Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-05-2014

Qu nos ha legado la FARC-EP en 50 aos de vida revolucionaria?

Dax Toscano Segovia
Rebelin


A los Camaradas del Secretariado y Estado Mayor Central de las FARC-EP, a la guerrillerada fariana:

El ao 2009 visit un campamento guerrillero de las FARC-EP en la selva colombiana. En aquellas circunstancias tena una mezcla de dolor por los asesinatos de Ral Reyes e Ivn Ros, as como por la muerte del Comandante Manuel Marulanda Vlez ocurridas en 2008, pero tambin de alegra al poder estar cerca de mis hermanas y hermanos guerrilleros que, sin perder la fe y la esperanza, seguan en el combate por la concrecin de la utopa bolivariana, siempre seguros de la victoria.

El trayecto hacia el campamento guerrillero fue emocionante. Fue una marcha dura, sobre todo porque las botas que me calce inicialmente, eran una talla ms grande y haba mucho lodo, lo cual me imposibilit caminar adecuadamente. El problema se resolvi luego con unas botas a mi medida.

Un guerrillero fariano carg con mi mochila, lo cual me puso un poco incmodo porque llevarla, lo consider en ese momento, era mi responsabilidad, sin comprender que se trataba de un gesto de camaradera. Una parte del camino montamos en mula, lo que se me hizo ms difcil que caminar sobre el lodazal. La mula pareca se iba a caer al pasar unos riscos bien empinados. Me daba la impresin que la bestia me lanzara hacia delante. Manos, piernas y nalgas las tena adoloridas.

Cuando llegamos al campamento, la imagen del Libertador Bolvar nos dio la bienvenida. Varios comandantes guerrilleros me recibieron con afecto. Mientras comamos y tombamos agua de panela y un vinito, conversamos sobre algunos temas. El humor siempre estuvo presente, as como el cario y afecto. Sent que haba llegado a mi hogar, claro que faltaba en l mi hijo, que para ese entonces era un cro como para poder acompaarme en esos trajines. De seguro, en la prxima estar conmigo y sus hermanas y hermanos farianos.

Aquel da fue uno de los ms hermosos que he vivido. A partir de ese momento mi amor por la causa revolucionariana bolivariana emprendida por Manuel, por Jacobo hace 50 aos, se hizo ms grande. Influy mucho el haber conocido a Ivn Mrquez, a Jess Santrich, a Ricardo Tellez, a Marco Calarc, camaradas que hoy en La Habana-Cuba, en la tierra de Mart, Camilo, Fidel y Ral, luchan para conseguir la paz con justicia social para Colombia.

La amistad y la camaradera se hicieron evidentes desde el primer momento. Mi identificacin con sus ideas y principios la hice pblica tras el asesinato del Comandante Ral Reyes el 26 de marzo de 2008, cuando el gobierno mafioso de Uribe orden bombardear territorio ecuatoriano para destruir el campamento guerrillero del camarada y as darle muerte. Me llen de orgullo el mensaje de Jess Santrich y Rodrigo Granda que hicieron conocer pblicamente con fecha 17 de julio de 2008, con el ttulo Carta a nuestros hermanos de lucha, en el que me nombraban y agradecan por la solidaridad expresada hacia ellos. Para m, el estar con ellos en esos momentos era un acto de responsabilidad tica, poltica-revolucionaria. No haba nada que agradecerme. Pero as lo hicieron. Tremendo honor. El encuentro nos uni ms y fortaleci nuestros lazos.

Aunque fue cortsimo el tiempo que compart con los camaradas, para m esa experiencia constituy toda una escuela de formacin humana, poltica y revolucionaria. Ivn y Santrich me ensearon mucho. A ellos, mis hermanos, mis amigos, mis camaradas, mi familia agradezco lo que me brindaron y lo siguen haciendo.

Este 26 de mayo se cumplen 50 aos del nacimiento de las FARC, el Ejrcito del Pueblo que Manuel forj con sus camaradas. Por ello quiero, como un sencillo homenaje, compartir con quienes lean este trabajo, lo que considero es el legado que nos ha dejado esta organizacin revolucionaria en estos aos de lucha contra la oligarqua santaderista y el imperialismo:

En medio siglo de existencia, las FARC-EP han sabido hacer suyo el mensaje del Libertador Simn Bolvar que en la bsqueda de la utopa revolucionaria dijo: Lo imposible es lo que nosotros debemos hacer, porque de lo posible se encargan los dems todos los das.

En la Habana-Cuba, la delegacin de paz de las FARC-EP est demostrando su firme decisin de concretar la paz para beneficio de las mayoras pobres de Colombia, tarea que la realiza con mucho trabajo y seriedad como demuestran cada una de las propuestas presentadas.

He visto en la Habana como cada una y cada uno de los combatientes farianos labora con abnegacin y sacrificio, con profunda fe y alegra para que el conflicto armado llegue a su fin, una vez que se establezcan las condiciones adecuadas para posibilitar el camino al pueblo colombiano para la construccin de una sociedad ms equitativa, justa y democrtica.

En estos 50 aos, hermanas y hermanos de las FARC-EP, reciban un caluroso abrazo y mi agradecimiento sincero por sus enseanzas, por su ejemplo. Sepan ustedes que pueden contar conmigo siempre.

Salud hermanas y hermanos. Venceremos, eso no le quepa la menor duda a nadie.

 


 

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter