Portada :: Europa :: Las bombas de Oriente Medio explotan en Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-08-2005

Frente al abismo

Ian Buckley
Spearhead

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


El da de los atentados en Londres, el 7 de julio de 2005, al parecer una fecha de profunda significacin mstica 777 yo estaba explorando las ruinas de la Abada Sawley, otrora morada de santos varones y eruditos, como el rector de Oxford de hace siete siglos, William of Rymyngton.

Pero ante los eventos del da, este sitio histrico parece haber adquirido una resonancia diferente: eco tal vez de Dresden, Hiroshima y Faluya. Los atentados de Londres eran, como nos aseguraron jefes de la polica y polticos unos meses antes del evento, inevitables. Inevitable es una palabra interesante, no te parece?

Demoliciones inevitables de monasterios, guerras inevitables, cierres de fbricas inevitables y globalizacin inevitable. As la historia va cojeando por su camino, hasta que llegamos al conflicto supuestamente inevitable con el mundo islmico. Nos estremecemos al borde del abismo, pero queremos realmente caer en su profundidad, slo por lo inevitable?

Nuestro amigo Gilad Atzmon ha escrito sobre Gran Bretaa sionistizada, y por mi parte no estara en desacuerdo. Sin embargo, puede que no sea toda la historia. Como dijera sincera y apasionadamente un viejo minero de Yorkshire, entrevistado aos despus de haber pasado por la penosa y prolongada huelga de 19841985: Tenemos la clase dominante ms malvada del mundo.

Desde hace bastante tiempo el Estado secreto britnico ha estado involucrado en actividades dudosas y aborrecibles. Hace treinta y un aos fueron los atentados en Dublin y en Monaghan, atribuidos inicialmente a algn grupo unionista desconocido del Norte de Irlanda. Pero un anlisis mejor sugiere que ningn grupo semejante poseera la capacidad tcnica y logstica para montar un ataque tan devastador contra civiles; slo podra haber sido perpetrado por alguna agencia estatal. Cuando disponen de gente que est dispuesta a hacer algo semejante, de qu otras cosas pueden ser capaces?

Y tambin tenemos el infame escndalo de la escuela de muchachos de Kincora, igualmente en Irlanda del Norte, donde elementos de los servicios de inteligencia britnicos (un oximoron en este contexto, como en la mayora de los dems!), aparentemente mantenan ese hogar infantil como burdel homosexual, para poder influenciar a los polticos locales y nacionales que frecuentaban el lugar. Los tipos de a pie que sin saberlo suministraban los ingresos tributarios necesarios para apoyar actividades tan malignas tambin fueron, en general, las vctimas del 777, pobres pasajeros ajetreados que iban apurados de un sitio a otro. Qu raro que estos presuntos atacantes musulmanes nunca ataquen a alguien de verdadera importancia!

Pero posiblemente no sea ms extrao que los llamados telefnicos de advertencia al simptico seor Netanyahu y la inexplicada cada de la libra el da antes de los atentados. Esos yihadistas fanticos tienen, por cierto, modelos de conducta muy extraos!

Fue un oficial britnico, el general Frank Kitson, el que tuvo por primera vez la idea, fue utilizada posteriormente cuando se form Al Qaeda. La llam la seudo banda un grupo patrocinado por el Estado utilizado para impulsar una agenda, mientras desacreditaba a la verdadera oposicin. La estrategia fue utilizada en Kenia y en Irlanda del Norte. En el caso de Irlanda del Norte, la mayor parte de la violencia que fue atribuida a los unionistas no fue realmente su obra, sino el resultado de las actividades de escuadrones de la muerte afiliados al Estado secreto britnico.

Pero no es verdaderamente necesario estudiar intensamente las anomalas del 777 para comprender la situacin. Ms vale utilizar la simple mxima romana cui bono? Quin sale ganando?

Despus de las muertes y la destruccin en Londres, el hombre con el maquillaje naranja, Farsante Blair, mejor sus tasas de popularidad, mientras los astutos inversionistas de la City ganaban dinero en el mercado (1). Lstima que hayas tenido que bombardear a las chicas del maquillaje de los estudios de televisin de Belgrado, Tony. Probablemente te hubieran ayudado mejor y a menor precio a poner buena cara, ahorrando miles de libras en cosmticos especiales para primeros ministros.

Fue, por cierto, una tremenda oportunidad para satanizar an ms al Islam. En particular, con los titulares en los peridicos del rey del porno Richard Desmond el Star y el Express parecan vomitar odio.

Todo recuerda los escritos de George Orwell, cuyo verdadero nombre era Blair a diferencia del horrendo charlatn del 10 de Downing Street, cuyo remoquete ancestral es en realidad Parsons (clrigo). Sorprendentemente, su 1984 sigue siendo un texto prescrito en el sistema educacional ingls. Demasiado revelador en gran parte habra pensado Porque qu nos dice ese libro?

Tenemos los cinco minutos de odio, tan similares a lo que el Express, el Mirror y el Sun han estado haciendo durante las ltimas tres semanas. Adems Ingsoc, una doctrina que no tiene nada que ver con el socialismo real tal como lo entienden George Lansbury o Keir Hardie, pero que tiene tanto en comn con el Nuevo Laborismo.

Y est esta cita muy adecuada y de actualidad de Orwell:

De alguna manera ella era ms precisa que Winston, y mucho menos vulnerable a la propaganda del Partido. Una vez cuando l mencion la guerra contra Eurasia, ella lo sorprendi diciendo casualmente que a su juicio la guerra no estaba ocurriendo. Las bombas cohete que caan a diario sobre Londres eran probablemente lanzadas por el propio gobierno de Oceana, slo para mantener aterrorizada a la gente. Era una idea que literalmente no se le haba ocurrido.

Slo para mantener aterrorizada a la gente qu mejor descripcin podra haber para todas las alarmas, evacuaciones y otros incidentes a lo largo y ancho de Inglaterra?

El gobierno pedir ms miedo, ms represin, ms reglamentacin y ms abandono de libertades antiguas, y pretender que combate el terror. En realidad no est haciendo nada semejante. Lo que hace es crear deliberadamente una crisis para imponer su programa.

Para el mundo rabe y musulmn, esto significa ms inestabilidad y destruccin, y para el mundo occidental significa la imposicin de un virtual estado policial. Es vital que todos lo comprendan.

(1) http://www.finance.news.com.au/story/0,10166,15885610-462,00.html : MILES de inversionistas se sumaron a instituciones astutas en la ganancia de millones de libras durante el breve colapso de los precios de las acciones que ocurri despus de los ataques terroristas de la semana pasada en Londres.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter