador de Izquierda Unida Canaria.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter