Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-06-2014

El embajador elefante israel en la cacharrera espaola

Saiid Alami
Rebelin


El pasado mes de mayo, Nakbah en la memoria palestina, se ha convertido en Nakbah en la embajada de Israel en Espaa, y todo gracias a la escandalosa soberbia que caracteriza a cualquier sionista que se precie. Nada menos que 4 comunidades espaolas zarandearon bien al embajador Alon Bar y al estado racista al que representa, ponindolos en su sitio.

El israel que herman a los pueblos gallego y palestino

El pasado 9 de mayo 2014, el embajador, Alon Bar, dirigi una carta a la presidenta del Parlamento de Galicia, (regin autonmica espaola en el noroeste de Espaa) Pilar Rojo, que cuanto menos refleja la autntica mentalidad autoritaria y dspota del sionismo y de su Israel.

En la carta, el embajador israel sita al Parlamento de Galicia entre los peores y ms extremistas enemigos de Israel y todo esto fue porque el da 6 de mayo los diputados gallegos aprobaron, sin fisuras, una proclamacin institucional en la que pedan el cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas, el respeto absoluto a los derechos humanos de los palestinos, y el reconocimiento del derecho al retorno de las personas y comunidades a las tierras y casas de las que fueron expulsadas ".

El representante en Madrid de la mayor mafia del mundo constituida en estado, Alon Bar, reaccion virulentamente ante la declaracin gallega remitiendo cartas de protesta en trminos que rozan la declaracin de guerra, no slo a la seora Rojo, sino tambin a los portavoces de los grupos polticos gallegos y responsables de los partidos, como Dolores de Cospedal, secretaria general del PP.

O sea, y a la usanza israelo-sionista ms siniestra, todo aquel que pide el cumplimiento de la legalidad internacional se convierte en antisemita y en enemigo muy peligroso de Israel, ya que este estado, enraizado en el terror, ha sido levantado gracias a la violacin sistemtica de la legalidad internacional y ha seguido existiendo, da a da, despreciando a la comunidad mundial, lo cual, mire usted por donde, es merecedor de la admiracin de espaoles como el ex-presidente del Gobierno, Jos Mara Aznar y el lder separatista cataln, Artur Ms, entre otros.

Imaginen Ustedes como habran reaccionado el PP y el PSOE, que son las dos fuerzas polticas mayoritarias en el Parlamento de Galicia, y como habra reaccionado la Xunta de Galicia y el Gobierno espaol, si la mencionada carta de Alon Bar hubiera sido remetida, por ejemplo, por el embajador de Marruecos en Espaa, o incluso por el embajador de Francia en Madrid. Se habra puesto de pie todo el sentir nacional gallego y espaol para devolver la bofetada al autor de la carta y al estado que representa. Sin embargo, en el caso que nos ocupa, tanto el PP como el PS de Galicia se negaron a remitir una carta de protesta oficial por la actitud del embajador, tal como pedan otras fuerzas parlamentarias gallegas, como el Bloque Nacionalista Galego (BNG) y Alternativa Galega de Esquerda (AGE). Este hecho constituye por s una nueva y fehaciente prueba de que los pases europeos, incluida Espaa, se despojan de todo su orgullo, sin pudor ninguno, cuando se trata de bofetadas israeles, y ya van muchas. Lo mismito que la superpotencia mundial, EEUU, que ante el gato israel se convierte en un ratoncito desvalido.

La nica respuesta del Parlamento gallego ha sido una carta-masaje enviada por Pilar Rojo al embajador Bar, muy diferente a lo que pretenda el Bloque Nacionalista Galego que peda enviar "una respuesta oficial", de todos los grupos, donde quejarse ante la embajada de Israel de su actitud " totalmente inadmisible " y del tono " prepotente e intimidador " con el que se dirigi al Parlamento autonmico y que, segn los nacionalistas, es una "intromisin" en el trabajo de la Cmara gallega, en palabras del portavoz del BNG, Francisco Jorquera.

En el colmo de servilismo a Israel, el portavoz del PP de Galicia, Pedro Puy, dijo al respecto:En Galicia se admira y se respeta mucho a Israel al ser un estado democrtico en una zona en la que no abundan, la misma miserable declaracin pronunciada infinidad de veces por los sionistas de todo el mundo, no importa su nacionalidad, al referirse falsamente al estado sionista que practica una democracia mucho ms sucia y aniquilante que aquella que practicaba el rgimen Apartheid de Sud frica antes de derrumbarse.

Quien s envi una respuesta contundente al embajador sionista ha sido el portavoz de AGE, Xos Manuel Beiras, en la que considera totalmente inadmisibles sus crticas al Parlamento de Galicia, sealando que aprecia soberbia en la postura de Bar. Adems, Beiras seal en la misiva que las crticas del embajador son una injerencia en las decisiones soberanas de la Cmara gallega a la vez que sealaba que la declaracin de esta ltima, que tanto molest en Israel, fue asumida por todos los grupos parlamentarios con su diversidad plural. AGE es la tercera fuerza poltica en importancia en el Parlamento gallego.

Beiras no se qued corto al contestar al nada diplomtico embajador, ya que en su carta critic duramente a Israel diciendo que lleva decenios incumpliendo sistemticamente las resoluciones de la ONU y cometiendo etnocidio y genocidio contra el pueblo palestino. Y respondiendo a las acusaciones del israel al Parlamento gallego, Beiras puntualiz que Israel es el que se comporta de manera extremista y somete a un rgimen de apartheid a los palestinos.

En un desafo a Israel y a su embajador en Espaa, Beiras subray que las fuerzas que integran AGE ratificamos nuestro apoyo a las sucesivas resoluciones de la ONU y expresamos nuestro deseo de que algn da un estado laico garantice la convivencia de los pueblos palestino e israel.

En realidad el comportamiento del embajador de Israel es fiel reflejo de una mentalidad terrorista que califica de terrorista a todo aquel que la contradice. Adems todos sabemos que los peores y ms extremistas enemigos de Israel   somos todos los palestinos que creemos en la resistencia armada contra la ocupacin militar de nuestra tierra, lo cual es legtimo en todas las legislaciones y garantizado en la carta de la ONU. A esta clase de palestinos, que somos la inmensa mayora, Israel nos califica de terroristas, con lo cual se deduce fcilmente que el embajador israel que llam terroristas tambin   a los miembros del parlamento gallego -y por ende a todos los gallegos - lo que hizo en realidad   es hermanar a los pueblos palestino y gallego, siendo esto lo que ms detesta Israel por lo que significa de apoyo a la lucha contra el sionismo a nivel mundial.

El embajador israel huye

Toda esta crisis israelo-gallega fue ocultada celosamente a la opinin pblica espaola hasta que fue destapada das ms tarde por periodistas rabe-espaoles en Galicia, que publicaron el contenido de la mencionada carta del embajador sionista, mientras este, que ms parece actuar como un elefante en una cacharrera, protagonizaba otro nmero vergonzoso en la localidad de La Laguna (isla de Tenerife- Las Canarias) donde abandon bruscamente la sala de conferencias en la estaba relatando una sarta de mentiras sobre la realidad de la democracia israel (cuyos pilares son la ocupacin de territorios y el sometimiento de otros pueblos, las incontables matanzas de palestinos, la limpieza tnica, la destruccin de viviendas palestinas, la destruccin de cultivos y de olivos, la colonizacin imparable del territorio ocupado, la judaicizacin de la ciudad ocupada de Jerusaln Este, la construccin del muro de 750 km de longitud en pleno territorio ocupado de Cisjordania, la destruccin total de unas 400 localidades palestinas previa expulsin de sus habitantes, el encarcelamiento sucesivo de decenas de miles de palestinos durante perodos largos de tiempo, sin formular contra ellos acusacin alguna, las torturas a las que son sometidos los presos palestinos en crceles de Israel, los asesinatos cotidianos de palestinos de todas las edades en plena calle y dentro de sus viviendas, la discriminacin sistemtica contra los israeles de origen palestino, etc. etc. etc.).

Algunos asistentes a la conferencia del embajador embustero se rebelaron y le contradijeron, lo que provoc su huida de la sala. Pueden ver este episodio de vergenza sionista en el siguiente enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=hDvr_FdLBGg

El Parlamento Navarro va ms lejos

Dice el refrn espaol que las desgracias nunca vienen solas y es lo que le pas al embajador Alon Bar. Pues al da siguiente de haberse difundido la noticia su carta-patada que propin a los diputados gallego, el Parlamento de Navarra (regin autonmica del norte espaol) proclamaba una declaracin institucional en apoyo de la causa palestina en trminos ms contundentes aun que los del Parlamento gallego.

Concretamente, l a Junta de Portavoces del Parlamento foral navarro aprob el 20 de mayo 2014 una declaracin institucional, presentada por tres fuerzas polticas, la coalicin Bildu, Aralar e Izquierda-Ezkerra, por la que la Cmara muestra su "solidaridad, respeto y reconocimiento" a Palestina.

En el texto, el Legislativo navarro va mucho ms lejos que su homlogo gallego y realiza una serie de peticiones al estado de Israel "acordes con la legislacin internacional". En concreto, pide "el cese de la ocupacin y colonizacin de las tierras de los rabes, y la demolicin del Muro ilegal", as como "una garanta de la igualdad total de derechos fundamentales a la poblacin palestina que vive en Israel".

Tampoco falt el tema del retorno palestino, aunque la Cmara navarra ha hondado ms en este derecho palestino, explayndose en el mismo, lo que seguro que fue destrozador para los nervios del embajador sionista. As, los diputados navarros reclamaron de Israel "la promocin, el respaldo y el respeto al derecho al retorno de la poblacin palestina refugiada tal y como reconoce la resolucin 194 de Naciones Unidas"

Y ms contundente aun, la Cmara Foral navarra exige rendir cuentas a los criminales de guerra israeles y pide a Israel "la garanta de que quienes han cometido crmenes de guerra, segn los relatores de la ONU, respondan de los mismos en tribunales internacionales".

Y no contento con hacer estas exigencias categricas a Israel, el Parlamento de Navarra, sabedor seguro de que Israel nunca abandonara su naturaleza criminal, se dirige a la comunidad internacional para reclamarle que " ponga todos los medios posibles para presionar a Israel para que cumpla sus obligaciones legales " y para " afirmar el Estado de Derecho y salvaguardar la paz y la seguridad de la poblacin palestina, incluido el respeto de sus derechos humanos fundamentales ".

Igualmente, a travs de la declaracin institucional, la Cmara foral invita a la ciudadana navarra a "mostrar la cercana y a tomar parte en las actividades que se organicen en solidaridad con el pueblo palestino".

Finalmente, el Parlamento solicita al Gobierno central en Madrid que, a travs del Ministerio de Asuntos Exteriores, traslade esta declaracin institucional a las instituciones competentes en Israel, a las que hace un llamamiento para que "cumpla los compromisos adquiridos y garantice el cese del bloqueo a Gaza y la no vulneracin de los Derechos Humanos del pueblo palestino al que hay que considerar como una parte integral de cualquier acuerdo final".

Curiosamente, el embajador de Israel en Madrid no chist ante esta resolucin tan extremista del Parlamento Navarro, ni declar a Navarra uno de los peores y ms extremista enemigos de Israel, y si lo hizo, debi haberlo hecho susurrando muy bajito, para no causar en la opinin pblica espaola el destrozo que provoc su chillona carta a los gallegos.

Extrao comportamiento del UPN y del PPN

La declaracin institucional navarra ha sido aprobada por unanimidad, salvo el punto referido a la exigencia a Israel del "cese de la ocupacin y colonizacin de las tierras de los rabes, y la demolicin del Muro ilegal", que han contado con el rechazo de Unin del Pueblo Navarro (UPN) y el Partido Popular de Navarra (PPN).

Aqu habra que preguntarle al UPN (centro-derecha) y al PP (derecha) si al rechazar los dos puntos arriba sealados queran expresar su apoyo a la ocupacin y colonizacin israeles de los territorios palestinos, lo que pondra a estos dos partidos en contra de toda la legalidad internacional, incluidas varias resoluciones de la ONU que exigen la retirada israel de los territorios ocupados desde 1967 y el cese de la construccin de colonias israeles en esos territorios. Esa postura del UPN (19 diputados de un total de 50) y el PP (slo 4 diputados) contraria a la legalidad internacional y a la poltica exterior de Espaa y de toda la Unin Europea se constata tambin en el rechazo de estos dos partidos a aprobar el punto que exige la demolicin del gigantesco muro israel construido en pleno territorio palestino ocupado de Cisjordania.

La ilegalidad del muro israel levantado en territorio palestino y la exigencia de la detencin de su construccin han sido declaradas solemnemente por la comunidad mundial en una resolucin de la Asamblea General de la ONU, aprobada en octubre de 2003 y luego, meses despus, el 9 de julio del 2004, lo fueron tambin por el Tribunal Internacional de La Haya, que declar ilegal la construccin del muro porque hace imposible el levantamiento de un estado palestino independiente.

Catalua en manos de Israel

Y mientras todo eso ocurra en Galicia, Navarra y Tenerife, en Barcelona, nido de los sionistas del CiU, precisamente el 15 de mayo 2014, un centenar de activistas propalestinos catalanes irrumpan en las oficinas de la universidad de Barcelona, y exigan entrevistarse con los responsables de la misma, para expresar su protesta por el papel que las universidades catalanas estn jugando, a espaldas de la sociedad y por presiones del Gobierno del sionista CiU, en aras de romper el boicot acadmico internacional a Israel que se est ampliando y adquiriendo fuerza a nivel mundial.

La protesta la llevaron a cabo miembros de la comunidad universitaria catalana y colectivos de solidaridad con el pueblo palestino que ocuparon la secretara de la universidad exigiendo el apoyo de las universidades catalanas al Movimiento BDS (Boicots, Desinversiones y Sanciones contra Israel) y pidiendo reunirse con la direccin de la universidad.

Segn el comunicado emitido al final de esta protesta, que dur varias horas, el Gobierno de Artur Mas est convirtiendo a las universidades catalanas en el principal instrumento de alianza entre Catalua e Israel.

En la reunin celebrada con la direccin de la universidad, los representantes activistas catalanes entregaron un documento en el que exigan tres puntos:

1- Transparencia. Lo que significara tener que hacer pblicos todos los acuerdos que se firmen entre universidades catalanas y empresas o instituciones israeles, con la tutela de instituciones pblicas catalanas, como la Generalitat.

2- Preguntar a la Generalitat si garantiza que los acuerdos con Israel implican a empresas e instituciones ligadas a la industria militar, defensa o seguridad o a la ilegal ocupacin y colonizacin de territorios palestinos, lo que sera contrario a las nuevas directrices adoptadas por la Unin Europea el 31 de julio de 2013.

3- Exigir que, tal y como demanda la sociedad civil palestina a travs de la campaa del BDS, no se establezcan acuerdos de colaboracin con las instituciones acadmicas israeles mientras el estado de Israel siga sin respetar la legalidad internacional ni las declaraciones de la ONU.

Este incidente propalestino, que pueden observar en el siguiente enlace (https://www.youtube.com/watch?v=yEyqnL2BGNM&feature=youtu.be) ha sido silenciado por la mayor parte de la prensa catalana, lo que no resta un pice del significado que tiene de resistencia a las conspiracin puesta en marcha desde hace aos por el CiU de Jordi Pujol y Artur Mas e Israel, en detrimento del pueblo cataln y de Espaa.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter